lunes, 14 de julio de 2008

"Limeños son" de Rafo León

En El Comercio del pasado lunes 7, se publicó un artículo de Rafael León, "Limeños son".

http://www.elcomercio.com.pe/edicionimpresa/Html/2008-07-07/limenos-son.html

El autor habla de diversas conductas que expresarían actitudes "no solamente racistas", sino que habría "algo más" que el autor no logra identificar, en "los limeños cuando viajan dentro del Perú". Según León, ¿cómo reconocer a los limeños?:

¿Cómo reconocerlos? Muy sencillo. Ellas en un trekking por los Andes o en una trocha barrosa del bosque de lluvias, suelen llevar sus propias botas porque no van a ponerse las de goma que usó antes alguien a quien no conocen. Hello Kitty pueden ser, para infarto de los guías. Ellos llevan inevitablemente correa de cuero y el polo metido dentro del pantalón, más gorrita Nike, o jipijapa de chalán. Sin embargo, la manera más efectiva de identificarlos se da cuanto te los presentan y te la sueltan: "¿Tú eres de los León de Piura?". Si les respondes que no, que eres de los León de Susan, y hacen un imperceptible mohín, limeños son.

En otra parte critica el estilo de los limeños, y dice que, si bien en ocasiones pueden tener la razón, su "estilo" es lo que los descalifica: "... pero si viene de una regia de colegio inglés de esos en los que al baño le dicen "la casita", el retintín de la voz, la cadencia del fraseo, el descerebramiento que está connotando el enunciado, nos habla de unas recientes jornadas de intensa capacitación en las arenas de Asia".

Mi comentario es que esos "limeños" no son nada representativos de los limeños en realidad, si consideramos que Lima es una ciudad con más de ocho millones de habitantes, y los personajes a los que León se refiere serían más bien los pitucos limeños, un porcentaje ínfimo de la población. El problema con el texto de León es que, al no hacer esa distinción, lleva a pensar que porque esos limeños son racistas y discriminadores, ergo, todos los limeños, o la mayoría de ellos, lo son. Algo parecido a lo que me parece que hace Bruce en su libro Nos habíamos choleado tanto, al que me he referido antes: ver el conjunto desde una parte minoritaria, la élite. Yo creo que si viéramos Lima y el país no desde los pitucos, sino desde la gente común, no seríamos tan pesimistas en cuanto a la vigencia del racismo.

Ver por ejemplo otro texto de León, en su blog de Caretas. En él cuenta del nacimiento de sus nietas, y de comentarios racistas que oyó en la clínica. De esto concluye:

"Yo no sé si en otras sociedades –que no sean Monrovia, Mauritania, Tokio o San Vicente- son tan frecuentes y están tan internalizadas las referencias al tipo físico y al color de piel de las personas. De cualquier manera, yo pensaba que entre nosotros esta forma flagrante de racismo ya estaba en retirada, o que al menos la gente se cuidaba de callar sus opiniones, aunque en la soledad de sus pensamientos siguiera haciendo ecuaciones entre fenotipo y calidad humana. Lo que veo en estos días me dice lo contrario, es decir, que seguimos estableciendo diferencias, códigos de valor y rangos de apreciación según las características físicas de las personas, esas mismas que vienen con el nacimiento, no se eligen y por tanto, no deberían ser motivo para ninguna clase de juzgamiento"

Nos Seguimos Choleando Tanto
15/May/2008
http://www.caretas.com.pe/Main.asp?T=3123&BlogsAction=PL&Code=1

Yo diría: dependiendo del tipo de clínica de la que estemos hablando, y del círculo económico-social del que estemos hablando, encontraremos más o menos de ese tipo de comentarios. Y estoy seguro de que los comentarios racistas y discriminadores son más intensos y frecuentes en sectores altos (no niego que existan en otros sectores, hablo de intensidad y frecuencia). No creo que sea lo mismo una clínica en La Molina que el Hospital del Niño o el María Auxiliadora, por decir algo.

Nuevamente, creo que los "pitucos" son mucho más racistas que el común de los limeños y peruanos (quienes ocupan posiciones de privilegio quieren mantenerlas). Y en tanto muchos formadores de opinión pertenecen a sectores altos, tienden a tener una visión sesgada del tema. Creo que quienes vienen de abajo y han progresado en las últimas décadas, quienes vienen de pasados semifeudales y hoy logran cada vez más presencia y reconocimiento, tendrán una visión más optimista. Y creo que la segunda manera de ver las cosas recoje mejor la realidad del Perú. Lo dejo ahí, porque ya estoy repitiendo cosas que he escrito antes.

41 comentarios:

Renato Constantino dijo...

Dado que hablas de la visión optimista y de cómo los inmigrantes limeños han ido adquiriendo presencia económica y política, ¿consideras que hay un techo de cristal o algo así del que no pueden pasar? ¿Sea social, económico, político o hasta estético (con eso me refiero a los encartes de Ripley y Saga, la publicidad de leche Gloria y la página de Sociales de El Comercio)?

Martín dijo...

Respuesta rápida: todo depende de la lucha política, social, cultural. Mi impresión es que cada vez más sectores antes excluidos ganan espacios, incluyendo en los que mencionas. Si la presión sigue, el avance seguirá. Si no, podría haber un retroceso. Depende de todos.

Quique FM dijo...

Comento un caso que, si bien particular y fuera de las fronteras nacionales del Perú, me impide ser más optimista respecto del racismo entre peruanos.

Tengo una amiga peruana que estudia acá, en Buenos Aires. Ella es blanca, de clase media y cursa una maestría en antropología en FLACSO. Un día decidió trabajar en un restaurante peruano con el fin de perfeccionar sus conocimientos gastronómicos. No necesitaba la plata, pues está becada. El tema es que duró apenas una semana y días en esa chamba. La razón: fue objeto de una fuerte discriminación (maltrato, sobre carga de trabajo, intriga, etc.) por parte del resto de trabajadores/as peruanas - la mayoría de estracto socioeconómico y cultural de origen popular - que laboraban con ella. Y eso que realizaba iguales tareas y en condiciones salariales similares que el resto del personal. Sin embargo, llegó un momento en que su permanencia en este trabajo se hizó insoportable.

Especulamos varias razones que pudieran explicar dicho comportamiento hacia ella: podía ser que los trabajadores/as antiguos se sentían amenazados/as en sus puestos de trabajo ante una persona que trataba de hacer sus tareas con laboriosidad; una probable falta de empatía de personalidades; o simplemente racismo ejercido frente a alguien que, si bien connacional, aparecia "distinta" al fenotipo promedio en el restaurant.

