domingo, 28 de octubre de 2007

Teleparábola: el Capitán Picard, respetar las reglas y estar alerta

Permítanme abordar un tema serio de una manera relajada, recurriendo a una "teleparábola". Es un término de Douglas Coupland en su novela Generación X.

http://www.scn.org/~jonny/genx.html

A veces es mejor tener este tipo de aproximación cuando se trata de temas muy delicados. He estado leyendo la discusión sobre el premio a la defensa de los derechos humanos que ganó recientemente la abogada Mónica Feria, abogada de algunos familiares de las víctimas del caso Castro Castro, a quien varios bloggers que han intervenido en el debate conocemos de nuestros años universitarios (y con quien en algunos de esos años nos unió la amistad).

http://grancomboclub.blogspot.com/2007/10/correo-recin-se-da-cuenta.html

http://www.haloscan.com/comments/silviore/5048045163120311479/

http://grancomboclub.blogspot.com/2007/10/la-importancia-de-la-memoria-carta.html

http://puenteareo1.blogspot.com/2007/10/memorias.html

http://www.larepublica.com.pe/content/view/185633/

Me había resistido a entrar a ese debate, que al inicio me pareció muy endogámico, pero finalmente entro porque hay un ángulo del mismo en el que he insistido en entradas anteriores, referido a las prácticas del movimiento de derechos humanos, y por qué algunos errores de enfoque pueden explicar su relativo aislamiento y debilidad política.

http://martintanaka.blogspot.com/2007/08/cuatro-aos-del-informe-de-la-cvr.html

http://martintanaka.blogspot.com/2007/08/una-ms-sobre-la-cvr.html

http://martintanaka.blogspot.com/2007/09/ms-sobre-el-ojo-que-llora.html

La teleparábola es sacada del capítulo 186, "The Wounded", de Viaje a las estrellas, la nueva generación. Qué vamos a hacer, mi generación también ha sido formada viendo televisión. Voy a contarla adaptándola un poco a mis propósitos.

La Federación y los Cardassianos habían estado enfrentados en una cruenta guerra, pero ahora hay un tratado de paz. Picard descubre que Benjamin Maxwell, capitán de la nave de la Federación Phoenix, ha atacado naves Cardassianas, poniendo en riesgo la paz. Maxwell es un capitán admirado y respetado en la Federación. Picard persigue y confronta a Maxwell. Este accede a darle explicaciones a Picard, porque no es un "tonto burócrata", un "tonto legalista", sino alguien que sabe lo que es estar "donde las papas queman", y por lo tanto lo entenderá y dará la razón. Le dice que ha atacado naves Cardassianas porque tiene fundadas sospechas de que los Cardassianos se están preparando para atacar a la Federación. Estarían transportando armas dentro de naves que supuestamente transportan provisiones.

Picard le dice a Maxwell: ud. no puede hacer justicia por sus propias manos, debe respetar los tratados y los reglamentos de la Federación. Debe hacer un informe y presentar su denuncia a las autoridades pertinentes. Ellas harán una investigación, y tomarán las medidas correspondientes. Maxwell se rebela ("esas son tonterías") e insiste en atacar de inmediato una nave Cardassiana. Maxwell le dice a Picard, "¿quieres pruebas? Ataca y ocupa esa nave, verás que dentro llevan armas". Picard le advierte que los tratados vigentes amparan el derecho de libre tránsito de esa nave, y que, en nombre de los principios de la Federación, no dudará en defender una nave Cardassiana, y que se enfrentará, de ser necesario, a cualquier nave agresora que vulnere sus derechos, aunque fuera de la propia Federación. Maxwell no cree que Picard pueda ser capaz de atacar a una nave propia defendiendo una nave "enemiga". Al final, Maxwell se convence de que Picard será fiel a sus principios y, conocedor de la potencia de fuego del Enterprise, decide rendirse.

