lunes, 13 de abril de 2009

Sugerencias para las misas católicas (post semana santa)

Este post debió salir el domingo en la noche, pero no tuve tiempo de terminarlo. Me atrevo a hacer algunas sugerencias para mis amigos católicos practicantes.

Como saben los lectores de este blog, durante este semestre estoy en la Universidad de Notre Dame, en Indiana, en los Estados Unidos. Es una excelente universidad, y una de sus peculiaridades es que es una universidad católica. Ser católico en un entorno mayoritariamente protestante hace que los católicos tiendan a ser verdaderamente practicantes, más todavía en un país muy religioso como este; a diferencia de un país como el nuestro, donde la mayoría es católica, pero tiene una concepción muy "relajada" respecto a la religión.

Yo, si bien, me considero agnóstico, me formé en un colegio católico, así que me defino como de "oposición leal". De vez en cuando me da por ir a misa, y lo difruto mucho. Estando en Notre Dame he asistido a varias, y es una hermosa experiencia; no pude dejar de notar importantes diferencias entre las misas peruanas y las de aquí, siendo ambas católicas. Las de aquí las siento más cálidas, participativas, emotivas, mientras que en Perú las siento rituales, frías, apáticas. Menciono algunos detalles, que tal vez sirvan para que los católicos practicantes traten de tomarlas en cuenta para que las misas nuestras tengan más sentido.

Para empezar, las misas centrales domingueras aquí son hermosas: coro, órgano, instrumentos, que alternan estilos y composiciones diversas, que van de lo barroco a lo folklórico. La música es importantísima para hacer más trascendente y a la vez cercana la experiencia. Finalmente, la misa debe ser festiva, se celebra la comunión con jesucristo. La misa empieza, y el o los sacerdotes, con acólitos y demás, salen de sacristía, y caminan hacia la entrada, y luego regresan al altar. En el camino saludan a los asistentes, dándoles la mano o bendiciéndolos. Básico para sentirse bienvenido.

A lo largo de la misa, varios detalles importantes: primero, las lecturas y la homilía deben poder escucharse bien. Básico un buen equipo de sonido. Y la homilía debe contener un discurso con algún sentido, evidentemente. Luego, en Perú siempre me ha molestado que el recojo de limosna se extienda y coincida muchas veces con la consagración. Me parece el colmo que el momento más sagrado se de en medio del sonido de las monedas. Muy mercantilista. Acá esperan a que termine el recojo de limosnas, para que empiece el rito de la consagración. Excelente ocasión para que la música y los cantos ocupen el espacio vacío entre que termina la presentación de la ofrendas y empieza el prefacio de la consagración.

Luego, con la comunión. En Perú he visto que en general son muy pocos los que comulgan. Todo muy frío. Acá, todos se acercan al altar: los que quieren comulgar, comulgan; los que no, lo indican con la señal de brazos cruzados, y reciben una bendición. Lo importante es que todos participan, nadie se queda sentado conversando.

Al final de la misa, el o los sacerdotes, con los acólitos y demás, no regresan a la sacristía y chau, sino que son los primeros en salir del templo: se paran en la puerta, y despiden a los asistentes a la misa. Dan la mano, dan bendiciones, se toman fotos, etc.

Detalles muy simples, fácilmente copiables para nosotros, y que hacen mucha diferencia: la diferencia entre una misa apática y aburrida, y otra cálida y participativa.

Ver también:
http://en.wikipedia.org/wiki/Basilica_of_the_Sacred_Heart,_Notre_Dame

19 comentarios:

javier torres seoane dijo...

Hola Martín

Como sabes soy cristiano, aunque con el paso del tiempo me he ido alejando del catolicismo, y en particular de la jerarquía...pero realmente tu post me ha alegrado mucho. Siempre he pensado que la comunión es una fiesta en la que no comulgar es casi lo mismo que no haber asistido, ya que el centro de la Misa es la Comunión. Y de otro lado tienes toda la razón en la pobreza de las liturgías en nuestra ciudad (en provincias es un tanto distinto).

La verdad éstas se han convertido en un mero tramite que el celebrante tiene que cumplir y punto. Las misas en Lima son opacas y grises, además de ser aburridisimas, con discursos vacíos de contenido.

