domingo, 8 de abril de 2007

"Las explicaciones políticas no bastan..."

De acuerdo: las explicaciones políticas, por sí solas, no bastan para dar cuenta de todos los fenómenos políticos. En ocasiones, ciertamente es necesario el aporte de otras disciplinas. La interdisciplinariedad, en principio, es bienvenida. El asunto es que el aporte de cada disciplina dé todo lo que puede dar, y no sea descartado a la mala. Muchas veces, por ejemplo, se descarta el aporte de un enfoque politológico por parte de sociólogos, para quienes la política no constituye una campo autónomo de análisis. La clave para la comprensión de la política no estaría en ella misma, sino en la sociedad, o en otra esfera analítica. Por lo general, esto es expresión de prejuicios o ignorancia.

La columna de hoy en Perú 21 de Jorge Bruce, a quien respeto y aprecio, me parece que es un buen ejemplo de una mala manera de entender el análisis político por alguien que no es politólogo. Según Bruce, refiriéndose a Alan García,

"Otra vez nos tratan como ingenuos, como mentes frágiles y vulnerables que deben someterse a los designios del partido. El problema es que el partido depende de la voluntad de un solo hombre, quien parece empeñado en una lucha personal con un espectro hamletiano que no lo deja en paz. Para conjurar ese fantasma, está dispuesto no solo a pactar con el fujimorismo -lo cual es tan evidente que ni siquiera medita más análisis- sino incluso mimetizarse con Fujimori. A estas alturas, es claro que las explicaciones políticas no bastan. Por esas cosas de la mente humana que nos llevan a comportamientos extraños y autodestructivos, Alan García quiere llegar a su primer año envuelto en sombras cada vez más oscuras. Como si en su fuero interno estuviera persuadido de que esa es la única forma de escapar a lo que presiente -acaso aterrado- con un destino inexorable: comportarse como él mismo y no como quisiera ser".

http://www.peru21.com/comunidad/Columnistas/Html/BruceIndex.html

Bueno, a mí me parece que las explicaciones políticas, al menos en este caso, bastan y sobran, sin necesidad de recurrir a explicaciones sicológicas. Bruce no conoce bien (no tiene por qué) las herramientas del análisis político (así como yo desconozco las herramientas del psicoanálisis), pero igual se manda a decir con que "es claro que las explicaciones políticas no bastan". Ya sea que pensemos que hay una alianza entre el gobierno y el fujimorismo, como que pensemos que no la hay, el análisis político puede dar cuenta de ello perfectamente.

Un comentario más, nuevamente sobre el tema de la existencia de un "pacto" con el fujimorismo, que sería "tan evidente que ni siquiera medita más análisis". Creo que la patinada sicologista tiene su origen en esta tesis errada. Como esta tesis deja tantos cabos sueltos, tanta evidencia que no encaja, Bruce se queda en una callejón sin salida analítico. Por ello tiene que recurrir a explicaciones sicologistas, para dar cuenta de supuestos "comportamientos extraños y autodestructivos". En estos días, si se han dado cuenta, casi todos a los que les parece "obvia" la idea de la alianza, tienen que terminar reconociendo que "acá hay gato encerrado", que "no se entiende" qué pasa; se acaba en el desconcierto (ver p.e. artículo de Pepi Patrón en La República de hoy, suplemento Domingo).

Ya adelanté lo que pienso sobre esto en comentarios anteriores. Saludos.


ACTUALIZACIÓN, lunes 9 de abril.

El artículo mencionado de Pepi Patrón ya está en línea (aclaro que también aprecio y respeto a Pepi, quien además fue mi profesora en un curso de filosofía política en la universidad):

http://www.larepublica.com.pe/content/view/151379/

Para Patrón también "hay tantas coincidencias [entre el APRA y el fujimorismo] que ya resulta imposible (si alguien lo pretendió alguna vez) hablar de coincidencias". Al mismo tiempo, reconoce que "quedan muchas preguntas abiertas, sin duda. Por ejemplo, ¿por qué quienes se unieron a la lucha contra el autoritarismo ahora salen a defenderlo tanto como a algunos de sus más conspicuos representantes? ¿Qué hay en el fondo? ¿Cuál es el gato encerrado?".

