domingo, 11 de marzo de 2007

Roger Waters y Pink Floyd


Bueno, ante la inminencia del concierto de Waters mañana, me estoy poniendo nostálgico. Es que tengo imborrable en la memoria el concierto de Pink Floyd que ví en ciudad de México en 1994, parte del Division Bell Tour. Impresionante. Una experiencia artística multimedia, diría yo, música, video, luces, plástica... de lo mejor que haya visto. Acá pueden ver algunas fotos del diseño del concierto. Ya sé que no es lo mismo Waters que Pink Floyd, pero bueno, confío en que lo de mañana, en su propia onda, estará a la altura.

http://www.stufish.com/Pages/Reality/Pink%20Floyd/Div%20Bell/Pink%20Floyd%20Division%20Bell%20Concert%20World%20Tour%201994%2000.html

Mi afición por Pink Floyd viene de antaño... ¿quiénes de mi generación se acuerdan del cine club de la parroquia de la Virgen del Pilar, en San Isidro? Allí recuerdo haber visto Pink Floyd en Pompeya, toda una experiencia, en una sala por la que de cuando en vez pasaban murciélagos volando. Dicho sea de paso, allí fuí también a conciertos de Frágil, cuando lo que hacían era tocar canciones de Génesis.



2 comentarios:

Roberto dijo...

martín, mira este video:

http://www.youtube.com/watch?v=Fj0DYOklU9E

y escucha esa buena versión de brain damage

Susana dijo...

No recuerdo ese cineclub....