Lo interesante viene al final. En el epílogo del capítulo, Macet, el capitán de la nave Cardassiana, le agradece a Picard por haber actuado en nombre de la paz y del respeto a los tratados. Intenta hacer buenas migas con él, propone hacer un brindis, comenta sobre lo desequilibrado que es Maxwell. Picard lo para en seco: Macet, no se confunda. Yo defenderé los tratados y respetaré la ley. Defenderé sus derechos. Respetaré la presunción de inocencia, si no existen pruebas en contrario, y estoy dispuesto a entrar en batalla por esos principios. Pero no soy tonto. Y no pretenda que somos amigos. Las sospechas de Maxwell tienen fundamento. Me he enfrentado a él pese al respeto que le tengo y pese a que somos compañeros, y he defendido su nave, Macet, pero no creo en su sinceridad. Transmita este mensaje a su gente en Cardassia: vamos a estar vigilantes.

http://www.g4tv.com/startrekthenextgeneration/episodes/5122/The_Wounded.html

¿Qué es lo que quiero decir con esta teleparábola? Que el movimiento de derechos humanos hace muy bien en velar por el cumplimiento de las leyes, los tratados internacionales, el debido proceso, la presunción de inocencia, etc. Se defienden principios democráticos, y en nombre de ellos está bien librar las batallas que correspondan; incluso en defensa de los derechos de los terroristas, que los tienen. Muy bien. Pero siempre debe quedar clarísimo de qué lado se está. Se está absolutamente en contra de una organización criminal, genocida, terrorista como Sendero Luminoso; y se está del lado del Estado de derecho, de la democracia. Defender principios no debe confundirse con defender personas, o con caer en posiciones ingenuas: los enemigos de la democracia utilizan la legalidad democrática para sus propósitos. Por ello, es una obligación ser desconfiado y estar siempre alerta. Más todavía cuando se trata de una organización como Sendero, de las más crueles y sanguinarias que haya conocido la historia.

Creo que el movimiento de DDHH no siempre es tan claro como debería serlo, lo que es utilizado por algunos para vender la imagen de que los defensores de los DDHH "defienden terroristas". La defensa de los principios debe estar siempre acompañada de muestras de que no se tiene la más mínima simpatía por las organizaciones terroristas, de que no se baja nunca la guardia frente a ellas, de que se está alerta para que esa defensa no sea utilizada por los enemigos de la democracia. Esto es lo que quise decir en posts anteriores sobre el monumento El Ojo que Llora, por ejemplo.

Más concretamente, en el caso de la abogada Feria, ella tiene derechos y deben ser respetados. Pero uno tiene la obligación de no ser ingenuo, de ser desconfiado, más todavía con una persona que no es absolutamente clara y rotunda en su rechazo a la violencia, en su condena a una organización criminal. Otra cosa sería si estuviéramos ante el caso de alguien que en el presente es claro respecto a su posición, al margen de lo que haya hecho en el pasado. El caso de Yehude Simon es elocuente. Por eso es que incomoda saber que esa persona gana un premio por la defensa de los DDHH. Eso debilita la causa de los DDHH. Proyecta una imagen de ambigüedad.

Tal vez uno sea injusto con una persona que, con el tiempo, revelará que no merecía nuestra desconfianza. Llegará entonces el momento de disculparse. Ojalá ese día llegue. Pero mientras tanto, tenemos el derecho de ser desconfiados. Y la obligación de estar vigilantes.

ACTUALIZACIÓN, 3 de noviembre: Palmas para la CNDH.

http://lojustovaron.blogspot.com/2007/11/palmas-para-la-cnddhh.html

27 comentarios:

Fabber dijo...

Lamento no aportar a este post mas que con una merecida felicitación para Martín Tanaka y su acertada e ilustradora posición sobre el tema.

Nayus dijo...

Los Cardassianos y la Federacion? pasu la cosa no acabo alli, siguieron los makis, los dominion, jejeje asi que la cosa tenia para rato...y lo curioso es que solo devastados dejaron sus aspiraciones hegemonicas

Nayus dijo...

por ahora...

ahora bien, a veces es obvio que la onda apapachante y comprensiva de las causas finales para entender a los monstruos no nos parece nada hasta que se meten con lo que nos paso...yap...

Anónimo dijo...

asi que cuidado que esta tia no se vaya a volver Gul Dukat

Manuel Enrique dijo...

Panorama acaba de sacar un reportaje sobre el caso Mónica Feria, y lo intresante es que ahi declaran Pablo Rojas de la Coordinadora Nacional de DDHH, y Miguel Jugo de Aprodeh. Los dos marcan claramente distancias, a nombre de sus respectivas instituciones, con la mencionada. Bien por ese deslinde, me parece excelente y muy necesario para ambas.