Si bien se trata de un caso particular, considero que el factor étnico, además del socioeconómico, siguen influyendo fuertemente en la interacción entre peruanos. Interacción que en muchos casos se da bajo la forma de discriminación abierta o solapada (como en la publicidad), en el ámbito público o privado, de manera agresiva, cachacienta o incluso "carinosa".

De hecho, este caso me ha llevado replantear el tema que tenía previsto trabajar como tema de tesis, orientándolo (eventualmente) hacia la doble estratificación social de los peruanos, acá, en Buenos Aires (entre peruanos y frente a la población nativa).

Saludos,

chori dijo...

error. ni rafo usa "limeños" para referirse a algun inexistente agente representativo, ni los que lo leemos creemos que lo haga. igual pasa con jorge bruce: no espero que me hable de una realidad que no ha vivido, o que no ha tratado clinicamente. de ahi que valoro mucho ambas visiones: me parecen muy representativas de una lima.
como ex-miembro de clase media-media/media-baja (cercado-breña-lince de los 80s), en la que no existian leones, ni bruces, y los quispe eran minoria, he vivido el racismo de otros "limeños", equivalente o peor a las historias descritas. en mi familia, en la quinta de la abuelita, en el barrio, en el colegio, en la movida subte, en trinchera norte. digo peor, pq ahi habia negacion de lo que "objetivamente" te podia decir el espejo, que te hacia buscar diferencias de colores de piel y sentir orgullo de la pigmentacion menos cobriza. ni hablemos del "negro bruto". ni, por supuesto, del "surferito maricon".
nadie --creo-- niega el emergente cholo power, pero es mas complejo de lo que planteas. remitamonos a tula, la "cholita latina", prensa popular-dixit. lei que se queja de que la saquen de bruta y cochina. como se apellidan los comendiantes y que publico les celebra los chistes?

El Cantante dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Martín dijo...

Una pequeña aclaración respecto a los últimos comentarios: no le atribuyo ni a Bruce ni a León una "mirada pituca". Lo que digo es que casi todos los ejemplos que ilustran sus argumentos transcurren en ambientes de clases altas. Incluso en el caso de los migrantes de la sierra, se trata de episodios discriminadores que ocurren en clubes privados, restaurantes de lujo, etc.

De otro lado, siempre encontraremos evidencia mixta, casos y experiencias personales de lo más variadas. La cosa es enmarcarlas en interpretaciones globales que les den sentido, ¿se trata de "normalidades" o "excepciones"? ¿Vamos para adelante, o retrocedemos? ¿Hay diferencias según estratos, o no? La discusión que tenemos ahora, ¿es fruto de una mayor sensibilidad frente a estos temas, o es que esos temas se presentan con mayor frecuencia? Etc. Ciertamente es un asunto complejo.

gondief dijo...

Sí: Bruce y León tienen una mirada pituca (culposa, pero pituca al fin). Como dice Martín, al no precisar qué limeños hacen tal o cual cosa, terminan generalizando X atributo a este monstruo de mil rostros que es Lima. Así, la expresión "Todo Lima" termina designando a ellos y sus cuatro patas pitucos, mentras lo demás es el "interior", hinterland, paisaje al cual mirar con vacilón o preocupación paternalista.
Bruce y León encarnan un racismo y un clasismo reflexivos, a la segunda potencia.

Anónimo dijo...

Eso que allí llamais "pitucos" en España se les conoce como pijos, afortunadamente una especie en extinción por la gran importancia que ha ido adquiriendo la clase media media y la clase media alta.Y el racismo un sentimiento tambien en extinción que nunca fue patrimonio ni de los pijos, ni de los ricos, ni de los pobres, era más ideología de derechas y yo diría extrema derecha, caracterizados por ser intransigentes, intolerantes, racistas y xenófobos (ahora en España no es un grupo muy representativo).
Hay que trabajar por las libertades y derechos fundamentales, supongo que la Constitución de Perú tendrá un principio de no discriminación por razón de raza, sexo, ideología...que despues se desarrollan en otras leyes fundamentales, pues si ya lo teneis hay que exigir que se cumpla, legislativa y judicialmente.
Maria

Anónimo dijo...

Recomiendo leer el artículo de León antes de opinar. ¡Francamente! ¡Este Rafo León cree que todos los limeños somos del grupo de la China Tudela! El título del artículo debería ser "Limeños pitucos son". He sentido un poco de pena por Rafo León pues se ve que, muy a su pesar, esa es la gente a la que tiene que dirigirse cuando dice "usted querido viajero..." en sus programas del ultra pituco canal plus TV. ¡Quién tiene una cuatro por cuatro para ir a todos los lugares que él recomienda! Esos lugares no son accesibles por tu interprovincial Ormeño. Señor León, lo comprendemos, cualquiera en su lugar estaría también desesperado, pero ¡por favor, no nos mezcle a los limeños con el espécimen que usted tan bien describe y que lo hace sufrir tanto!

M.I. Paredes

Daniel Salas dijo...

Hola, Martín:

Interesante respuesta. Como anotan aquí algunos comentaristas, habría que comprobar hasta qué punto en las clases sociales "emergentes" el racismo empieza a hacerse a un lado o más bien se expresa de otra manera. Por ejemplo, ¿ha retrocedido o avanzado la idea de que se puede "mejorar la raza"? He escuchado historias de que en zonas rurales se sigue con esta creencia.

Pero también las clases sociales emergentes puden reivindicar sus orígenes étnicos, tener menos paltas al indentificarse como "cholos" pero también es posible que recurran concomitantemente a estrategias de apropiación de la cultura criolla desplazada, incluyendo nuevas versiones de clasificaciones raciales. El fenómeno puede ser complejo en este sentido lato, es decir, en cuanto a que puede estar compuesto de más de un elemento, por ejemplo, una vía de reinvindicación y otra de reapropiación, con la cual el racismo en realidad no se extingue sino que se reconfigura. Lo que escribo son apuntes, nada más. Es obvio, por otro lado, que el Perú que recorría Riva Agüero no es el de de Tongo. Las cosas han cambiado notoriamente y en ese aspecto me acerco más a tu punto de vista. Pero recordemos la cantidad de maltratos que sufrían las mujeres campesinas y que están reportados en el informe de la CVR.

