miércoles, 29 de abril de 2009

Sobre la calidad de los congresistas

.
A partir de "affair" Correo-Supa, algunas personas se preguntan si en el fondo no habrá una preocupación legítima por las capacidades necesarias para ser congresista. Más allá del caso específico, ¿un analfabeto puede ser congresista, por ejemplo? ¿Debería haber requisitos más exigentes para poder postular al congreso?

Creo que hay muchos malos entendidos en las maneras en las que se suelen abordar estas cuestiones. ¿Qué es un buen congresista? A mi juicio, simplificando, uno que expresa, defiende, promueve, bien las propuestas de su bancada. En las campañas electorales los partidos presentan listas de candidatos, con un programa político nacional general y con programas regionales específicos. Cualquier congresista individual llegará con algunas capacidades y conocimientos para algunas cosas, y con una gran ignorancia e incapacidad en otras. Un congresista puede ser bueno en derecho penal, pero saber nada de políticas de salud; bueno para la técnica legislativa, pero malo para las tareas de representación, de relación con los electores; otros serán muy buenos explicando, difundiendo, canalizando y dando forma a las demandas y necesidades de los ciudadanos, concertando con otros grupos legislativos, pero serán malos en conocimientos profesionales, etc.

¿Cómo se superan estas limitaciones? No individualmente. El congresista llega como parte de una bancada que presentó un programa, que elaboró un partido con la ayuda de expertos en consulta con mucha gente, y que propuso en la campaña. La calidad del trabajo congresal dependerá de una buena conducción política y de una buena y profesional asesoría parlamentaria del grupo político. En este marco, puedes perfectamente ser analfabeto y un buen congresista. Al mismo tiempo, puedes tener todos los títulos profesionales posibles, y ser un pésimo congresista.

¿Qué es para mí un buen congresista? Uno que es fiel al programa político del partido gracias al cual fue electo, que defiende, promueve, con criterio las propuestas que dieron lugar a los votos que lo eligieron. Que actúa con sentido colectivo dentro de su bancada y aporta desde sus competencias particulares; que es capaz de relacionarse con los ciudadanos de su circunscripcíón, y con congresistas de otros grupos, de manera constructiva. ¿Qué sería un mal congresista? Uno que llega al Congreso, y se olvida del programa político del partido lo llevó allí; que actúa individualista, personalistamente, que busca cámara, atención personal, por encima de las propuestas de su grupo; que usa su cargo para intereses personales; esos hacen mucho daño. Hay otros malos, pero menos dañinos, digamos: los que cobran y no hacen nada.

Finalmente; como decía, viendo las cosas así, ser analfabeto o no manejar bien el español no predice que serás un mal congresista; como ser un académico de la lengua española y un profesional con mil pergaminos no predice que serás bueno. ¿Es necesario poner requisitos? Yo creo que sí, pero para mí el requisito es la trayectoria política. Me parece muy mal que una persona desconocida, oportunista, improvisada en asuntos políticos, de pronto llegue a altos cargos de representación (los peores congresistas son casi siempre de ese tipo). Llegar al congreso debería ser la culminación una carrera política o trayectoria pública, donde previamente demostraste tus méritos y capacidades siendo regidor, alcalde, ministro, funcionario, líder sindical o de opinión, dirigente social, etc., etc. Los congresistas serán mejores en tanto sepamos quienes son, y los elijamos siendo concientes de a quienes estamos eligiendo, serán peores en tanto sean desconocidos e imprevisibles. Para esto algunos filtros son p.e. elecciones internas en los partidos, que a su vez pueden tener requisitos, como años de militancia, experiencia política o pública, etc. De otro lado, todo aquello que apunte a fortalecer a las bancadas y a combatir el transfuguismo y el individualismo me parece muy bien.

Simplificando mucho, por ahí me parece que va la cosa.

VER TAMBIÉN:
http://utero.pe/2009/04/29/que-es-ser-un-buen-congresista/

18 comentarios:

Chalo dijo...

Coincido completamente. Los partidos políticos, en su mayoría, son improvisados y se juntan cada cinco años para las elecciones. En la base de los partidos está el problema de fondo.