Y bueno la Semana Santa sinceramente yo la convertiría en días laborables...no entiendo que sentido tiene...salvo un buen descanso de cuatro días seguidos...en fin por lo menos mi padre y yo celebramos el Viernes Santo escuchando los Requiems de Mozart y de Brahms...

un abrazo y disculpa este post tan personal

javier

Anónimo dijo...

Martín
Que bueno post. Es realmente admirable que un agnóstico, como te calificas, pueda apreciar lo que puede o debe ser un verdadero católico.
Tienes toda la razón en lo que dices. Estudié en un colegio y universidad del Opus Dei y a pesar que muchos los critican por temas muy variados, el respeto que sienten por Jesucristo y por todo lo importante dentro del catolicismo, es admirable (cuidan cada detalle).
Sin embargo, después de la universidad, empecé a asistir a una iglesia en Piura en donde, no sólo celebraban la misa con mucho respeto y de una forma, realmente divina, sino también, y lo que más me gusta, de manera muy sencilla.
Si algún día visitas Piura, deberías asistir a la misa de 7 p.m. de la Parroquia Santísimo Sacramento (o un 24 de diciembre, es genial!).
Adicionalmente, creo que el cambio también debe partir de nosotros los católicos..pues si realmente quisiéramos tener una misa como debe ser y actuar como indica la religión, deberíamos cambiar. El peruano en muchas cosas parece muy apático.
Siempre leo tu blog pero es la segunda vez que veo un muy buen post en tiempo de semana santa.
Saludos,
Cm

Anónimo dijo...

Martin, yo he notado que las misas catolicas en el Peru son variadas, las hay las muy seria y "aburridas" hasta las muy festivas y con mucha participacion de la gente, esta variacion se da en funcion del lugar de la misa, en las iglesias del centro de Lima y en las principales de San Isidro o Miraflores son generalmente muy "serias" mientras que en los barrios populares o urbanizaciones de clase media, son muy festivas y la participacion es la norma, mi opcion es por las mas "serias" probablemente por un tema relacionado con mi caracter, pero coincido contigo en tus sugerencias.

Anónimo dijo...

Ojo, Martín, que lo que llamas características de la misa católica en Notre Dame son en realidad características propias del protestantismo y de ahí las han tomado los católicos. La noción de comunidad sentida a cada instante es fundamental en el protestantismo para combatir su natural inclinación disolvente. Bien podría decirse que el catolicismo se está aclimatando bien a esa melange que es la llamada "religión norteamericana", descrita por Harold Bloom.

Anónimo dijo...

Pues depende a que misas habras ido en el Peru, la mayoria a las que asistido son muy alegres, musicales y con mucho sentimiento de comunidad. De pronto es una cuestion de clase economica.
Lo que si se nota es que en USA por la competencia con el protestantismo, las iglesias catolicas tratan de ser mas cercanas a la gente. Incluso son mas abiertos y defensores de los derechos humanos.

Anónimo dijo...

La misa catolica esta diseñada para reinterpretan la ultima cena de cristo previa a su martirio, aquel sacrificio que fue necesario para la reconciliacion de los hombres con Dios.

La misa protestante trata de recordarte que ya estas absuelto de ese pecado y que el hombre puede llevar una vida mas plena aprendiendo de las escrituras. No tienen esa carga culposa propia del catolicismo plasmada en la imagen del cristo sangrante.

Anónimo 6 dijo...

Pues estoy de acuerdo más con los anónimos 2,3 y 5. Oye, en la mía, "Cristo Liberador", una parroquia por el Callao, hasta cantan cumpleaños en plena misa!

YO, SI OPINO dijo...

¿Mercantilismo en la iglesia leí? ... Cipriani donde estás? Te buscan ...

Anónimo dijo...

Martin,
buena reflexion personal pero pobre en conocimiento y experiencia religiosa y analisis cultural.

El por qué ya te dieron los anteriores anonimos.

Daniel Salas dijo...

Creo que lo que Martín sugiere no es que la misa católica se protestantice o se vulgarice con cánticos"pop", sino que sea más cálida y significativa y, a la vez, que no pierda su carácter sagrado.