Sin embargo, me pregunto si hay en las organizaciones de DDHH locales, personas que piensen como Mónica Feria. Y mucho me temo que sí las hay. Espero que sean pocas.

Me aúno a las felicitaciones de Fabber para Martín Tanaka por este post, que grafica inmejorablemente la forma de pensar de muchos de nosotros.

Silvio Rendon dijo...

"Tal vez uno sea injusto con una persona que, con el tiempo, revelará que no merecía nuestra desconfianza. Llegará entonces el momento de disculparse. Ojalá ese día llegue. Pero mientras tanto, tenemos el derecho de ser desconfiados. Y la obligación de estar vigilantes".

Hola Martín,

Dos cositas:

1. Veo que ahora admites la posibilidad de que Mónica no mereciera tu desconfianza. Incluso sugieres que te disculparías. Esto es importante, pues antes ella era indiscutiblemente culpable. Creo que en algo han contribuído mis argumentos a que abras esta posibilidad. En el país se han cometido injusticias así con mucha gente, no lo olvidemos.

2. La confianza es algo subjetivo. Es muy difícil construirla y muy fácil destruirla. Y es intransferible de una persona a otra. Contra eso no se puede hacer mucho. Eso sí. Cuando una persona está acorralada y siendo linchada por una multitud, cuesta mucho que alguien vaya contra la corriente y pueda evitar una injusticia. El problema es que cuando las cosas quedan aclaradas (que pocas veces quedan y si quedan siempre hay dudas y resquemores) ya es demasiado tarde. Se perjudicó a alguien pero uno por desconfianza dejó que ocurriera. Ahí es donde esacasean los Picards principistas.

A ver. ¿Qué diría Picard sobre lo siguiente?:
- ¿Es justo que se la vuelva a juzgar por algo que ya fue juzgada y absuelta y por lo cual ya purgó prisión?
- ¿Debe el estado peruano pedir la extradicción de Mónica Feria del Reino Unido como exige Aldo Mariátegui?
- ¿Debe el estado peruano pedir que se le retire el premio?

En mi opinión, si de alguien Picard estaria recontravigilante es de sus acusadores.

Y en cuanto a Mönica, le pregunté directamente sobre su condena a Sendero Luminoso y fue muy clara. No lo debes pasar por alto. Otra cosa es que no lo creas. No sólo eso. Dijo que estaría dispuesta a defender la causa de las víctimas de Sendero Luminoso, y sin que yo se lo preguntara mencionó la masacre de Lucanamarca y su condena a Abimael Guzmán. En este sentido, especularé sobre cuál sería la conducta del capitán Picard que tengo en mente.

Mi capitán Picard "castigaría" a Mónica Feria retirándole los absurdos juicios sobre cosas juzgadas que penden sobre ella y permitiéndole que vuelva al Perú, como ella quiere hacer, a que pueda trabajar como la especialista que es en la defensa de los derechos de las víctimas de las masacres de Sendero Luminoso: campesinos sobrevivientes, niños huérfanos, soldados y polícias discapacitados, y tanta gente que sufrió a manos de Sendero Luminoso. No veo a Picard quedándose en el pasado, sino resolviendo temas del presente. Tal vez esa sea la evidencia que necesites ver para cambiar de actitud. En mi opinión, es la solución a este tema. Es lo legal. Es lo justo.

Saludos,

Susana dijo...

Silvio,
No lo se. En el pasado Monica fué muy ambigüa, por decir lo menos, y no he visto ahora que condene ese pasado o se arrepienta de él. Más bien, veo que lo niega, y eso me une a las dudas y escepticismos que tan bien plantea aquí Martín.

LuchinG dijo...

Silvio Rendón: he leído la discusión en GCC, y no me metí por lo mismo que dijo Tanaka: parece una discución muy privada, aunque tenga consecuencias públicas. Voy a darme el trabajo de leerla denuevo desde el principio, porque no he encontrado ese deslinde claro y contundente que tu mencionas, sólo la apelación a asuntos legales o definición precisa de conceptos ("yo nunca estuve en Sendero", dice ella, como si yo dijera "nunca me inscribí en 'Libertad'" y eso significara que nunca estuve en los mítines, hablaba a favor de MVLl, etc). La impresión que yo tengo es que fue más que una simpatizante, y como no aclaró su situacion e hizo el mea culpa correspondiente en su momento, ahora es demasiado tarde, porque hacerloo impediría que su carrera continue con el mismo impulso.

