domingo, 6 de abril de 2008

No a acusaciones gratuitas de terrorismo (y comentario a Alfredo Vanini)

.
Me pidieron suscribir el pronunciamiento de abajo, publicado hoy en La República, y lo hice. Si bien no comparto el 100% del texto, concuerdo en lo más importante: podemos estar de acuerdo o en desacuerdo con la consulta vecinal del pasado 16 de septiembre en los distritos de Ayabaca, Carmen de la Frontera y Pacaipampa en Piura, respecto a las actividades de la empresa Río Blanco Copper (antes Majaz); pero acusar a sus organizadores de terroristas es inadmisible, y echa más leña al fuego dentro de una zona con una conflictividad ya muy grande. Lamentablemente, esto se da en un contexto en el cual sigue el hostigamiento contra otros líderes que cuestionan la actividad minera en algunas zonas, como activistas de GRUFIDES en Cajamarca. Otra vez, podemos estar de acuerdo o en desacuerdo con ellos, pero los conflictos no se resuelven amedrentando a las personas; peor, la solución pacífica e institucional se hace cada vez más lejana.

BASTA DE PERSECUCIÓN A LOS DEFENSORES DEL MEDIO AMBIENTE

1. Los abajo firmantes rechazamos rotundamente la denuncia de parte presentada por la Asociación Civil "Frente de Unidad de la Comunidad Campesina de Segunda y Cajas" contra los Alcaldes que realizaron una consulta vecinal el pasado 16 de septiembre en los distritos de Ayabaca, Carmen de la Frontera y Pacaipampa en Piura, contra Javier Jahncke, Julia Cuadros y Juan Aste, defensores de los derechos ambientales que apoyaron dicha iniciativa, contra Nicanor Alvarado, del Vicariato Apostólico de Jaén; Carlos Martínez, alcalde provincial de San Ignacio; Wilson Ibáñez del Frente de Defensa del Medio Ambiente de Huancabamba, Servando Aponte y Cenesio Jiménez, presidentes de las comunidades campesinas de Segunda y Cajas y Yanta y otras diecisiete personas.

2. La acusación de terrorismo no tiene ningún fundamento, porque todas las personas mencionadas son ciudadanos (as) que respetan los derechos humanos y trabajan por una sociedad mejor. De manera absurda, se presenta la consulta vecinal como un acto terrorista, a pesar que fue un acto pacífico y público con presencia de numerosos observadores nacionales e internacionales.

3. La denuncia proviene de un autodenominado "Frente de Unidad de la Comunidad Campesina de Segunda y Cajas", que tiene parcialidad manifiesta a favor de la empresa Minera Río Blanco Copper, antes empresa Minera Majaz. Este frente toma el nombre de una comunidad campesina, sin autorización.

4. La denuncia de parte constituye un acto más de persecución contra autoridades, dirigentes sociales y profesionales que no están de acuerdo con la realización del proyecto minero Majaz, por sus implicancias ambientales, económicas y sociales.

5. La empresa Río Blanco Copper (antes Majaz) se encuentra usurpando los territorios de dos comunidades campesinas (Yanta y Segundo y Cajas), como lo ha constatado la Defensoría del Pueblo. Igualmente, acaba de ser sancionada por incumplir sus compromisos ambientales para la actividad de exploración, además de generar efluentes ácidos con presencia de metales pesados y verter desechos en pozas de percolación (directo a la superficie), que no cuentan con la impermeabilización necesaria, pudiendo afectar aguas subterráneas.

6. Rechazamos la hostilización contra quienes defienden el ambiente y los derechos de las comunidades locales así como también por la criminalización de la protesta social. Esta situación también la vienen sufriendo los integrantes de la ONG Grufides en Cajamarca, con total impunidad. Prácticas como éstas ponen en riesgo la democracia y el estado de derecho.

7. Por ello, exigimos a las autoridades que detengan estas maniobras de hostilización y que asuman su rol en la protección y promoción de los derechos humanos.

Firmas...


ACTUALIZACIÓN, 14 de abril. Una lista incompleta de los firmantes puede verse en:

http://www.servindi.org/archivo/2008/3749

De otro lado, en el suplemento dominical de La República Alfredo Vanini escribe sobre el tema del racismo, y hace alusiones a la "polémica" suscitada a propósito de la publicación del libro de Jorge Bruce, Nos habíamos choleado tanto. El artículo de Vanini me parece muy valioso, puede verse en:

http://www.larepublica.com.pe/content/view/213261/



Unos cuantos comentarios a Alfredo, simplemente para aclarar lo que pienso. Primero, aquello de "deslegitimar" a Bruce "por mirar el asunto desde una posición blanca". Yo no pretendo que Bruce deje de ser blanco; simplemente digo que sus reflexiones, ejemplos, material empírico se mueve fundamentalmente en círculos de élite, que eso lleva a sesgos, y que creo que el país en su conjunto se entiende mejor si lo miramos desde la experiencia de los migrantes y de los hijos y nietos de esos migrantes.