Patrón luego reconoce más explícitamente los límites de su análisis:

"Disculpen, queridos lectores, tantas preguntas, pero confieso que las respuestas se me escapan. No es mi oficio específico el análisis político de la coyuntura, pero es tan fuerte la sensación de que nos están invadiendo modos de hacer política que pensábamos en vías de extinción, que no se puede evitar el prestarles atención y sentir alarma. Por otro lado, al momento de escribir esta columna, las consecuencias de algunos de los hechos reseñados en la configuración del equipo ministerial no son claras. Son, pues, coincidencias que ensombrecen el ánimo y provocan desconcierto ciudadano. Solo quería compartir con ustedes esta preocupación".

Bueno, creo que acá se aplica lo mismo que con Bruce: el desconcierto es consecuencia de lo errada de la tesis de la alianza, y de sus supuestos implícitos. Sobre este tema me ocuparé en el artículo de Perú21 de mañana martes. Debo decir que los comentarios (y críticas, ciertamente )que recibo en el blog me resultan muy útiles para afinar y corregir los argumentos. Saludos.

7 comentarios:

Susana Frisancho dijo...

Martin,

Ya Gustavo Faveron en este enlace de Puente Aereo comenta con acierto el exceso de interpretacion de algunos psicoanalistas: http://puenteareo1.blogspot.com/2007/04/orculos.html

En general, creo, se abusa de interpretar la realidad social y política con las herramientas del psicoanálisis, teoría que va a encontrar siempre alguna causa "inconsciente y profunda" para absolutamente cualquier fenómeno, de la naturaleza que este sea. Y si discrepas, dirán que te resistes, y seguro de paso te interpretan. Jalisco nunca pierde.
No tengo nada en contra de Jorge Bruce, e incluso muchos de sus comentarios me parecen interesantes (he enlazado alguno en mi propio blog), mi punto va en relación al psicoanalisis en general. Y como comente en el post de Gustavo, parte de la culpa la tienen los medios que dan tribuna solo y exclusivamente a esa corriente y no a otras dentro de la psicología, las que podrían iluminar los problemas sociales y políticos desde otros angulos psicologicos y no solo dese las hipotesis psicoanaliticas. Sin dejar de reconocer, como tu dices, que hay explicaciones politicas (o no psicologicas, digamos) que bastarian en algunos casos.
Susana

Anónimo dijo...

pero el comentario psicologista" es político, simplemente es una reedición de "el pacto infame de hablar a media voz", que denunció el maestro González Prada; y también "el desconcierto" (apellidado "ciudadano") finge una ingenuidad que no se tiene para denunciar, en lugar de analizar o aclarar, como dice el personaje de "Memorias del subdesarrollo", "una de las señales del subdesarrollo: la incapacidad para relacionar cosas, para acumular experiencias y desarrollarse."... sólo se amontona, se escamotea y desordena, se chismea... es desesperante.

Felicidades,

Magic

Anónimo dijo...

Si Jorge Bruce hubiera sustentado su análisis en las "verdades" absolutas de su profesión académica, el aporte de la doctora Susana Frisancho no tendría ese tufillo "conductista" que vive obsesionado en desbarrancar al psicoanálisis como disciplina científica. Incluso, hay 'colegas' que van más allá y lo ubican en la categoría de la quiropráctica..!
¿Colgarse de una atingencia atendible que hace Faveron, y de la "confusión" que interpreta el profesor Tanaka, para soltar un 'codazo' a una metiche y antipática disciplina académica...?
¿De eso se trata..?
Es lo que algunos radiólogos ven en las diapositivas.
Faveron, si no mal interpreto su comentario, se queja de la prensa manipuladora que busca a académicos deseosos de publicidad para convenientemente usar sus opiniones como verdades absolutas.
- Bingo..!
En un término en boga, ingenuo y válido: "Sin querer queriendo..." ¿se sugiere arrinconar la libertad de expresión de una persona porque mete la cuchara en algo que no debe..?
Tanaka, sin que le tiemble el pulso, lo plasma con todas sus letras..!
Las discrepancias que existiesen al "psicoanálisis" de Bruce, manifiéstenlas; háganle ver su error. Demuéstrenle el yerro. Pero, -por favor- no coarten el derecho de la persona a la equivocación. Ni tampoco, profesor Tanaka, encasille "científicamente" al zapatero con su zapato..!
Para entender el 'laberinto' de García, además de 'taparse la nariz', -"argumento" que ya habla por sí- cada día se hace urgente recurrir a las ramas de la medicina que ven con la conducta de las personas, la especialización que fuere. Si se difiere de este "diagnóstico", a buena hora, digan el suyo.
¿Cual es lo "perverso" de zambullirse al interior de un personaje, o un partido, -por ejemplo- que históricamente ha tenido la propensión (tendencia) de "pactar" con sus verdugos (Odría/Prado) y a hacerle la vida imposible a quienes no lo fueron, (Belaúnde/Toledo) ..?
Si el doctor Tanaka quiere buscar la explicación a este desorden en libros netamente "políticos", esa es su opción. Otros piensan que el sindicalismo, la lucha de clases, el contrato social no tienen vela en este entierro, son ajenos... Por lo que la respuesta hay que buscarla más bien en la complejidad concomitante de los desvaríos.

