martes, 6 de enero de 2009

Gerardo Leibner sobre Gaza

Este es un mensaje escrito por el colega Gerardo Leibner, notable latinoamericanista y peruanista, de la Universidad de Tel Aviv (autor de El Mito del Socialismo Indígena en Mariátegui. Fuentes y Contextos Peruanos, Lima, Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú, 1999, entre otros), que me llegó vía Paulo Drinot. Vale la pena leerlo completo.

Date: Thu, 01 Jan 2009 09:11:38 +0200
From: Gerardo Leibner
Subject: Feliz 2009 y pedido de solidaridad

Querid@s amig@s:

Les deseo un feliz 2009 y les pido disculpas por este largo mail colectivo e impersonal.

Las circunstancias de este año no me permiten escribir unas líneas personales a cada un@ de ustedes. Más allá de las cargas habituales de trabajo y de que en este país las fiestas cristianas no son feriado ni época de vacaciones, este fin de año nuevo está empañado por una horrible escalada bélica y como se podrán imaginar me veo involucrado en diversas actividades de protesta contra la barbarie desatada.

Quiero aprovechar este mensaje para solicitarles solidaridad. No conmigo ni con el débil aunque persistente movimiento israelí por la paz. Si bien nos topamos con una generalizada hostilidad hacia nuestras ideas, nuestras acciones y en algunos casos nuestras personas (150 personas con carteles en una esquina céntrica de Tel Aviv pidiendo un alto al fuego y mencionando a los niños palestinos muertos por las bombardeos israelíes fueron corridos ayer a huevazos e insultos por indignados transeuntes) – al final de cuentas somos unos privilegiados que gozamos de la relativa libertad para expresar nuestras ideas. La solidaridad que pedimos es ante todo para la población civil palestina de la Franja de Gaza expuesta a bombardeos diarios de aviones y helicópteros israelíes. Y también para la población israelí del suroeste del país que sufre de los misiles disparados por Hamas.

¿Qué solidaridad estamos pidiendo? Lo que tengan a vuestro alcance, lo que puedan y quieran hacer. Desde circular la información de este mail, hasta enviar mails de protestas a las embajadas y consulados del Estado de Israel cuyo gobierno es el principal responsable de la actual tragedia, y si es posible influir en la toma de posiciones, en los pronunciamientos públicos de entidades políticas, sociales, culturales a las que ustedes pertenecen. Claro está que cartas a periódicos, artículos y comentarios en medios de comunicación pueden ser muy útiles. Y claro está, a veces se pueden adoptar acciones solidarias más militantes. Recuerdo como siendo adolescente participé junto con otros exiliados y emigrantes sudamericanos y algunos israelíes solidarios en protestas ante las embajadas de las dictaduras del cono sur reclamando por los presos político y por los desaparecidos. Si algo así fuera posible ante las representaciones diplomáticas israelíes, sería un gran aporte a la presión internacional necesaria para frenar esta cruel guerra.

Ya sé que la propaganda israelí y en algunos casos los dirigentes de las comunidades judías argumentan que las críticas o protestas contra la política de Israel son expresiones de antisemitismo. De esa forma se busca acallar la crítica, explotando la sensibilidad existente en sectores de izquierda hacia las comunidades judías tradicionales víctimas de prejuicios racistas y víctimas históricas de la peor barbarie del siglo XX europeo. Si les sirve para desinhibirse, para salir a protestar contra la política asesina y cínica del gobierno de Israel, les puedo decir que los judíos-israelíes que nos oponemos a esta guerra y que abogamos por una paz justa israelí-palestina esperamos de ustedes que demuestren vuestra solidaridad y sensibilidad hacia los israelíes, judíos y árabes por igual. Criticar al gobierno de Israel, protestar contra el racismo fuertemente impregnado a las políticas y en las actitudes israelíes no es ser antisemita. Todo lo contrario, protestar es apoyar a una futura existencia pacífica de los judíos-israelíes junto a los palestinos y a los pueblo árabes en general.

Mil disculpas por redactar un mail tan deprimente y amargar en algo las fiestas de fin de año. Festejen amigos y amigas, festejen que el objetivo de este no es arruinar los festejos sino contribuir a que quienes no pueden sonreir este año puedan hacerlo el siguiente.

Un abrazo
Gerardo

Para quienes les interese algunas informaciones:

Desde el sábado pasado la población palestina ha sufrido centenares de muertos y alrededor de 2000 heridos. Decenas de miles de personas en Gaza sufren de daños considerables en sus viviendas, desde la destrucción total hasta diversos daños que las convierten en prácticamente inhabitables en este invierno. En Israel se contabilizan 3 muertos por misiles palestinos y varias decenas de heridos y decenas de viviendas que sufrieron daños materiales.

