miércoles, 14 de enero de 2009

Una lectura optimista

.
Artículo publicado en La República, martes 13 de enero de 2008.

http://www.larepublica.pe/files/edicionimpresa/larepublica/2009/01/13/20090113_1_1634_18_2.jpg

Muchos han expresado frustración y molestia en estos días porque perciben que no avanzamos en la lucha contra la corrupción. Para muchos, la corrupción descubierta en la licitación de lotes petroleros se estaría tratando de minimizar, desviando la atención hacia un tema secundario, la violación del secreto de las comunicaciones. Se estaría así dando un mensaje: no se metan con nuestras actividades ilícitas, a quienes osen tocarnos los perseguiremos con todo. Paralelamente, se estarían encubriendo otros casos de corrupción, como los asociados a la construcción de hospitales, mediante el escandaloso robo de documentación del Ministerio de Salud. En el mismo sentido, se señala que la comisión investigadora presidida por Daniel Abugattás no acusará a los exministros mencionados en los “petro-audios”; para esto el congresista Carlos Raffo fue pieza clave. Esto sería una expresión más de la alianza entre apristas y fujimoristas, en donde estos apoyan al gobierno a cambio de beneficios a favor del procesado Alberto Fujimori.

Aunque sé que esta línea de razonamiento está muy extendida, discrepo con ella. Es más, yo tengo una lectura optimista de los sucesos de los últimos días y su impacto en la lucha contra la corrupción. Para empezar, la investigación sobre la interceptación telefónica es muy trascendente, afecta intereses poderosos y al propio gobierno, incluso al Vicepresidente de la República. Esto no suena nada “apro-fujimorista”. El Ministerio Público y la policía han hecho un muy buen trabajo. En cuanto al juicio a Fujimori, se temía que pudiera haber una maniobra con la apelación a la sentencia que dicten los jueces encabezados por César San Martín. Afortunadamente, la designación de los jueces, presididos por Duberlí Rodríguez, que verán el caso en la Corte Suprema, ha sido saludada por todos, incluyendo a Ronald Gamarra, abogado de la parte civil. Así que, en cuanto al juicio a Fujimori, vamos bien.

En cuanto a los “petro-audios”, si bien los cinco miembros de la comisión investigadora han tenido grandes discrepancias, la mayoría acordó recomendar la acusación penal de los señores León, Químper y diversos funcionarios públicos; acuerdo que confirma lo que ya está haciendo el Poder Judicial. Respecto a los ex ministros, existe consenso en que no estamos ante delitos, por lo que el voto de Raffo no cambia nada sustancial. Por último, el pleno del Congreso podría acusar a los exministros por infracción a la Constitución, si quisiera hacerlo.

¿Y el robo de documentos del Ministerio de Salud? El ministro Ugarte ha señalado que el asunto, ciertamente muy grave, no tiene que ver con el tema de las licitaciones. No veo por qué Ugarte tendría que mentir a favor de Garrido-Lecca. Finalmente, concuerdo con que la conducta de Raffo seguramente se puede explicar por algún tipo de transacción, pero no veo evidencia, felizmente, de que esto afecte la limpieza del juicio a Fujimori. Se trataría de algún arreglo menor.

Lectura optimista, espero que no ingenua. Ya veremos. Hay que estar atentos.

1 comentario:

Froilán dijo...

Es bueno observar y estar vigilantes ante el acontecer diario. Es cada día más fuerte la fuerza que desde nuestra humilde posición ejercitamos. No sé si sirve de algo, pero hay que estar y lanzarlo al mundo. Que se juzgue y que sirva. Saludos