Ahora bien, hay un punto en el que pocos me han hecho caso y en el que tengo que insistir. Creo que cabe estudiar los textos de Rafo León a la luz de la aparición de un neocostumbrismo peruano. No se trata de un caso aislado. Ahí están Bayly y el blog Choledad Privada, además de los coloquios sobre la choledad que se han estado desarrollando en Lima y que me permiten sugerir la idea de que hay una onda neocostumbrista que ha empezado a gustar y del cual León también es parte. Si alguien siguiera esta pista, creo que encontraría otros ejemplos y descubrir lo que Williams llamaría una "estructura de sentimiento". Qué forma tiene esta estructura y por qué aparece hoy son temas que un investigador podría plantearse. Si estoy en lo correcto, se habría desarrollado un nuevo gusto costumbrista en el que circulan otros personajes por otros escenarios urbanos. Por ahora, hay alguien que propone una primera aproximación aquí:

http://grancombolectora.blogspot.com/2008/06/huachafo-de-ayer-cholo-de-hoy.html

Saludos.

Sebastian Van Rijn dijo...

Tanaka,

En coincidencia a tus palabras: es algo parecido a lo que te parece que Bruce hizo en su libro. Pero, ¿no sería pertinente considerar cuál es la autopercepción del común de los limeños? Presumo que lo excepcional de ese comportamiento de estilo racista, que tú sugieres, está en detrimento por efecto de un cambio en el orden público: reclamos de igualdad, modificaciones del sentir general, nuevas apariencias. Pero eso no implica tanto la superación del racismo cuanto la evidencia un cambio. Al fin y al cabo, son meros encomios al optimismo.

A partir de eso, acaso se podría insinuar un cambio favorable o, quizá, un mero sucedáneo del racismo de antaño: ¿estas evoluciones que sostuvieron con ahínco, tanto Rochabrún como tú, son auténticos indicadores sociológicos del vulgo peruano?

Finalmente, y estilo al uso, ¿toda esta discusión no integraría una sucesión de pareceres? Por ejemplo, ¿Sería parecida a lo que te parece que dijo Macchiavello en su parecer sobre el hombre para que parezca feliz? De modo que concebiríamos exclusivamente la apariencia como entelequia.

Amazilia Alba dijo...

Ay no pues! no me vas ha decir que los limeños de turistas no son como los chilangos en Mexico: pedantes, un amigo guia me decia que tenia que escuchar cada cosa como "desde cuando comen ratas en Cujco?" y otras linduras como esas. Y no solo los fresas, hay cada historia de cuando los hijos de los migrantes van de visita.

Chopan dijo...

Aunque suene a una verdad de perogrullo no creo que todos los 8 millones de personas que viven en Lima se consideren limeños,en todo caso habria que investigar los diferentes grados de "alimeñamiento", desde los que se consideran con abolengo castizo hasta los limeños de primera generacion. Lo que si es cierto es que el hecho de ser capitalinos les da a casi todos ellos un sentimiento de superioridad frente al resto de peruanos y si me es posible imaginarme a un chiquillo limeño, originario de los olivos, barranco, salamanca o de Las Flores en SJL con comportamientos parecidos a los que describe Leon en su articulo. tu que opinas?

Glenda dijo...

Me parecen un poco fuera de contexto algunos de los comentarios emitidos, en cuanto a la columa de Rafo León.

Yo he viajado por el Perú también, a lugares alejados en los que me he encontrado con diferentes tipos de gente, desde Peruanos hasta toda clase de extranjeros... y puedo decir que sí es cierto... los limeños son identificables.

Recuerdo un caso en particular, una muchacha veterinaria, no tan notable por su conocimiento, que habia conseguido un puesto en el proyecto por su amistad con la jefa del área en la que trabajaba.
En una discusión que podríamos denominar como provincia vs. lima, arguyó, después de que yo dijera que en Lima no se ve el sol, debido a la contaminación, que en Piura, las calles están llenas de caca, que los números abundantes de burros dejan (cambio la versión por algo mas inteligible).

Se que mi acusación no fué de la mejor, pero su ignoracia fué cómica. No creo que sea una minoría y tampoco creo que Rafo se refiere únicamente a gente de estratos sociales altos, o con prominentes apellidos. He pasado en Lima algunas temporadas, tengo buenos amigos y también he conocido limeños en diferentes partes del Perú y creo que (sin animo de pecar de racista) los Limeños se están extinguiendo y que lo único que quedan son hijos de provincianos tratando de hablar (sin pronunciar la ¨s¨), actuar, expresarse como ese ïnfimo¨grupo.
En conclusión, la falta de autenticidad que los caracteriza, a mi parecer, es lo que Rafo no supo como describir.

Anónimo dijo...

1) Me sorprende que hayan comentaristas que insistan en que Rafael León ha querido referirse a una población mayor y más general de la que realmente se refiere en su artículo. Está ahí bien clarito: "...el retintín de la voz, la cadencia del fraseo.... nos habla de unas recientes jornadas de intensa capacitación en las arenas de Asia". EN LAS ARENAS DE ASIA. ¿Por qué le siguen dando vueltas? ¿Cuántos limeños se "entrenan en las arenas de Asia"? ¿Mil? ¿dos mil? ? ¿Quince mil? ¿Cincuenta mil? Señores, somos más de ocho millones de limeños. De esos ocho millones, una ínfima población es "la regia que viene de colegio inglés" el que pregunta si el interlocutor viene "de los León de Piura", la que le dice al marido "amoooor, estos también celebran Navidad". Claro, esos limeños también existen, pero Rafael León es más claro que el agua al describir exactamente de quienes se trata.

2) LOS LIMEÑOS NO NOS ESTAMOS EXTINGUIENDO. Al contrario, cada vez somos más en número, somos más diversos, provenimos de los más variados sitios del país, nos gustan una diversidad de cosas (música, comida, formas de diversión), trabajamos en una infinidad de cosas y tenemos muchos tipos de comportamiento cuando viajamos al interior del Perú. Es tan simple como eso.

Roberto dijo...

Uhm, ni tan tan ni muy muy. Si bien no creo que los limeños a los que se refiere Rafo León sean la mayoría, tampoco creo que sea una "porción ínfima" del total de limeños (esto es, habitantes de la ciudad). Martín, allí podrías estar cayendo en un apresurado juicio, y creo (como lo hemos comentado), que es necesario algún tipo de estudio más fino allí.

Lo otro es saber y entender qué códigos son los que se utiliza para segregar cotidianamente a la población. ¿Sigue siendo el fenotipo el valor principal? ¿La procedencia de clase? ¿Patrones culturales?

Entendiendo que es una ciudad desigual, y que estos códigos para segregar y generar escalas existen, la pregunta (o las preguntas que seguirían) serían: ¿Dónde se generan estos códigos? ¿Cómo es que se difunden? ¿Cómo es que estos valores se consensúan?

Allí podríamos lanzar varias hipótesis, como que efectivamente los códigos consensuados de antes (los apellidos, por ejemplo) no son los de ahora (el colegio, la universidad). O en todo caso, se reconvierten en nuevas expresiones de discriminación.

