viernes, 2 de febrero de 2007

Un comentario sobre el "operativo empleada audaz"


Hace varios días que estaba con ganas de hacer un comentario sobre la manifestación contra la pena de muerte en la Plaza Mayor del viernes, y contra la discriminación en Asia del domingo de la semana pasada. Sobre lo primero, felicitaciones a sus promotores y participantes, lograron lo que querían: demostrar cómo funciona aquello de “para mis amigos, todo, para mis enemigos, la ley”. Para adelante, la lección es que es necesaria más organización, más coordinación, entrar a jugar en una cancha más grande.

Sobre lo de Asia, felicitaciones también a los organizadores y participantes. Reconforta saber que tanta gente se haya movilizado para poner en debate temas como la discriminación, el racismo, la prepotencia, la privatización de espacios públicos, las condiciones laborales de las empleadas domésticas. Si me he demorado en hacer un comentario es porque no conozco “Eisha”, nunca he ido, ni tengo amigos cercanos que hayan ido, y que me hayan contado de primera mano los abusos sobre los cuales, felizmente, estamos debatiendo. Así que he estado leyendo lo que se ha escrito, y viendo los videos que se han colgado.

Otra razón adicional de mi demora en hacer un comentario es que tengo algunos apuntes críticos, que quería pensar mejor, y que los presento ahora con el mejor ánimo de hacer este tipo de acciones, que respaldo plenamente, más efectivas.

A verrrrr... me parece muy bien el “operativo”, la propuesta lúdica, buscar poner en debate temas importantes. Poner en debate: me parece que el diagnóstico de fondo es que de lo que se trataría es de “remover conciencias”. El martes pasado Nelson Manrique decía que en el Perú el problema era que habían cambiado las estructuras económicas y sociales, pero no tanto las subjetividades, de allí la persistencia del racismo. Lo que habría que hacer es cambiar las subjetividades, remover conciencias. De allí la lógica del "operativo".

http://www.peru21.com/comunidad/Columnistas/html/ManriqueIndex.html

Estoy totalmente en desacuerdo con Nelson (y con las acciones que se deducen de ese diagnóstico). El cambio de mentalidades en el Perú ha sido gigantesco, épico. La gente no acepta más una situación de subordinación, como hasta, más o menos, la década de los años cuarenta. Por eso el Perú cambió dramáticamente desde entonces. El cambio económico y social del que habla Nelson empezó con el cambio de mentalidades, que se expresó en la migración, que hizo que Perú pasara de ser un país rural a uno urbano en 40 años. Los que no han cambiado en cuanto a mentalidades son una minoría cada vez más marginal, enajenada, y encerrada en pequeñas islas como las de Asia. Creo que por eso es que nos llaman tanto la atención y nos escandalizan. No porque el racismo y la discriminación sean prácticas típicas, sino porque son arcaísmos intolerables. En efecto, el racismo ya fue.

Si el problema no está en las conciencias, ¿dónde está? Porque es cierto que existe un problema. A mi juicio, está en la asimetría de poder entre una gran mayoría sin herramientas para hacer valer sus derechos (plenamente conciente de tenerlos), y una minoría en posiciones de poder que, ella sí, puede ser que no haya cambiado mucho de mentalidad. Frente a esto, como diría Albert Hirschman, hay dos opciones: la voz, o la salida. Piteas y la luchas, o te vas. En general, la gente, por su debilidad, tuvo que irse. Protestó a través de la migración. Y en las ciudades construyó sus propios barrios. Y poco a poco fue avanzando y adueñándose del país que lo excluía. Ya que no podía seguir una estrategia de lucha frontal, optó por rodear el obstáculo. Y así ha avanzado, y así el Perú se nacionalizó cholificándose, como diría Aníbal Quijano en los años sesenta.

En cuanto a las playas del sur, el “Perú cholo” poco a poco se adueñó de la Herradura, luego de El Silencio, luego de Santa María... y no me queda duda de que, con el tiempo, también se adueñará de Asia.