Jose Alejandro Godoy dijo...

Hola Martin:
Coincido en el planteamiento. En el caso que motivó el comentario, la señora Supa tiene una trayectoria como dirigente comunal y fue una de las primeras que denunció la esterilización forzada masiva en el segundo gobierno de Fujimori. Por tanto, no es una persona improvisada en estos temas. Quizás es algo que Aldo Mariátegui no ha tomado en cuenta.
El contraejemplo que él pone es el de los parlamentos donde estaban figuras como Osterling, Luis Alberto Sánchez, Ramírez del Villar, etc. Sin duda, habían parlamentarios de esa calidad, pero también había de los otros, elegidos generalmente en provincias, que no representaban directamente a su población o a sus partidos, sino a intereses determinados.
Saludos.

Julio dijo...

No estoy de acuerdo con lo que usted señala. Creo que los mejores congresistas son los que tienen principios éticos, aquellos que incluso pueden romper con su propia bancada, si el acuerdo de la bancada es contra los derechos humanos o para favorecer la corrupción.

De acuerdo a su análisis, un buen congresista es el que promueve lo que señala la bancada, ¿qué pasa si la bancada protege a un corrupto? como ha sucedido en nuestro país. ¿El buen congresista debería respetar el acuerdo?, yo no lo creo.

Liberal de Wikipedia dijo...

señor tanaka. Yo creo que otro problema es la difusion del voto en los grandes distritos electorales. Distritos electorales uninominales acercan al congresista elegido al votante (en estados unidos hay congresistas que incluso cambian de partido, pero que son reelegidos por 5 periodos). Distritos electorales mas pequeños, de un solo congresista. thats solution.

Martín dijo...

Julio: si un candidato al congreso tiene principios éticos, debes pensar bien por qué partido postula. Si postula por un partido de "dudosa reputación" que después no se sorprenda por las posiciones de la bancada. En nombre de esos principios, la persona debe invoucrarse con un partido intachable, precisamente, por su trayectoria.

"Liberal...". Es un punto controversial, pero mi opinión es totalmente en contra de los distritos uninominales: estoy convencido de que harían mucho peor la situación actual. Los vicios se multiplicarían: la política se haría más personalista y particularista (resultado de la fragmentación de la representación), la disciplina partidaria se haría mas difícil (cada representante se sentiría menos comprometido con el partido), la proporcionalidad del voto se perdería: ocurriría que un partido con el 20% de los votos podría tener el 70% de la representación, o un partido con el 50% podría tener apenas el 15, etc.

En Estados Unidos la cosa "funciona" porque existe una sistema bipartidista que limita la fragmentación. En Perú, donde los partidos son tan raquíticos, distritos uninominales "provincianizarían" el Congreso y lo haría inmanejable.

Sobre el tamaño de los distritos en Perú, no son muy grandes, son medianos o chicos, con la excepción de Lima, que debería partirse para que queden cuatro o cinco circunscripciones medianas.

Sobre estos temas he escrito en mi libro "Democracia sin partidos". Saludos.

Omar O. dijo...

Martín,

Si el Perú es un paciente que adolece de un mal al que denominaríamos "clase política gangrenada", lo que haz escrito me parece que es un acertado diagnóstico de lo que actualmente sucede con nuestras autoridades en el congreso. La receta propuesta también parece lógica. La pregunta del millón es: ¿ el paciente estará dispuesto a tomar la amarga medicina para curarse ?

Liberal de Wikipedia dijo...

si tiene razon. tendria un poco mas de sentido con un senado de distrito unico y con una diputacion de distrito uninominal con partidos de alcance nacional (que superen la barrera del 4 por ciento).

En chile como funciona (tienen distritos muy pequeños).

gracias.

Martín dijo...

"Liberal...".

Sartori en "Ingeniería constitucional comparada" dice que distritos uninominales tienen un efecto reductor sobre el número de partidos cuando existe un sistema de partidos nacional (esa es la clave chilena), pero no tienen efecto cuando no hay sistema de partidos (como en Perú). Yo añadiría que un país tan fragmentado como el nuestro pasar a distritos uninominales haría el país ingobernable. Soy conciente de que es un punto controversial.