Ahora, siguiéndole un poco el hilo a Rafo León, entiendo que se refiere a los limeños pitucos de los que habla Martín. Ya en otra oportunidad se ha referido a ellos (no sé, los pitucos de Rafo León son como su oscuro objeto de deseo, los odia pero no evita siempre referirse a ellos). Creo que los lectores habituales de sus columnas lo entendemos así.

El otro punto, es el referido por Daniel Salas y esta suerte de neocostumbrismo con lo Cholo. Ocurrió en los ochentas y el "cholo power", el auge de la chicha (hay una crónica que publicó Chema Salcedo en Quehacer, de referencia obligatoria). Sí, hay un feeling así ahora, y que se evidencia en muchas cosas, la moda, la ropa, la música, la "cholificación" de la tecnología (hablen cholonautas). Es una cholificación paradójica, y que quizá esté más en la línea de Martín, porque de un modo u otro expresa la ruptura de viejos consensos sobre cultura y sociedad en el Perú.

Es decir, ¿tomamos como positivo o no que exista una publicidad de Telefónica (más allá de los males de Telefónica) con Dina Páucar y Sonia Morales hablando en quechua? Más allá de nuestras simpatías políticas, ¿es positiva la entrada de Hilaria Supa al congreso juramentando en quechua?

Allí, prefiero mirar el vaso medio lleno... es decir, ciertos consensos están desapareciendo.

Anónimo dijo...

Hola Martín,

aunque cierto que R. León se refiere a los 'pitucos'- en Piura diríamos 'creídos'- de Lima, no se equivoca totalmente.

Soy de Piura y he vivido en Cuzco y es increíble como se puede identificar al limeño, como dijo alguien en un comentario anterior: PEDANTE..y lo son, no solos los blancos sino todos, o al menos la gran mayoría. Trabajé en un hotel por medio tiempo y mi jefe (cuzqueño) me prohibió aceptar clientes limeños, no le hice caso y acepté a algunos...te aseguro que los días con ellos en el hotel fueron INTERMINABLES.

Aquí en Lima una de las cosas que más me molestan es ir a comprar ropa, las chicas son realmente INSOPORTABLES!!!...en los vestidores, solo puedes darte cuenta de cómo son...y no solo me refiero a tiendas de diseñadores jóvenes (a donde no van todos) sino también a Saga o Ripley, sitios a donde van muchísimos limeños.

Lima tendrá 8 millones de habitantes pero aún le falta mucho para dejar de ser una sociedad racista.

Slds,

Ro.

Martín dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. Un comentario breve adicional. Algunas de las intervenciones aluden a algo con lo que yo estoy de acuerdo: existe en los limeños cuando viajan por el país un tipo de relación marcado por la tensión entre "habitante de metrópoli" vs. "habitante de ciudad pequeña-mediana". Ese es un lugar común universal. Sucede acá y pasa cuando un "chilango" mexicano viaja a Querétaro, un newyorkino viaja a Alabama, un parisino a Burdeos, o un tokyota en Fukuoka. Miradas las cosas así, estaría de acuerdo con que podría hablarse de la "antipatía" de los limeños cuando viajan; pero no veo por qué hablar necesariamente de racismo, o de una forma particular de ser de los "limeños". Insisto: creo que León retrata a una suerte de limeño de tradición oligárquica, un grupo minoritario, que no retrata a la mayoría de limeños.

Lord of Locumba dijo...

ala q patinada de ese limeñisimo rafo leon. y ahi su china tudela da pa arta tesis
lite-sciolinguistica-hardcore

Sebastian van Rijn dijo...

Tanaka,

Estilo al uso: Yo insisto que tú insistes en un parecer, cuando no en una creencia. Por lo demás respetable. Sin embargo, el texto de RL no es un descriptor de la realidad, sino un reflejo de las querencias, a veces mitos, en otras ideas, del vulgo limeño. Sean donde fueren: hospitales o viajes. Y esto trascendería el racismo. Yo, por mi parte, me pregunto, si en alguno de esos hospitales que contrapones al de La Molina naciera un niño caucásico; acaso crees que habría comentarios racistoides, o habría acaso dispendio de admiración.

Existe un cambio, una inclusión de quienes desde un estrato socio-económicamente inferior han mejorado su llamada calidad de vida. Es percibible en Lima ese progreso. Pero tales avances no implican una superación al racismo. Que se atrevieren los entendidos a manifestar tal cosa insinuaría una ingenuidad preocupante. Por un lado, a causa del aspecto connatural del racismo, principalmente. Lo cual impediría su desaparición a menos que el hombre sea reconfigurado -ignoro cómo-. Y por otro, la discriminación como ejercicio, los nuevos estilos de vida como paradigma, la recreación de otras exclusiones, no alientan tanto el optimismo (infundado, por lo general) sino contribuyen a replantear otras formas de discriminación. A partir de esto, la adherencia de estas novísimas prácticas a las antiguas, entre las cuales existe un racismo latente per se, no creo que sean tan deleznables. ¿No es así?

Hay otro detalle del cual disiento, Tanaka, estrictamente circunscrito a Lima. Tú mencionas casos como el de un parisino en Burdeos. Aquí en Lima existen pretensiones que no existen en ciudades con estilos de vida muy bien diferenciados unas de las otras. Una cosa es estar en París, otra conocer el orgullo de Córcega, otra las discrepancias de Bretaña, o bien la ruralia de Lemosín. Aquí en Lima los círculos conviven y se influencian los unos a los otros. En un cerro está Pamplona y en otro La Molina. Lo cual mostraría una homogenización, justamente la que expone RL.

Por otra parte, siempre es fascinante leer a Salas, no decido si es por su retórica cuasi sacramental o por la exposición de sus argumentos, más bien ideas, en este caso. En primer lugar, sugiere una estrategia de apropiación de la cultura criolla desplazada, ¿cuál cultura, cuál desplazamiento? -luego, reapropiación (?)-, sería entonces una apropiación de algo que está en una franca decadencia. Y en otra instancia sería la apropiación de un recuerdo, es decir de la nada. En todo caso, sería una apropiación meramente ornamental, nunca orgánica. Enseguida juzga de neocostumbrista los nuevos estilos surgidos recientemente. Una especie de placer iniciático, según él. Salas, dislee. Los ejemplos a los que él alude forman parte de una ironización, sarcasmo, y parodia de la realidad, lo cual no ha de ser tomado estrictamente como una exposición acaso seria de lo real. Tanto más, su temática ha aducido siempre un dominio popular, quizá popularecho, privado e imposible de analizar si no existe relación con la calle, si uno no formare parte voluntariamente del ciudadano de a pie, y si no existe esta experiencia directa. Para el estudioso, que no es diligente, este lugar común sería confundido a veces con gregarismo. Ese estudioso sería pues un intelectualero.