La mayor parte del día se corta el suministro de electricidad a la mayor parte de la Franja de Gaza. La población viene sufriendo en los últimos años un persistente bloqueo terrestre, aéreo y marítimo, que la mantiene en la miseria y sin libertad de movimientos en uno de los lugares más densamente poblados del mundo. La retirada del ejército y de las colonias israelíes de la Franja de Gaza en el 2005 es presentada por Israel como el fin de la ocupación de Gaza. En la práctica aquella retirada unilateral, no negociada con la Autoridad Palestina dirigida entonces por el movimiento Fataj de Yasser Arafat, implicó la cración de una enorme prisión de cerca de un millón y medio de personas, totalmente dependiente de Israel para el tránsito de personas y mercancías. La retirada unilateral contribuyó significativamente a erosionar a la Autoridad Palestina y a los nacionalistas moderados de Fataj, segregando más que en el pasado a la Franja de Gaza de los territorios palestinos de Cisjordania y fortaleciendo así al movimiento islámico de Hamas. Condicionando toda negociación con la Autoridad Palestina con la realización de elecciones a pesar de las duras condiciones que enfrentaba la Autoridad Palestina tras la muerte de Arafat, Bush y los israelíes facilitaron la victorial electoral de Hamas para inmediatamente desconocerlos como gobernantes e interlocutores válidos. En fin, no seguiré con esta historia política por miedo a perder a todos mis lectores.

Sí quisiera explicarles algo que da una clave para entender el relativo extremismo militante de la Franja de Gaza, comparado con otros territorios palestinos. La densidad de la población se debe a que a partir de la guerra de la independencia de Israel en 1948, la región de Gaza ha sido uno de los principales receptores de refugiados que fueron desplazados de sus poblaciones en el territorio en el cual se creó el estado de Israel. O sea que hoy en Gaza muchos de los bombardeados por la fuerza aérea israelí son originarios, o hijos o nietos de originarios de ciudades y regiones en Israel a las cuales les está vedado el regreso y en las cuales les fueron expropiadas sin indemnizaciones todas sus tierras, casas y negocios a comienzos de la década del 50. Esta gente vivió desde entonces bajo ocupación egipcia hasta la guerra de 1967 y luego bajo ocupación militar israelí.

La población de las mayoría de los poblados urbanos israelíes próximos a Gaza tampoco es de las poblaciones más privilegiadas. Mayormente trabajadores industriales o agrícolas, con una pequeña clase media periférica en relación a los centros de poder económico, político y cultural de Israel, muchos de ellos, particularmente los habitantes de Sderot, vienen sufriendo ya hace casi 8 años de intermitentes lanzamientos de misiles caseros desde la vecina Franja de Gaza. Hay miles de niños israelíes que sufren de problemas de ansiedad crónica, ataques de pánico, fobias varias, relacionados con el vivir tanto tiempo expuestos al peligro. Cuando voceros israelíes presentan al sufrimiento de la población civil israelí bajo el terrorismo de los misiles de Hamas están diciendo una media verdad. Efectivamente existe tal sufrimiento y existe tal hostigamiento terrorista. Pero, hay que tomar en cuenta las proporciones.

En el primer día del actual ataque aéreo israelí murieron 10 veces más palestinos que el total de víctimas israelíes en 8 años de misiles. Y desde entonces el número de víctimas palestinas se ha duplicado. En lugar de avanzar hacia acuerdos de paz con las fracciones palestinas moderadas cuando estas eran aún mayoritarias en Gaza israel prefirió utilizar al hostigamiento terrorista para escalar las hostilidades cuando esto era funcional a los intereses de los políticos gobernantes. En estos momentos está muy claro que tanto el partido Kadima de centro-derecha como el Partido laborista del ministro de defensa Barak pretenden utilizar l escalada bélica que propiciaron en Gaza para ganar popularidad ante Netanyahu, el rival de la derecha en las elecciones previstas para el 10 de febrero. ¿Cinismo asesino dijimos antes?

Foto: manifestación en Tel Aviv en contra de la guerra. Ver:

http://english.aljazeera.net/news/middleeast/2009/01/200913202712466579.html

3 comentarios:

Jus dijo...

http://libertadperiodistica.blogspot.com/2009/01/11-dasde-derramamiento-de-sangre.html

Fabber dijo...

Totalmente de acuerdo con tu posición, que está excelentemente resumida.

Me da mucha esperanza que cada vez sean más voces dentro de la comunidad judía las que miran el problema de manera racional.

Lástima que en estos momentos las opciones moderadas estén en visible retroceso. Si sigue esta tendencia y Fatah cae más dejándole más base de poder a Hamas, Israel tendrá nuevos pretextos para otros ataques con cientos de muertos como éste: solo veremos un futuro sangriento a corto y mediano plazo para, tarde o temprano, contemplar impotentes un masivo éxodo del pueblo palestino, ante condiciones inaguantables, reduciéndolos a una minoría manejable dentro de Israel.

Ojalá ese escenario se evite de algún modo, pero por ahora no me parece claro cómo.

Nayus dijo...

Y eso tambien se da porque mientras Uds tienen la chance de hacer su marcha en su pais, pues en el otro las controversias politicas internas se resuelven a las patadas