Me temo que la lógica del llamado a las conciencias puede ser inocuo; los abusivos seguirán con su imbecilidad, las empleadas de Asia seguirán aguantando, usando las”armas de los débiles”, de las que hablaba James Scott, y el Perú cholo seguirá andando por sus propios caminos. El asunto, me parece, es dar herramientas para que se puedan defender los que ahora no pueden. Esa es la solidaridad que necesitan.

¿A qué me refiero? Por ejemplo, sobre el tema del trabajo doméstico: ¿cómo hacer para que una empleada pueda denunciar abusos sin sufrir represalias? ¿Qué cambios se pueden hacer a la ley existente sobre trabajo doméstico? ¿Qué iniciativas concretas van a presentar los congresistas que se sumaron a la protesta? ¿Qué dice el Ministerio de Trabajo? ¿Cómo fomentamos más denuncias, sanciones e inspecciones para los que no cumplen con las normas? Sobre el uso de los espacios públicos: ¿qué dice el municipio de Asia? ¿Cómo aseguramos que los municipios en general hagan cumplir las leyes vigentes? ¿Qué cambios habría que hacer a la ley de municipalidades, a los reglamentos de construcción? Sobre prácticas discriminatorias, ¿cómo facilitar denuncias a indecopi y otras instancias? ¿Deberíamos aumentar las sanciones?

Cada uno puede ampliar su lista de preguntas y sugerencias de acciones concretas. Sin ellas, el “operativo” queda en algo simbólico y simpático, pero sin efectos prácticos. Confío en que ellas están por venir, y que el "operativo" es sólo un primer paso.

7 comentarios:

Jose Alejandro Godoy dijo...

Martin:

Varias anotaciones con relación a tu post de hoy.

Como seguro debes de saber, mi blog fue uno de los espacios desde los cuales se hizo eco de la convocatoria sobre la marcha contra la pena de muerte. El objetivo que señalas se cumplio fue la razón que motivo apoyar esta iniciativa. Y si, creo ser plenamente consciente que la cancha en la que debemos jugar ahora es mucho más grande y más cercana también a las propuestas de fondo.

Sobre lo de "empleada audaz", añadiría algunos matices.
Ciertamente el operativo fue exitoso y todo lo demás, pero hay que tener presentes tres cosas:

1. La necesidad de empoderar a la gente que no tiene acceso a reclamar sus derechos. Un ejemplo de lo que se podría hcer son las iniciativas Pro Bono que, a semejanza de Estados Unidos o Chile, abogados como Javier de Belaunde estan impulsando en nuestro medio.

2. El racismo y la discriminación en nuestro país son soterrados y no abiertos, como lo fueron en Estados Unidos o Sudáfrica en su tiempo. Quizas por eso sea tan dificil aceptar que dicha realidad existe.

3. Un matiz importante. No todos en Asia discriminan. Si bien hay gente que si, también están los que no y conozco a varios de ellos. Muchas veces se generaliza la frivolidad característica de muchos de quienes moran por alli. Ese matiz es importante para no encasillar y generar una corriente de discriminación inversa similar a la que planteaban los Humala. Es un peligro sobre el cual los impulsores de la iniciativa debieran estar alertas (sobre todo porque otras veces han estado al borde de ello, como en el caso de una protesta que quisieron hacer a un canal de cable, Plus TV, por supuestamente no presentar conductores que no fueran blancos o contenidos que no representaban al Peru).

Por alli van mis reflexiones sobre el tema.

Anónimo dijo...