En vista de esto último, yo sí creería, quizá indebidamente, que el vaso no está ni medio lleno ni medio vacio, sino roto.

P.S. perdona la extensión. :S

chuto dijo...

Copiamos el comentario que dejamos en el blog del ocraM a propósito de esta discusión:

Algunos mitos excesivos sobre el humor (y sobre Choledad Privada a propósito que el estimado señor Salas nos nombra):

1) creer que el humor te tiene que dar risa.
El humor sirve para reflexionar, tiene un hondo sentido de lo académico, por supuesto, pero no es explícito ni se usa como mecanismo para proyectar el mensaje. El humor de Choledad Privada no es burla, no es la Paisana Jacinta ni Risas en América donde sí muchas veces reproducimos prejuicios con una risa vacía e hiriente. Quizás pasa lo mismo con Rafo León, su humor no tiene por qué agradar, sólo es humor y para hacerlo tiene que caricaturizar, no pretendamos llamarle a eso "generalización".

2) creer que el humor es burla.
Las manifestaciones de humor social y polìtico se abocan a caricaturizar, exagerar, llevarte a extremos para que dentro de ese sinsentido te veas reflejado y resultes en un momento reflexionando sobre lo ridìculo que se ve tal o cual pràctica o tal o cual prejuicio. Que si Memìn Penguìn es discriminador, que si el Chavo, que si la china Tudela, ¿a dónde nos lleva más bien esta limitada manera de ver el humor como agresivo, insultante y prejuicioso? Cuando ven Matrimonio con Hijos, Los Simpsons, etc. acaso piensan que todos los norteamericanos son así, acas ese es el mensaje que nos llevamos, acaso esos creadores tiene como fin fortalecer esas etiquetas? O es que más bien cuando te ríes de Homero, te ríes de una parte de la sociedad occidental que no queremos, condenamos y queremos cambiar? Ya pues, cholegas.

3) creer que Chuto quiere hablarnos de una choledad privada por TODOS los peruanos (así como creer que la china Tudela es el símbolo patrio de la pitucada limeña).
Chuto quiere hablar sobre la choledad de la que se priva un grupo de peruanos que desde la perspectiva segregadora de las élites se retrata a sí misma muchas veces como snob y no se pone en los zapatos de una choledad más intregradora. Que es una perspectiva específica, claro. No pretenderán que Chuto = peruano = cholo. Chuto es un personaje y Tuco, otro. Son personajes que se parecen a nosotros de alguna forma.

Que alguien pueda leer el artículo de Rafo León y encontrarse reflejado (aun cuando sea el 5% de la población limeña) ya es un éxito, porque después de todo es EL COMERCIO, el público objetivo es ése.

Un abrazo

Daniel Salas dijo...

Tal vez convenga hacer algunas aclaraciones. Lo que he estado sosteniendo es que la emergencia de un sector y la decadencia de otro no necesariamente significa el retroceso o el fin de la exclusión. La clase emergente puede crear sus propias maneras de exclusión, en parte mediante la estrategia de reapropiarse de prácticas que antes ejercía la clase ahora en retroceso. Por ejemplo, de pronto me hago rico y empiezo a sentir una debilidad por los piscos finos, la música de los Morunos y los caballos de paso. Y con estos signos puedo desarrollar mi propia manera de excluir y distinguirme. En el siglo XVII en España los burgueses en ascenso buscaban desesperadamente obtener títulos nobiliarios mediante la compra o el matrimonio.

Otra cosa: el costumbrismo es una representación; es decir, es una manera de ver los personajes urbanos. En otras palabras, sentirse cholo no es costumbrismo. Pero sí observar el panorama urbano de acuerdo con ciertos arquetipos que pretenden ser una crítica de la costumbres.

Andrea Naranjo dijo...

Interesante pues las clases emergentes limeñas suelen ser provincianas. Éstas asumirían el estereotipo limeño como de "gente rica" (lo limeño popular,como lo es beber pisco, y sobre todo escuchar a los Morunos formó parte de una cultura muy popular limeña hasta mediados del siglo XX, estas dos costumbres otrora populares parecen ser de élite).
Lo cholo alude a una identificación étnica que luego se podría haber ido transformando en la distinción de una categoría socio racial (entendiendo que la raza es una categoría social más que un hecho biológico).
La choledad se percibiría como tal no en los andes mismos (donde se habla más de "indio" o "serrano", mestizo o misti, es decir categorías bien definidas y establecidas, donde lo cholo también es ser foráneo, sino cuando el andino llega a la costa y se asienta en la capital. Para las poblaciones "criollas" el andino migrante se cholifica
( recuérdese que cholo es el "indio" costeño).
Como este fenómeno ha venido pasando sin interrupción desde mediados de la década del siglo XX hasta hoy ciertamente hay una Lima chola clase media ( de origen andino) que intenta reivindicarse distinguirse de aquella acepción primigenia criolla de lo cholo
(indio oriundo de la costa) y que está ganando espacios en todo nivel.
Sobre los limeños que viajan al interior:
Sí hay una tensión habitante de metrópoli / habitante de ciudad que no excluye a los limeños y que es un lugar universal tanto como la actitud del hijo del que ya migró a la capital y vuelve a la tierra de sus abuelos y trata de marcar una línea de separación cultural tratando de comportarse en negación de sus orígenes validando la identidad que ahora detenta ( la de la capital).
saludos

Carlos del Carpio dijo...

Transcribo un comentario que realizé aquí:

Si Rafo León se dirige a un sector de la población, ¿podemos decir que "Choledad Privada" se dirige a otro sector de la población, aunque no exclusivamente?

Además de esa pregunta inicial, quisiera preguntarle a chuto (o al que escribe detrás del seudónimo de chuto) si esta de acuerdo en los siguientes puntos:

1. Choledad Privada alimenta estereotipos en los cuales posiblemente solo un sector de la población peruana se podrá ver reflejado

2. Para ello no generalizan, pero si caricaturizan.

3. Discriminan, pero no excluyendo. Esto es, discriminan sin realizar una valorización prejuiciosa de las categorías discriminadas (entendiendo por "discriminar" la acepción anticuada señalada por Miguel Rodríguez Mondoñedo aquí).

En pos de avanzar sobre esta discusión, sería conveniente que "chuto" aclare si esta de acuerdo o no con estos puntos. Saludos,

Silvio Rendon dijo...

Muchas imágenes.