Uno va a la catedral de Lima y se encuentra frente a un monumento imponente pero vacío. Cuando fui a Puebla, cada vez que quería visitar la Catedral (más bella que la de Lima) había un oficio, razón por la cual a los turistas sólo se les permitía circular por ciertos ambientes. Tal vez esto sea molesto para los que están de visita, pero la impresión que daba era que en Puebla sí había una comunidad activa y que la misa poseía un sentido. Como quería ver la catedral de todas maneras, me quedé una vez al servicio religioso y puedo decir que fue muy lindo y muy cálido, sin dejar de ser decoroso. Al final, un organista interpretó "Tocatta y fuga" de Bach, que fue un regalo para los que nos quedamos hasta el final.

Anónimo dijo...

Estimado Martín,

Los años que estuve participando en una parroquia de La Victoria (desde el año 1994) tuve una grata impresión de las misas, justamente por ello, es que me animé a formar parte de varios grupos por más de 5 años.

Por ello, coincido con algunos anónimos en que no todas las misas son serias y formalistas sin participación de los asistentes. Ello se viene dando desde 2 décadas más o menos (según tengo entendido).

Finalmente, quiero señalar que la dinámica de las misas mucho depende de los sacerdotes: algunos son muy serios y no permiten coros mas que órganos y música solemne; otros sacerdotes (generalmente los más jóvenes) son más alegres y fomentan la participación de la gente (desde niños hasta personas adultas).

Anónimo dijo...

Debiste titular tu post “Como mejorar algunas practicas de irracionalidad popular”
Quiero resaltar como usas tan facilmente la palabra “irracional” para describir las creencias andinas mientras que no haces lo mismo para otras creencias igual de irracionales, segun Dawkins.

Martín dijo...

Gracias por los comentarios. Al u'ltimo ano'nimo: tiene razo'n. Por eso soy agno'stico. Saludos.

Luis Adolfo dijo...

Me parece interesante que cuando se hable sobre la religión, aún sin abordar ningún tema de fondo, se desata siempre algún tipo de
controversia y debate.

El post me parece preciso y, al menos desde mi punto de vista, no lleva en el juicios morales que traten de descalificar las misas católicas. Solo son experiencias del autor, contrastadas entre ellas.

Luis

Corihuayta dijo...

Desde mi experiencia puedo decir, que la informalidad de una misa ayacuchana en Domingo de Ramos, completamente en quechua, es la que más me ha impactado...Mas allá del sincretismo cultural, de causas o motivos, la religiosidad auténtica representada en sus cantos, en las oraciones, en la liturgia es impresionante...

Anónimo dijo...

Quizás mi experiencia con los académicos es muy limitada, pero quería decir que eres una de las poquísimas personas del mundo académico que no muestra intolerancia y superioridad intelectual en el tema de lo religioso. Tener posturas distintas no significa minimizar o desacreditar a los que sí creemos. Y eso es algo que lamento profundamente de casi todos los profesores universitarios que he conocido, en Lima y en EEUU. Por eso, aprecio y respeto tu posición y opinión.

Anónimo dijo...

Hola
A ver si te veo por aquí: http://www.pucp.edu.pe/puntoedu/index.php?option=com_content&task=view&id=873

Asociación de poetas circunstanciales dijo...

Qué tal, Martín:

Es importane también llevar en cuenta que son justamente los Estados Unidos uno de los países en que el fundamentalismo cristiano se mantiene en pie. No obstante esfuerzos importantes para combatirla (del inglés DSc Richard Dawkins, el "rottweiler de Darwin", para citar al más famoso), la onda de superstición y radicalismo en ese país ha crecido proporcionalmente a su PBI y a sus gastos militares.

No sé qué gran mérito haya, para una sociedad de Estado laico, en una misa católica tan afectada. Si es por lo llamativo, asaz más llamativas resultan las ceremonias musulmanas, judías o hasta mormonas. Y, si es por alguna importancia política o social, eso es fundamentalismo. No hay de otra.

Atentamente,

José Vargas B.

Pablo Antonio dijo...

bonito post. pero hay gran diversidad de estilos de misa, dentro del mismo USA deben haber cientos. aqui en peru pasa lo mismo supongo, aunque hay cosas que son comunes, como que las misas son algo frias.

saludos.