Que fueran empleados de Baruch Ivcher los promotores de la "protesta" ¿Sólo la muerte puede entrar a Palacio..?, me dio qué pensar: ¿Gato por liebre..? ¿Operativo del gobierno para ganarle la iniciativa a los caviares y tener de antemano el "control" en este tópico..? ¿Más juegos artificiales del doctor responsable...?
Además, no estuvo claro si el "show" era contra la pena de muerte per se, o se trataba solamente de una rabieta blogera contra la intrusa "portatil" fujimorista que fue recibida con pitos y matracas por el doctor García en el patio de la Casa de Gobierno..?
Una suerte de desquite, -pensé. ¿Querían tomarse una foto en Palacio con el mismísimo presidente..? Porque aparecer al día siguiente en las portadas de diarios y televisión, saltar a la fama, al descentralizado, a la Copa Libertadores y, porque no, al congreso otorongo, o a la dirección de las páginas editoriales de los diarios chichas, sólo hay un paso y un poco de suerte...
Más que un "triunfo" como algunos blogs se esforzaron en creer, fue un fracaso. Se trató de una "convocatoria" irresponsable, se sabía de antemano que irían cuatro gatos cibernéticos a tomarse fotos así mismos.
Así por así, no se debe desperdiciar y, encima, DESBARRANCAR una excelente motivación cívica, como fue exactamento lo que hicieron.
Sobre la protesta en la playa Asia.
La miseria, el abandono, el desprecio al indígena, el centralismo, la indiferencia limeña, es decir, la necesidad, obligó a campesinos quechua y aymara en los años cuarentas a migrar a la costa de nuestro litoral. No fue ningún "cambio de mentalidad".
Primero fueron hombres jóvenes, después fue llegando la familia. No vinieron a exigir o pedir justicia del gobierno central. Mansamente, sin hablar muchas veces castellano, se ubicaron en los desiertos, en empinados cerros, en muladares, arenales; carentes de los más elementales servicios, agua, electricidad, desague, construyeron por si mismos sus viviendas, buscando no morir de hambre. Antes lo hicieron en su tierra, después en las capitales costeñas.
Sin conocer el mar, sin saber nadar, se hicieron pescadores. En chimbote, por ejemplo, en pleno bloom pesquero, morian inmigrantes andinos con frecuencia al caer al mar, esas noticias no se reportaban.
Ayer fueron marginados y olvidados por vivir en el Perú profundo, por ser "cholos", por no valer nada, nada se hizo por ellos. Hoy son estafados y olvidados no obstante de "convivir" en la Gran Lima.
Si a esto no llamamos racismo, ¿cómo deberíamos llamarlo..?
Si miramos el racismo europeo con los inmigrantes de otras latitudes que se han establecido en esos países, ¿podríamos diferenciarlo con el que practicamos en nuestro país con los "cholos"..?
El "Perú cholo" no se "adueñó" de La Herradura, del Silencio, Santa María etc, el racismo viendo la explosión demográfica, dejó esas sobras y se largó al sur, lo más lejos posible de los cholos.
Por el contrario, los comerciantes cholos del Mercado Central y La Parada, ellos si se apoderaron primero del Jirón de la Unión, de boutiques, malls en San Isidro, Camino Real, Larco y Diagonal en Miraflores, etc.
Nuestro racismo lo ejercemos al unísono con "cholos" útimamente embilletados, es patético.

Anónimo dijo...

Porqué le permitimos y toleramos tanto al Presidente que haga lo que quiera, acaso no sabemos que Palacio de Gobierno no es SU casa, sino la casa de todos, que sólo por cinco años se la hemos "cedido" para que desde ahí puede administrar el Estado! Porqué los medios de comunicación no insisten en resaltar su particular prepotencia?? porqué no se dictan leyes que prohibían el "autobombo" con las obras o acciones del Estado y evitar así que algunos medios se "porten bien" o "mal"con el gobernante de turno por la publicidad estatal?
Pues no creo que casi todos los medios esten contentos con las acciones o inacciones del Presidente, una crítica más dura para marcarle la agenda y exigirle tratar temas de fondo.