Si los limeños de Rafo León no son "representativos", ¿qué limeños sí lo son? ¿Los de "Los no sé quién y los no sé cuántos?"? Pues esos no viajan por el Perú con "cebiche en bolsa y sopa en botellón", que es otro estereotipo.

La muestra de los limeños que viajan por el Perú no es ni tiene por qué ser "representativa" de lo que es Lima. Es muy comprensible que haya un sesgo de selección hacia los limeños de clases altas. Entonces, el sesgo no está en la imagen de quien percibe a un limeño, sino con el acceso diferencial al turismo por clases sociales.

Entonces si alguien va a un hotel en el Cusco, los limeños son distinguibles entre los otros turistas, muchos de ellos seguramente extranjeros. Ese, y no otro, es el margen del análisis. Oponer "pitucos" contra "gente común" no procede, pues lo que Lima manda a ciertos segmentos del interior del país es básicamente turistas "pitucos".

Ah, pero tampoco nos olvidemos que en Lima ha habido una gran movilidad social. Hubo "desborde popular", "riqueza popular", etc. Bueno, sí, pero como ya se ha dicho, los limeños llamados "emergentes" que viajan por el Perú (y pueden ser percibidos como "pitucos" dentro de sus colectividades) también pueden ser irritantes para los peruanos en general. Tocaría que alguien se mande a escribir un artículo como el de León, con las imágenes y el sabor propios de esa realidad, que tampoco será "representativa" de todo Lima. Ni tiene por qué serlo.

Amazilia dijo...

Una aclaracion a Andrea Naranjo: en la Sierra, al menos en Cusco si se utiliza la categoria "cholo" para discriminar, no asi la palabra "serrano". Creo que en la Sierra no ha habido una resignificacion de la palabra cholo como la ha habido en Lima, pero si hay una afirmacion de lo "andino" como una nueva identidad que es mas inclusiva, sobretodo, creo, por que las "familias notables" (los mistis ricos, y que eran los principales interesados en mantener un apartheid racial) se han ido la mayoria a Lima.
Lo andino tiene tambien sus problemas pero es al menos algo que nos une a todos.
Este blogger discute sobre el tema
http://guillermosalas.blogspot.com/

Anónimo dijo...

¿En qué momento se convirtió este en un post sobre Choledad Privada? Cómo les encantan las guerritas a los GCU...

Andrea Naranjo dijo...

Amazilia:
Gracias por el aporte porque entonces es exacta la impresión que tuve respecto al uso del término cholo en algunas partes de los andes ( al menos las que he tenido oportunidad de conocer).
En muchas partes de los andes Se dice cholo a lo foráneo o que no pertenece a los andes y en un sentido despectivo, es cierto, por lo que coincidimos, pues, en que cholo es una categoría que se regnifíca en la costa ( concretamente en Lima) y que nada tiene que ver con "lo andino".
El andino , entonces " es cholificado" por el criollo capitalino cuando se urbaniza y hoy la gran población limela de origen andino "cholificada" décadas atrás día quiere dar vuelta al sentido despectivo de cholo. Desgraciadamente lo cholo en el Perú sigue siendo la visión de la costa capitalina pues incluso los migrantes de origen andino ya no son andinos, ahora son "lo cholo" ¿en el Perú o en Lima?. Me parece que "lo cholo" podría ser una categoría salida de los claustros académicos capitalinos antes que una realidad identitaria.
Y con respecto al artículo de Rafo León, creo que no tiene mucha validez teórica, mas tal vez el conflicto esté en que León tenía o tiene un programa de turismo en Perú e imagino que son sus comportamientos a los que él se refiere ( de hecho nombra su apellido) en la crónica.
saludos

Andrea Naranjo dijo...

Otrosí:
Creo que León no se refiere a los pitucos limeños en general sino a una clase de limeños que se podría decir de la extinta clase media de "antaño", pero pitucos ( léase de clase alta )nope
Lo pituco también se regnifica en las clases emergentes limeñas.

Carlos del Carpio dijo...

Anónimo: ¿porque guerritas?¿qué necesidad o interés de ponerlo así? ¿o no entiendes o no estas en capacidad de entender lo que es un debate? O quizá sea que para ti nada es mejorable, cuestionable, criticable o debatible.

A ver si eres valiente de firmar con tu nombre la próxima vez y no esconderte cobardemente detrás del anonimato. Comentarios como el tuyo solo tienen por fin azuzar "guerritas", "enemistades" y/o "inquinas" en la blogosfera.

Martín: disculpa el offtopic. Pero a fin de regresar al debate, cabe aclarar que los comentarios que hice sobre ChP son igualmente extendibles al caso de Rafo León. Saludos,

Amazilia Alba dijo...

No Andrea creo que no me explique bien. En Cusco se usa "cholo" para insultar a los indigenas o mestizos urbanos o con educacion y saben espanol, no a los foraneos (a esos les decimos limacos, ja,ja,ja mentira). Lo de la resignificacion me referia a la resignificacion postiva que he visto en Lima y en la Costa Norte que te dicen "soy cholo con orgullo" en Cusco te dirian "soy andino con orgullo".
El problema con eso es que de nuevo se deja colgando a los indigenas como con el cuento de "todos somos mestizos" o los discursos de los mistis incaistas e indigenistas que tuvimos. No se les reconoce ni se planifica de acuerdo a sus necesidades culturales, sociales, economicas,etc. Creo que Guillermo Salas y MArisol de la Cadena han estudiado estos temas.
Sobre le articulo de Raffo es como dice Martin las dinamicas capital/"provincia" pero creo que si contribuye al racismo pues en Peru todas las jerarquias se racializan.
Saludos

Andrea Naranjo dijo...

Hola Amazilia
Gracias por aclarar mejor las impresiones que tuve.
Cuando me refería a foráneo es porque un par de veces pude presenciar que se le decía cholo a gente oriunda que había retornado de la capital "ese ya es un cholo" fue la frase.
En la costa el cholo es el indígena de la costa y se usa con frecuencia en la costa norte la cual tiene mucha influencia en la cultura de Lima.
Pero a la vez como se ha visto a lo largo del debate cholo en Lima sobr etodo es una acepción de significación variable que se acomoda a muchas situaciones:
"la chola" = personal de limpieza
"qué cholo/a" = qué huachafo / vulgar
"cholita linda" Alicia Lizárraga cantautora arequipeña(ese epíteto se lo colocan en Chile) música criolla y afro peruana.
Y es cierto que hay un trato despectivo hacia los limeños en los Andes, sobretodo el limeño es tratado como flojo/estafador.
Más arriba expresé mis coincidencias respecto a la dinámica capital / provincia que se da en todo el mundo.
Ahora respecto a los indígenas más que de acuerdo contigo ya que desde Lima llega el discurso "todos somos cholos" ( que puede equivaler al "todos somos mestizos", una afirmación que no vale para los indígenas ni a las demás minorías existentes en nuestro país, como la afroperuana o amazónicas.
Sobre lo cholo
Marisol de la Cadena :Indígenas Mestizos: las políticas de la raza y la cultura en Cuzco,Perú, 1919 1991
Saludos¡

Américo Mendoza-Mori dijo...