Anónimo dijo...

Querido Martín:

Si las explicaciones políticas bastan explicanos que quiso hacer el gobierno en el caso Pandolfi. Creo que desde cualquier aproximación academica la conducta del gobierno es bastante confusa. Tres teorias a la vista:

1. Es un error. (Versión Oficial) Díficil de creer ¿no? ¿Nadie se acuerda de un hecho objetivo como una inhabilitación?
2. ¿Un esfuerzo por reinvindicar a algunos personajes del Fujimorismo como un globo de ensayo de una posible amnistía política (no de delitos pero si de sanciones como la inhabilitación)en el animo, no de un pacto, pero si de la construcción de una mayoría parlamentaria coincidente? Recordar actuación de bancada aprista frente a la citación de Giampietri y Chacón. (También recordar la historia de los gobiernos sin mayoría parlamentaria)
3. ¿Liquidar los espacios que Giampietri ha conquistado sin pelearse con él? Puede ser una tesis demasiado elaborada y de riesgo político para este gobierno, pero que Giampietri no vuelve a pedir el nombramiento de nadie, de eso pueden estar seguros.

En fin, yo también tengo mas preguntas que respuestas.

Saludos,

Rosa María Palacios

Susana Frisancho dijo...

La gente no sabe nada de psicología... es una pena. Respeto al conductismo en lo que aporta y hasta donde llega, pero de conductista no tengo nada, ni hay tufillo alguno en mi comentario. Perece que para muchas personas solo existe el psicoanalisis y el conductismo, y nada mas en medio.

Martín dijo...

Gracias por los comentarios...

sólo un par de cositas: primero, acá no se pretende censurar a nadie, todas las opiniones son bienvenidas, desde todas las disciplinas, ángulos, posiciones. En mi comentario simplemente quise defender la validez del aporte de la ciencia política (soy profesor en la licenciatura de CCPP de la PUC), que algunos descartan muy fácilmente.

Rosa María: yo creo en la explicación más simple (principio de simplicidad, navaja de Occam): fue un error, muy grave, y el costo puede ser muy alto. No creo que el gobierno se meta voluntariamente en esto. ¿Cómo explicar una metida de pata así? Porque Giampietri es bien taba para estas cosas, Pandolfi quería una reivindicación, y Del Castillo y el gabinete están tan acostumbrados a ver todos los días a fujimoristas en palacio y en las dependencias públicas, que a nadie le llamó la atención. Ojo que a nadie: ni a Del Castillo, ni a Wagner, ni a García Belaunde, Susana Pinilla, o Yehude Simon (con quien conversó en Lambayeque), ni a los funcionarios del Banco Mundial... es hora más bien de cortar con esta familiaridad y cordialidad, levantar la guardia.

Sobre escribí en mi columna de hoy, ya la colgué en el blog. Saludos.

Marcos Oyola dijo...

Coincido con el Dr. Tanaka en en sentido de la interdisciplinariedad en las explicaciones políticas. Ciertamente la psicología política tiene también un rol importante para la explicación del comportamiento político. La política es una disciplina muy rica. La alianza apro-fujimorista es evidente pero lo que no queda claro es porqué se juntaron los perseguidos con los perseguidores. La defensa de Alan García es suficiente para olvidar toda la persecusion que sufrió el apra??. Tampoco digo que sean los martires pero resulta curioso. Concuerdo también con la Dra Frisancho, sin embargo, en vez de sentir pena que la gente no sepa algo de psicología, me hace sentir impotente. Impotente en en sentido que muchas veces el trabajo del psicólogo es vinculado al tratamiento solamente de la salud mental. El psicoanálisis y la mala presentación de ella, como considero lo hizo la Dra Carmen Gonzales, hace de el un referente de la psicología en al sociedad.