Sobre el caso de las asistentas del hogar o empleadas domésticas, es triste ver, conocer y aceptar esta clase de trato inhumano, porqué quién no conoce a alguien - amigo o familiar- que sabe que a la empleada no le paga un seguro de salud, que la "viste" de manera diferente para diferenciar quien es el "amo" , o acaso quien no sabe de gente que se "trae de provincia a una cholita" , que asco de gente!!! habría que empezar exigiendo que los Congresistas, Maguistrados, altos funcionarios, empresarios, periodistas y personalidades muestren en el año del deber ciudadano, no sólo puntualidad sino respeto por quienes aveces terminan criando a sus hijos o cuidando de ellos, a ver si alguien se anima a preguntar a las empleadas de estos personajes cuánto le pagan, cuándo descansan, cómo las tratan...
Un tema de debate duro sin duda la discriminación, ojalá no sólo sea una moda sino hay que insisitir y educar, hoy en el siglo XXI no hay esclavitud!!!

coque ayala dijo...

Hola Martín, colocamos en nuestro weblog de "Pliegue" (somos alumnos de psicología de la UCV en Trujillo), un artículo alrededor de algunas reflexiones sobre El trabajo afectivo, relacionado a su vez con el trabajo doméstico y su inclusión en algún tipo de economía alternativa viable. Ahí estan algunas de mis reflexiones, debatibles. Un abrazo Martín, y saludos desde Trujillo.

http://sicopliegue.blogspot.com/2007/01/apuntes-sobre-el-trabajo-afectivo.html

coque ayala dijo...

Algunas reflexiones sobre la regulación económica y cultural alternativa del trabajo afectivo, que involucra a su vez el trabajo doméstico, colocamos en el blog de "Pliegue"(somos estudiantes de psicología de la U.C.V. en Trujillo). Saludos desde aquí y esperamos su visita y comunicación por el blog. Un abrazo Martín.

http://sicopliegue.blogspot.com/2007/01/apuntes-sobre-el-trabajo-afectivo.html

Martín dijo...

Sobre el tema de las migraciones y el cambio de mentalidad que supone hay felizmente bastante escrito: ver Quijano y la cholificación; Golte y Adams, Los caballos de Troya; Degregori, Blonde y Lynch, Conquistadores de un nuevo mundo; Franco, La otra modernidad; hay una abundante literatura antropológica también, desde la década de los años sesenta. saludos.

Anónimo dijo...

Peruano:
LA OTRA VE FUI EL 2005 A CONOCER LA PLAYA ASIA, PERO NO FUI POR LA PLAYA, FUI PARA CONOCER EL BOULEVAR DE ASIA......PORQUE UN CENTRO COMERCIAL TAN CERCA A LA PLAYA ERA COSA DE LOCOS PARA MI EL AÑO 2005
BUENO LO QUE ME LLAMO LA ATENCION FUE QUE YENDO CON MI ENAMORADA EN PLAN DE PASEO A LA PLAYA ASIA, NOS QUISIMOS ACERCAR A UNA SOMBRILLA Y EN ESO APARECIO UN ZAMBO ALTO QUE NOS DIJO QUE VAYAMOS MAS ALLA Y MAS ALLA, HASTA QUE NOS DETUVIMOS DESPUES DE CAMINAR CASI 100 METROS Y DISFRUTAMOS DE UN DIA DE PLAYA, BUENO EL PUNTO ES QUE NADIE TE PUEDE EXCLUIR O VOTAR DE UNA ORILLA DE MAR PORQUE LAS PLAYAS ES DE TODOS LOS PERUANOS
SEA EN LA PLAYA ASIA O EN ALGUNA PLAYA DE LA COSTA VERDE ME DA IGUAL, AL FIN Y AL CABO HAY MEJORES PLAYAS QUE LA TAN TRISTEMENTE CONOCIDA PLAYA ASIA

SALUDOS A LOS PERUANOS DE PENSAMIENTO REALMENTE MODERNO Y PROGRESISTA, PERO NO SALUDARE JAMAS A LOS RACISTAS
¡VIVA EL PERU!