Hay soluciones intermedias, como el sistema alemán, que se usa p.e. en Bolivia, combinando distritos uninominales y asignación proporcional. Es lo que propone Tuesta aquí. Podría ser, pero para mí el problema no es tanto el sistema electoral, sino la debilidad interna de los partidos. Eso es, a mi juicio, lo que habría que atacar.

IDEA y Transparencia han sacado un libro evaluando la ley de partidos, donde tengo un capítulo en el que desarrollo estas ideas.

Luis Adolfo dijo...

La respuesta me parece super interesante y "desasnante", como mencionaran antes. Sin duda tengo mucho que aprender de Ud.. Sin embargo, si me permite, quisiera plantearle una duda.

Resumiendo lo dicho hasta ahora, creo que queda claro que el analfabetismo de Supa no puede ser calificado de "ignorancia". La variante de lengua que usa Supa es propia de su realidad y, por tanto, tan válida como cualquier otra variante, incluso la "formal".

Sin embargo, al plantear el analfabetismo de Supa, no como "ignorancia", sino como una "barrera" para el cumplimiento de su labor parlamentaria, ya no se está hablando de discriminación, sino de la veracidad de esta "barrera".

Ud. Plantea que la representación, antes que individual, debería ser una representación partidaria que permita la construcción de una postura política en base al trabajo articulado de diversos tipos de liderazgo (social, académica, profesional, etc.).

Bajo ese tipo de liderazgo diverso, reunido en partidos, no se podría afirmar que quien ejerce un "tipo de liderazgo" (social, para el caso de Supa) tenga barreras o impedimentos para ser un mejor representante, pues la idea no es que aquel sea un líder perfecto, sino que sea compatible con la postura de un grupo y que pueda complementar sus competencias con las de otros competencias de otros representantes.

Sin embargo (y esta es la pregunta), si nuestro sistema democrático (transfuguista, individualista, con los vicios que ya conocemos) funciona justamente al contrario del modelo que plantea, ¿no sería un contraproducente que existan liderazgos exclusivos (sólo social, sólo empresarial) que sabemos, de antemano, no van a encontrar el complemento necesario para funcionar dentro de sus partidos, y menos una postura ideológica sólida que les permita construir propuestas políticas coherentes?

¿No sería, entonces, una verdadera barrera para un congresista, la carencia de competencias mínimas en un campo distinto a donde ejerce su liderazgo? (carencias que muy probablemente no serán complementadas ni articuladas bajo el sistema actual)

Dicho en términos simples, siento que Supa sería una buena representante si tuviera un buen partido, buenos cuadros que complementen su liderazgo y sus cualidades. Pero, bajo la situación actual, sus potencialidades no son bien aprovechadas y sus deficiencias parecen limitar seriamente su participación exitosa en el sistema; constituyendo, entonces, una seria barrera para el ejercicio efectivo de su representación.


Luis Adolfo

NOTA: el anterior comentario lo envié sin editar, por favor acepte este y obvie el anterior.

Martín dijo...

Luis Adolfo,


gracias por el mensaje; preguntas interesantes.

De acuerdo con que los partidos deben buscar una representación lo más incluyente posible: por decir, UPP-PNP tenía un caudillo, pero no organización; el APRA ambos, pero le faltan cuadros profesionales; tal vez el PDS tenía excelente profesionales, pero poca convocatoria, pocos votos; Unidad Nacional está relativamente bien, pero solo en Lima, le faltan liderazgos en las regiones, y así sucesivamente.

De otro lado, todos los congresistas necesitan capacitarse y aprender permanentemente de muchos temas(todos nosotros en general) para cumplir mejor sus funciones. No veo por qué "agarrarse" con Supa cuando todos tienen limitaciones de algún tipo (incluyéndola a ella, por supuesto). Y todas las bancadas requieren consolidación.