Segundo, ciertamente mis percepciones pueden estar también marcadas por mi "ubicación social". Precisamente por eso, las ciencias sociales desarrollan metodologías que pretenden (a veces sin éxito, por supuesto) controlar esos sesgos.

Tercero, Vanini dice que "Tanaka no parece percibir que las estructuras sociales pueden mutar manteniendo intactas las mentalidades y da por sentado que las migraciones del sur andino hacia Lima, iniciadas hace más de cuarenta años, han modificado necesariamente la convivencia entre limeños y provincianos. Bastaría constatar lo que algunos llaman racismo intercomunitario (es decir, aquel que se practica dentro de una comunidad más o menos homogénea) o el racismo reactivo, para concluir que tal aseveración es falaz y que muchos de los recién llegados, lejos de modificar los prejuicios y los viejos vicios de su nuevo hábitat, terminaron por adaptarse a ellos y adoptarlos como suyos". Muy bien: este es el núcleo de nuestra discrepancia. Para Vanini parece obvio que los cambios habidos no han sido sustantivos: para mí, sí lo han sido.

Esto no implica que niegue la existencia del racismo, que niegue que aún hoy lo blanco tenga más estatus que lo indígena. Pongámoslo así: si tomamos el ejemplo de Vanini de su compañero de colegio, hijo de huancaínos, me pregunto: ¿no será que cada vez más, al uso de "serrano de mierda" le sigue un "fuííííra conch..." antes que un "desmoronamiento"? Otra vez, no niego que esto último siga sucediendo en alguna medida; pero me parece que mucho menos que antes, no tanto porque ya la gente deje de recurrir al uso de la racialización para descalificar, sino porque la gente que pretende ser descalificada no se deja como antes.

Termino diciendo que se necesita mucha más investigación sobre estos asuntos. Espero poder contribuir en el futuro en ese sentido. Saludos.

3 comentarios:

José Miguel dijo...

Hola
Se supone que Vanini critica tu posición en lo que él llama la élite intelectual del IEP, pero entonces Vanini también quiere que tú vayas a dormir a un asentamiento humano para poder criticar o analizar el racismo? Dentro de su misma opinión termina por confundirse.
Al final no estoy de acuerdo en la división de posiciones en cuanto a este tema. Ahora resulta que ni blancos ni personas con estudios pueden criticar??? ¿Y entonces Martín y SR. Vanini, quién es el llamado a hablar de estos temas sin que lo segmenten de inmediato?

Eso también es discriminación, aunque muy limeña.

Anónimo dijo...

Profesor Tanaka, lo saluda Alfredo Vanini. Gracias por considerar mis consideraciones (valga la redundancia) como valiosas. Y gracias por dedicar unas líneas a mi artículo (que La República me solicitó): no sabe usted cuánto he tenido que reducir y cortar. Es la tiranía del espacio periodístico. Me tomaré la licencia de enviarle a su mail el artículo tal como me quedó originalmente. Créame que se entiende mejor.
¿Los cambios sociales han sido sustantivos y han influido sobre las mentalidades? Puede ser. Yo no lo creo. Es nuestra discrepancia pues. Y es un honor discrepar con usted. Pero le doy un ejemplo fresquito: fíjese en los artículos aparecidos acerca del Decreto que manda a los clubes sociales aceptar mujeres. Lea las reacciones de Mario Ghibelini en Somos ayer y de Federico Salázar en La República hoy. ¿Le parece que esas reacciones son aisladas? ¿No le parece que son el síntoma de un pensamiento que tiene su matriz en los años 50?. En todo caso tenemos en ello un tema interesante que nos puede permitir medir los cambios de mentalidades acaecidos, o no, en el Perú en los últimos cincuenta años.
Hasta luego y gracias nuevamente.
Cordialmente
Alfredo Vanini

Anónimo dijo...

Martín lees el comercio? lees el somos? no has visto el circo beat? no te has dado cuenta del fenotipo de los columnistas en el diario en el que escribes? cuándo has visto que un pobre andino diga "fuiiira conch" a alguno que sale en estos periodicos?

finalmente:

"Yo no pretendo que Bruce deje de ser blanco; simplemente digo que sus reflexiones, ejemplos, material empírico se mueve fundamentalmente en círculos de élite..."

y usted de dónde es? volvemos a lo mismo!