EL ADVERSARIO dijo...

Bien sustentado su post pero deberia pedir a Monica Feria venir al pais para ser procesada por las acusaciones hechas. Si decimos que Fujimori puede ser juzgado en nuestro Poder Judicial sin problemas respetando sus DDHH entonces para Feria podria suceder lo mismo sino estariamos ante el doble rasero.

Asimismo me resulta lamentable que el Estado Peruano no denuncie este hecho ante la Fundacion Gruber que le dio el reconocimiento a Monica Feria o realize la protesta respectiva.

LuchinG dijo...

Adversario: no confundamos las cosas, no tiene nada que ver que se le pida a ella en terminos personales un deslinde o aclaración, y otra muy distinta acosar legalmente a alguien que ya pasó por un proceso penal.

ocraM dijo...

qué preciso el guiño a Coupland.

gran post.

Polietileno dijo...

Genial el post. Como siempre, Martín pone las cosas en su lugar.

Gustavo Faverón Patriau dijo...

Estoy de acuerdo con lo que escribes, Martín. La desconfianza y las ganas de tener las cosas claras --para no seguir viviendo en desconfianza-- fueron los motivos que me llevaron a formularle a Mónica las preguntas que le hice en el blog de Silvio. He escrito algo más sobre el tema, aunque más en general:

http://puenteareo1.blogspot.com/2007/10/el-borrn-y-los-tribunales-1.html

Saludos,

G.

Anónimo dijo...

no estoy de acuerdo. los derechos humanos de los terroristas son tan derechos humanos como los que no lo somos. el argumento de la desconfiansa juega contra el argumento de los principios. defender los derechos humanos no es lo mismo que vender camisetas.

Anónimo dijo...

hola martin, de verdad excelente post. otra cosa que la verdad no esperaba y que me ha dado gusto, es que organizaciones como la Coordinadora Nacional de DDHH y el Consejo Nacional de DDHH han hecho el deslinde respectivo.
En la otra orilla esta este tipo rendon que parece del mismo equipo de la Feria.

mauricio

Anónimo dijo...

Martín,

Muy buen post. Ojalá muchos peruanos tuvieran tu claridad de análisis. Y aquí dejo una buena noticia, la del pedido de extradición de la abogada Feria Tinta:

http://www.peru21.com/p21online/Html/2007-10-30/onp2politica0805916.html

Anónimo dijo...

Lo gracioso es que efectivamente Maxwell tenia razón y no hubiera estado nada mal detener a Cardassia a tiempo.

Martín dijo...

Un comentario breve para Mauricio: Silvio Rendón es un buen amigo, cuyas opiniones respeto mucho, aunque no siempre coincidimos, como en este caso. Ya las posiciones están expresadas. Pero cuidado con eso de "En la otra orilla está este tipo rendón que parece del mismo equipo de la Feria". Primero, Rendón y Feria son dos personas distintas con posturas propias; y segundo, en el caso de Mónica Feria, ella tiene derecho a la presunción de inocencia, y al buen nombre. así que no hagamos acusaciones o insinuaciones a la ligera.

Leo que la justicia peruana pedirá la extradición de Feria. Como siempre, esperemos que se respete el debido proceso y que se actúe de acuerdo a derecho. No conozco el caso en términos judiciales, así que más no puedo decir.

Nicolás Bello dijo...

Esta es una frase que lei en un libro de ejercicios de oraciones incompletas de la Pre de la Agraria:

"Es difícil reconocerles derechos a quienes sistemáticamente han violado los derechos humanos; sin embargo, el hacerlo es justamente lo que nos diferencia de ellos."

SORAYA dijo...

Silvio Rendón no es un pro-senderista, un senderista ni un nada por el estilo. El tiene su opinión al respecto y hay que respetarla, así como queremos que respeten la nuestra. El Perú necesita que nos escuchemos, que dialoguemos y que seamos capacez de entender nuestros distintos puntos de vista para salir del hoyo en el que estamos. Finalmente, será la justicia peruana quien se encargue de resolver el asunto que hoy nos divide.

Ricardo Alvarado dijo...