Finalmente, la verdad es que yo no sé qué tan buena o mala congresista sea Supa, es cuestión de evaluar; en una de esas es buena, o puede que sea mala. Pero me parece evidente que la redacción de sus notas personales no es indicador para nada de la calidad de su trabajo. Saludos.

Chinasklauzz dijo...

CAMPAÑA CONTRA EL ANALFABETISMO – 2009: “Alfabeticemos al País”: Es una estupenda iniciativa emprendida por el destacado pensador peruano ALDO MARIATEGUI, director del reconocido diario Correo, que con mucha seriedad y junto a su grupo humano de colaboradores se dedicará desde la fecha a fotografiar cuanto manuscrito salga del puño y letra de cada uno de los servidores públicos de nuestro país, y a la vez se compromete a divulgar en su diario y a todo color (de ser necesario) los errores gramaticales que sean detectados para vergüenza de su autor. Según últimos reportes llegados a nuestra redacción, intelectuales de otros países saludan y felicitan estas acciones y esperan que estas campañas sean imitadas en sus respectivos países. Seguiremos informando.

Chinasklauzz

Julio dijo...

Lamentablemente en nuestro país, todos los partidos políticos existentes optarían por poner adelante los intereses de la bancada antes que el país. Además los partidos son sumas de individualidades, pueden tener un programa muy coherente. sin embargo muchos de sus militantes pueden ser incoherente. Sino observe al PDS o a otros partidos que dicen ser de izquierda, por que la población no los apoya. Por que saben, que muchos de ellos usaron la politica para ascender socialmente y se olvidaron de los pobres. Una vez un ex militante de Izquierda Unida que vive en San Juan de Lurgancho me dijo, para que hice tanto esfuerzo(incluso estuvo detenido acusado de un delito que no cometió), sólo para ver que los dirigentes del partido sean los favorecidos. Desde ese punto de vista, incluso el actuar de los militantes de partidos de derecha resulta más coherente que los que dicen ser de izquierda. Porque el PDS o el PS presentarón canditos a la alcaldía de Miraflores y no de Comas o San Juan de Lurigancho. Por eso creo que es mejor apostar por indivualidades antes que por una bancada, por ello defiendo el voto prerencial y no que un partido me impoga el orden de los candidatos.

JUAN MONTENEGRO ORDOÑEZ dijo...

MARTÍN, ESTOY DE ACUERDO CON LO QUE HAS ESCRITO SOBRE EL TEMA "SUPA", NO OBSTANTE, ME RESERVO EN CUANTO AL REQUISITO DE "TRAYECTORIA POLÍTICA" (NO, PARA SER CONGRESISTA, SINO, PARA SER CANDIDATO), PORQUE, ELLO CREARIA UNA "FRANJA ETÁREA", PUES, POR EJEMPLO, L@S CIUDADAN@S DE 18 A 20 AÑOS, ¿QUÉ TRAYECTORIA PODRÍAN TENER?. ESTAREMOS DE ACUERDO EN QUE NUESTRA COMUNIDAD POLÍTICA, NECESITA CON URGENCIA SANGRE NUEVA, Y ELLO, IMPLICA TAMBIÉN EL FACTOR ETAREO. EN CONCLUSIÓN, EL ASUNTO ES MUCHO MÁS COMPLICADO DE LO QUE APARENTA.

Anónimo dijo...

ser analfabeto o no manejar bien el español no predice que serás un mal congresista


Por favor, un ejemplo de un analfabeto que SEA UN BUEN CONGRESISTA ?

Gracias

Y ya sabes...Adopta un analfabeto...y si ademas es congresista, mejor...

Martín dijo...

Juan: el requisito de la trayectoria también puede aplicarse a los jóvenes. Por ejemplo, hay jóvenes que han sido líderes de organizaciones juveniles (barriales, estudiantiles, deportivas, etc.); que han participado en cursos, talleres; que tienen algún tiempo de militancia partidaria, etc. Claro que no podrán tener tanta experiencia como un adulto, pero podrían establecerse cuotas, por ejemplo, u otros mecanismos.