Como indica Daniel Salas, los mecanismos de clasificación-discriminación en vez de desaparecer simplemente estarían movilizándose. Durante un viaje a Huaráz, compartí asientos con personas que se presentaron como 'limeños' e intentaban que ello fuera notorio (lo repetían muchas veces, entre otras cosas). Y en su calidad de 'limeños', trataban despectivamente a los guías turísticos y comparaban todo con 'la modernidad' de Lima. Sin embargo, resultó que sus padres sí eran huaracinos. Casi lo mismo como cuando ciertos chicanos visitan México y se dibujan un exotismo de América Latina durante el viaje. No sé si Rafo León en exclusiva, pero en tanto el Perú se ha vuelto el 'país de moda' para el capitalismo, la costa (Lima) ha reprogramado una reconquista y reapropiación del Perú mediante la exportación el turismo y demás. Una especie de 'nuevo' proyecto criollo de nación al estilo del XIX, que aún no sabe lo que es la época posmoderna. La única diferencia es que ahora se trata de un criollo heterogéneo que usa la tecnología. saludos.

Anónimo dijo...

LO LIMEÑO EN RAFO LEON ES SINONIMO DE "PITUCO", COMO LA CHINA TUDELA Y PEPE DEL SALTO, ES EVIDENTE QUE SU VISION ES SESGADA, PORQUE ASI COMO HAY UN ESTEOROTIPO DEL PITUCO LIMEÑO, ESTE ES EXTENSIBLE A GENTE DE CUALQUIER CIUDAD GRANDE DE LA COSTA, HAY "PITUCOS" PIURANOS, TRUJILLANOS, AREQUIPEÑOS, ETC,YO SOY LIMEÑO, DE PADRES LIMEÑOS Y ABUELOS LIMEÑOS, PROVENGO DE UNA FAMILIA DE CLASE MEDIA Y NO ME SIENTO REPRESENTADO POR LA DESCRIPCION DE LEON

Leo Zelada Grajeda dijo...

Me parece interesante que se toque el tema del racismo en el Perú. Lo primero no es un caso aislado del de León.La intelectualidad acomodada de Lima,osea los de pensamiento neocriollo a pesar de su rollo progre, se creen los referentes de la capital.Concuerdo con el comentario de que Leon, parece trasladar la visión arcadica de su personaje la china Tudela a la realidad nacional. Su ironía no es tal, sino es una manifiesta y sistematica apropiación de lo que es ser limeño.
El indigenismo fue invento de la intelectualidad aristocratica y la gente de izquierda sigue persistiendo en ese error.Quiere ver indios donde no lo hay. La mayoria de la población peruana es chola. La población indigena autentica en nuestro pais es minoritaria. Si bien es cierto el termino cholo se creo en una acepción despectiva. Con el correr de los años se la esta dando vuelta a la tortilla y ahora muchos dicen con orgullo que son "cholos". Aunque esta realidad no guste a la intelectualidad de izquierda y derecha, que cuando no consiguen configurar en sus esquemas mentales determinadas expresiones culturales, tienden paternalistamente o peyotavimente según la ocasión llamar "Chicha" a esta expresión que rompe su visión dualista judeo-cristiana. Me da risa cuando en el fondo se apela al orden o la armonia, cuando se nota cierta anarquia a las expresiónes sociales de la mayoria de la población para quien cada dia es una lucha implacable por la sobrevivencia y sus estrategias por ende tienen que romper todas las normas del estado que no los representa.La mayoria de la población limeña son de extracción provinciana andina-amazonica. ¿Por que se sigue manejando en los discursos intelectuales-culturales el paradigma de una Lima de antaño ?
En algo tiene Razón León. Si bien es cierto esos limeños son una minoria, son la minoria que aún conservan el poder economico del Perú y por eso creen que Lima es su empresa y sus habitantes que no son de la alta dirección, simples trabajadores, cuya opinión no es referente o importante.
Yo como muchos odiamos esa Lima de cultura aristocratica, que aunque no tienen ya el peso demografico de antes, aun conservan el poder economico y por tanto manejan los referentes culturas de nuestra nación. Para mi son turistas.

neurocienciano dijo...

La opinión sigue siendo bastante subjetiva, cada quien opina con el "lente" que posee, con excepciones la mayoría opina por experiencia y algunos agregan conocimientos, para Martín Tanaka si no has estado en la maternidad o en el Maria Auxiliadora mejor no opines, ahí también sigue profundo e ignorado el juicio de valores en relación al color de piel, cabello y estética del recién nacido o paciente en general entre los de limpieza, técnicos, enfermeras, médicos y otros pacientes.

GUSTAVO ESPINOZA SOTO dijo...

Desde Lambayeque, 6 de agosto de 2008

Señora

Doctora Beatriz Merino

Defensora del Pueblo

Me dirijo a usted para saludarla y a la vez hacerle llegar una denuncia que me han hecho llegar sobre supuesto Racismo por parte del Municipio de San Borja.

Anexo al presente la foto http://bp0.blogger.com/_wY1LH6cQS0M/SJhw2VO5qMI/AAAAAAAAATM/qNUPaKg_X_c/s1600-h/racismo+en+san+borja2.JPG de un panel que demuestra este supuesto hecho ubicado en la calle San Borja Norte cuadra 14, cruce con Velasco Astete. Este mismo aviso con las mismas características y similares se encuentran en varias calles de San Borja.

Solicito a usted, de acuerdo a sus funciones, hacer eco de esta denuncia y calificarla si en verdad existe racismo de parte del Municipio de San Borja.

Reciba la expresión de mi consideración y respeto,

Gustavo Espinoza Soto

Congresista de la República

Anónimo dijo...

Yo creo que Rafo León está desactualizado, quizá por su edad, aún piensa que los limeños siguen siendo blancos oligarcas racistas descendientes de los españoles. No dudo que aún puedan existir algunos, pero aseguro que no llegan ni al 3%.

Los 8 millones de limeños somos multiraciales, descendientes de provincianos y provincianos verdaderos. Incluso ese 3% de la alta sociedad es multiracial, donde hay asiáticos, judíos, blancos, mestizos, etc. Basta con ver la lista de Presidentes peruanos, ministros y congresistas.