Al margen de la responsabilidad personal de Mónica Feria, su pertenencia o simpatía por SL, etc., me pregunto si acaso se está propiciando un doble estándar respecto de la apología del delito, según el cual la defensa de Sendero es inadmisible, pero la defensa del terrorismo de Estado es aceptable.

No se han visto reacciones comparables, ni siquiera en la CNDDHH, respecto al muy cuestionable pasado de Julio Favre, en cuyo caso no sólo sería una cuestión de simpatías, sino la complicidad directa en violaciones a los derechos humanos.

Este doble estándar (según el cual los crímenes son condenables o no dependiendo de quien los comete) es inaceptable para quienes defendemos los derechos humanos.

Anónimo dijo...

"...me pregunto si acaso se está propiciando un doble estándar respecto de la apología del delito, según el cual la defensa de Sendero es inadmisible, pero la defensa del terrorismo de Estado es aceptable"
Algún defensor del denominado terrorismo de estado ha ganado un premio de DD.HH de cientos de miles de dólares????.

Memo dijo...

Parece que no se hubiese aprendido nada. En los 80, los intelectuales de izquirerda evitaban condenar a Sendero y lo llamaban "los hermanos equivocados alzados en armas". Y esos equivocados dieron pasó a 70 mil muertos.
Ahora, tratan de proteger con artificios legales a una mujer que sólo las utiliza en beneficio de aquellos que las han violado. La abogada Feria no cree en el sistema, solo lo utiliza. Ella ha hecho una carrera en beneficio de Sendero teniendo cuentas pendientes con la justicia peruana.No creo que Rondón y otros que abogan por ella sean senderistas, pero al menos le hacen el juego y con sus argumentos avalan protegen a una persona que a todas luces se aprovecha de esta izquierda que no ha aprendido de sus errores. Creo que en el fondo sólo buscan atacar al loco Mariátegui con el pretexto de defender a Feria. Y eso es un error.
Las organizciones de DDHH de Perú han sido contundentes: Mónica Feria ha boicoteado los Derechos Humanos en el Perú y siempre los ha combatido a nivel internacional. La teleparábola no se aplica aquí. Picard sabría a quién debía apuntar el Enterprise. La inocencia de Mónica Feria es un falso debate aún no haya sido juzgada, porque sus acciones ya la han condenado.

Ricardo Alvarado dijo...

"Algún defensor del denominado terrorismo de estado ha ganado un premio de DD.HH de cientos de miles de dólares???"

Obviamente, los perpetradores y partidarios del terrorismo de Estado no han ganado ningún premio de DDHH, pero si han sido ascendidos (Telmo Hurtado), condecorados (grupo Colina, comando Chavín de Huántar) y hasta nombrados en la presidencia del FORSUR (Favre). Otros, cuando se "jubilan", reciben una CTS de 15 millones (Montesinos). Y algunos hasta se han dado el lujo de morir en completa impunidad (Clemente Noel).

Creo que no es poco.

Anónimo dijo...

Ricardo Alvarado, ¿no te indigna que alguien con un prontuario como el Mónica Feria a´"Camarada Matilde" se lleve varios cientos de miles de dólares por "defender los DD.HH"?, ¿En qué bando estás?.

Martín dijo...

Para el último comentario anónimo: que yo sepa, no se puede dar por hecho eso de "c. Matilde"; y eso de "prontuario" no puede tomarse en el sentido de antecedentes penales delictivos, que no existen; Feria fue juzgada y absuelta, hasta donde sé. Lo que aquí estamos debatiendo es si alguien con los antecedentes, actitudes, y juicios abiertos que tiene, merece ganar ese premio. Saludos.

Anónimo dijo...

"...no puede tomarse en el sentido de antecedentes penales delictivos, que no existen; Feria fue juzgada y absuelta..."
Aaaaa ya! qué buena, osea que la aberrante institución de los "Tribunales sin Rostro" inventada por Fujimori sólo es mala cuando condena, pero no es mala cuando absuelve.
La sentencias emitidas por estos aberrantes tribunales han sido declaradas NULAS por la Corte Suprema, en el caso de Mónica Feria a´"Camarada Matilde" tiene pendiente una denuncia por su pertenencia a Sendero Luminoso, que deje de esconderse en leguleyadas y que afronte los procesos que tiene pendientes.