Al último anónimo: ser analfabeto ciertamente es un problema. Pero se puede compensar con experiencia sindical, con una buena asesoría profesional, con un buen colectivo partidario. En otras palabras, el problema está en la debilidad de los partidos, no en el nivel educativo.

¿Ejemplo de un analfabeto que SEA UN BUEN CONGRESISTA? Que yo recuerde, no ha habido analfabetos en el congreso peruano, así que no hay datos. Pero le propongo que busquemos en países con variedad lingüística (España, Bélgica, Suiza...), seguramente encontraremos parlamentarios que son analfabetos en el idioma oficial mayoritario, pero que son plenamente solventes en su lengua regional, y excelentes representantes. En todo caso, este no es el punto importante de la discusión. Saludos.

Sludgeman dijo...

Creo que la congresista Supa demuestra porque seria necesario en el pais un sistema bicameral,donde haya una camara de representantes, en la que no se requiera requisitos de tipo académico, pero si de trayectoria. Supa, sería un buen ejemplo de esto, cuya labor es representar a los distintos sectores de la sociedad, mas necesario aun cuando no existe un sistema de partidos que realmente represente; y una camara de senadores, legisladores, o como se le quiera llamar, que si tenga requisitos académicos.
Obviamente los poderes de esta camara de representante serian reducidos en comparacion con los de la camara de senadores y el de los actuales congresistas (asi como la remuneracion).
La capacidad legislativa de estos representantes tendria que ser canalizada a traves de los "legisladores", en principio de su propio partido.
Si bien puede decirse que un sistema bicameral hace mas incompetente la labor del Congreso, podriamos decir que mas que un sistema bicameral es un sistema unicameral con 2 tipos de congresistas.
Sería mas un ajuste al sistema actual para evitar pedirle "peras al olmo" y terminar con leyes copiadas de internet o asistentes que hacen el trabajo por el congresista mientras este "desconoce mayormente".

Anónimo dijo...

Poniendonos en el hipotetico caso contrario, que la representante Supa haya tenido una carrera profesional, creo que eso no haria mucha diferencia.

Le hubieran sacado alguna otra razon para atacarla. No es por Supa, es por su partido. En ultima instancia es una ataque a Humala o a la bancada del partido de Humala.

Y creo que aun siendo Supa una linguista con los mismos pergaminos que Hildebrant, tampoco podria hacer mucho en el parlamento. El problema de fondo es el centralismo, el cual funciona justamente para que las demandas de los grupos de poder central tengan prioridad.

Correo se centra en atacar a Humala y a los provincianos, pero se quedan callados sobre el centralismo. Aldo admira a los liberales pero no comenta sobre los sistemas decentralizados de gobierno en los paises desarrollados.

R. Euribe

Milagros Campos dijo...

Hola Martín: Muy interesantes los comentarios y el debate sobre este tema. Lamento llegar tarde. Coincido con el enfoque de tu columna, pues creo que lo expresado por Mariátegui “representa” a lo que piensa un buen sector de la población que no podría ser acusada de racista, sino que cuestiona los requisitos para el sufragio pasivo. Coincido también con lo expresado en la columna. Mi contribución al debate:
1) La identificación entre partidos políticos y bancadas es esencial. Todavía subsisten bancadas y grupos parlamentarios mal llamados especiales que no tienen relación con partido alguno y que se formaron entre quienes se apartaron de sus bancadas.
2) La organización del trabajo parlamentario en torno a la bancadas no solo es mas eficiente sino que permite que los partidos políticos se responsabilicen por la votaciones y conductas de los parlamentarios de su bancada. Así el elector premiará o castigará con su voto a tales partidos políticos.
3) Coincido con la opinión en torno a las circunscripciones uninominales. La idea de acercar al congresista a los electores no depende de la circunscripción uninominal, es un tema mas complejo que atraviesa por sensibilizar a los congresistas así como a los partidos sobre la función de representación que ejercen.
4) El problema planteado respecto de la ética de los parlamentarios no se soluciona con mayor individualismo sino con lo expresado en el punto 2.
Saludos,