La alta sociedad limeña ya NO es de raza blanca en su totalidad como lo era en la colonia. Es multiracial pero lo único que tienen en común es el comportamiento pituco huachafo que los caracteriza. Eso se repite en la alta sociedad arequipeña, piurana, trujillana, etc.

Racismo hay en todas las clases sociales en el Perú, más que racismo es una discriminación por infinidad de motivos ya sean de sexo, raza, religión o hasta por lo físico.

Finalmente, los personajes China Tudela, Maricucha, etc son inventados y sus historias son cuentos ficticios creados por Rafo León. Nadie puede ser tan descaradamente racista y huachafo en la vida real.

Anónimo dijo...

El racismo limeño es muy extraño!! Yo el otro dia me fui a entrenar a un equipo de fútbol donde ninguno era digamos ''blanco'' y entre todos ellos habia uno que le gritaban cholo y me entere que lo hacian ya que su nombre era tahuantico... sin embargo apuesto que si uno de mi colegio hubiera estado ahi hubiera dicho que haces jugando con esos crolos?(cholo)

Como lo han comentado otras personas el peru es multiracial, en mi circulo social hay algunos con rasgos afros y otros con rasgos serranos pero tienen harta dinero y nadie los jode de pavos ni de negros ni de cholos. Aunque puedo escribir un monton de situaciones en las cuales ellos mismos han dicho cholos y serranos a otras personas con sus mismos rasgos fenotipicos, solo que estos pertenecian a otro circulo social como un colegio no muy conocido o sin llegar tan lejos a un colegio nacional.

Pero si quieren que sea lo mas sincero posible dentro de la universidad (ULIMA) A ese GRUPITO MINORITARIO que ustedes hacen referencia de pitucos támbien los descriman y escuchen esto con atención porque varias veces dentro de ese circulo social que tanto vilipendian hay racismo. Una vez escuche que decian unos amigos esto: "con un negro o un cholo superado ni a balas me casó con alguien asi! ni aunque caga plata (risas) pero osea amigos si normal manyas hay un pincho que no son blancos en asia ahora que abunda puro chino negro (risas) no en serio si hablan de matrimonio mil veces prefiero pedir guita a mi abuelo y casarme con alguien realmente linda que meterme con una horrible toda mi vida!"

Yo pienso que en el peru nadie deberia ser racista porque ya nadie es PURO DE RAZA, sin embargo muchos lo hacen y lo mas triste que que no es un verdadero racismo sino es una costumbre peruana, una enfermedad que tenemos que quitarla de nuestra sociedad. Porque el verdadero racismo como su nombre lo indica lo hacen solo unas pocas personas (el utlimo caso que puse) y el peru es de millones. Todos somos cholos!!! ya nadie puede venir y decir que su raza es pura... mi familia desciende de otomanos, españoles y austriacos aunque mi sangre por asi decirlo es serrana por que muchas generaciones de mi familia han vivido en arequipa; y todavia a mi me dicen que soy de raza blanca!!! aria? rubio?? jajaja....

YO SOY CHOLO. YO SOY PERUANO.

Pablo dijo...

Buena discusion.
En lineas generales estoy de acuerdo con las ideas de Martin Tanaka. Es exagerado creer que esa poblacion pequeña de limeños "pitucos" es la prueba de que hay mucho racismo.
Yo creo mas bien que el grueso del racismo en el Peru esta entre los propios grupos segregados. Un cuzqueño que lleva tres años en Arequipa "cholea" a otro cuzqueño recien llegado. O un moreno o trigueño de Lima cholea o ningunea a un selvatico o norteño.
El racismo se ha democratizado mucho, no viene desde la elite solamente.
Como nota aparte, las personas tienen derecho a decidir que les gusta y que no, asi que nadie puede acusar a alguien de racista por no querer enamorar a una asiatica o una morena por ejemplo. Eso es una simple eleccion personal.
El racismo es creer (creer en el sentido de estar convencido) que las personas de diferentes tonos de piel y rasgos fisicos somos fundamentalmente distintas a un nivel que va mas alla de estas diferencias fisicas. eg. (el negro es bruto, no solo negro sino bruto; la chola es ignorante, el serrano por ser serrano vale menos etc).


Saludos cordiales.

jca dijo...

Nuestra Lima cumple 474 años. Esta Lima que no es sentida como propia por muchos provincianos o limeños-hijos-de-provincianos o limeños-nacidos-por-accidente-en-esta ciudad. ¿Por qué muchos tienen ese desprecio por el 'hogar' donde viven, trabajan y se divierten? Sólo observemos las cáscaras de plátano o envolturas de galletas tiradas a la pista desde la ventana de una combi o de un automóvil particular. Observemos también cómo quedan las playas (sobretodo Agua Dulce) después de un domingo-con-tallarines-y-sopa-en-botellón. Miremos cómo se orinan los transeúntes en vías públicas, ni siquiera a escondidas: lo he visto en plena berma de la Carretera Central. Miremos el perfil de barrios feos como San Martín de Porres o Ate-Vitarte donde una gran parte de las casas mantienen las construcciones con ladrillo calato.

Pero no se crea que el desprecio a Lima sólo pueda provenir de aquellos que están en esta ciudad por necesidad o accidente. El desconocimiento de esta ciudad también tiene como protagonistas a esos que Rafo León se obsesiona en retratar como 'limeños'. Pero la gente como la caricaturizada por la película Dioses no representa exactamente el espíritu limeño de esta nuestra Ciudad de los Reyes. ¿Qué amor por esta ciudad pueden tener individuos que más miran (y añoran) a Miami? El limeño (¿lo llamaremos tradicional?) conoce la Unidad Vecinal de Mirones, el mercado de Magdalena, el Queirolo, las tiendas de repuestos de la Av. Iquitos, innumerables huariques en Balconcillo y Santa Catalina, la iglesia de Desamparados, el Don Juan del jr.Carabaya. En fin, es un pequeño check-out que se me viene a la mente.


(Rafo León) no nos compares con los chicocos que no tienen el corazón mazamorrero y turrondedoñapepistico. Acepto que un limeño pueda ser huachafo (aunque la huachafería en general es costeña) pero no nos retrates tampoco como retrasados mentales cuando vamos de viaje a alguna provincia (¡habla Tanaka!). Aparentemente aparecer a cada rato en esas cursis páginas de "sociales" de El Comercio o anexos puede producirle cierta confusión a nuestro guía turístico. Para poner en perspectiva el 'espíritu limeño' creo que mejor deberían ser escuchados Gonzalo Torres o Carlos Alcántara.