miércoles, 27 de mayo de 2009

Jon Elster

Si tuviera que mencionar al autor que encabeza mi lista de "autores favoritos" seguramente mencionaría a Jon Elster. Elster ha dedicado gran parte de su reflexión a analizar la racionalidad y la irracionalidad en la acción social, desde la perspectiva del "individualismo metodológico". Su lectura siempre es estimulante; es de esos autores imprescindibles, porque te enseñan lo más importante: te enseñan a pensar, antes que cualquier otra cosa.

Hace poco recibí a través de Guillermo Rochabrún (quien lo recibió a través de José Magallanes) el texto "calientito" (mayo 2009) de una conferencia de Elster sobre la naturaleza de las ciencias sociales, en donde el autor desarrolla su idea de que no es posible esperar grandes teorías unificadoras en las cc.ss., y que es mejor apuntar a analizar los mecanismos específicos que explican los fenómenos sociales; mecanismos que se encuentran en la historia, en la literatura, en muchos lugares. Ver:

ElsterOneSocialScienceorMany
ElsterOneSocialScienceorMany Martin Tanaka The current economic crisis is also a crisis of the social sciences, notablyof economics, and offers an opportunity to reflect on the nature and theprospect of these disciplines. The demise of neoclassical macroeconomicsand the emergence of behavioral economics suggest that the social sciences ought to lower their ambitions, to focus on theaccumulation of small-scale mechanisms rather than on the developmentof grand theory. Rational-choice theory, while useful in specific domains,can no longer claim to be the unifying theory for the social sciences. Infact, there is not and probably will never be one unifying theory, only atoolbox of mechanisms. A common language for the social sciences mayyet be created if all social scientists receive a thorough grounding in theclassics of historical writing.




Ya que estamos con Elster, les recomiendo también ver la excelente página del Collège de France. Hay de todo. Elster tiene la cátedra sobre "Racionalidad y ciencias sociales", y organiza cursos, seminarios, conferencias, y casi todas ellas están en línea con audio o video. Recomiendo especialmente el curso sobre irracionalidad, realizado el año pasado entre enero y abril:

L'irrationalité (Cours 2007-2008)

Le cours fait suite au cours de 2006-2007 sur « Le désintéressement ». Pris ensemble, ils constituent une critique du modèle homo economicus dans les sciences sociales. On exposera d’abord le modèle standard du choix rationnel pour procéder ensuite à l’examen des comportements qui ne se conforment pas aux prescriptions et aux prédictions de ce modèle.

Plan du cours

10 janvier : Introduction générale
17 janvier : Les structures élémentaires de la rationalité
24 janvier : Indétermination et irrationalité
31 janvier : L'hyper-rationalité
7 février : Réduction et production de dissonance cognitive
14 février : Les croyances motivées
21 février : Les croyances motivées Bis
13 mars : L'escompte du futur
20 mars : Les passions
27 mars : Les passions (suite)
3 avril : Biais et heuristiques
10 avril : La théorie des perspectives
17 avril : Vue d'ensemble

El curso está en línea, con un resumen general, audio y power point de todas las sesiones, en francés.

http://www.college-de-france.fr/media/rat_soc/UPL1883_Jon_Elster_cours_0708.pdf

http://www.college-de-france.fr/default/EN/all/rat_soc/cours_et_seminaires_anterieurs.htm

Finalmente, ver una entrevista a Elster donde habla de su obra en general:

http://www.college-de-france.fr/media/ins_let/UPL55997_J21ENTRETIEN.pdf

9 comentarios:

Jorobado dijo...

Y esperemos que pronto lo podamos llevar a Lima (estara en unas semanas en Bogota)

Carlos del Carpio dijo...

Hola Martín, va mi comentario por partes:

I

¿Cuanto sabe un teórico social no-economista sobre el estado del arte de LA Economía, y más específicamente aún sobre ramas de esta tan vastas como la Economía Financiera, la Economía Conductista, la Macroeconomía o la Microeconomía? ¿Suficiente como para afirmar que el "prestigio" de toda la Economía como ciencia esta en entredicho?

Por favor. Elster redescubre el concepto de división del trabajo 200 años después que Adam Smith. Su crítica sin embargo se basa en un mero sofismo, o más específicamente, una falacia de petición de principio. Ni la Economía en general ni ninguna de sus ramas busca o pretende encontrar (y mucho menos “erigirse como”) una unificación de las ciencias sociales. Ni siquiera de la economía misma!!! Realizar una crítica de este tipo es disparar contra un monigote o simplemente agarrárselas con un muñeco de paja.

La economía como ciencia ha venido haciendo en los últimos 50 años todo lo contrario a lo que critica Elster. A partir del desarrollo y la aplicación rigurosa de métodos cuantitativos ha logrado avanzar, con mucho éxito, en prácticamente todos los campos de las ciencias sociales para celo y recelo de los colegas del resto de las ciencias, que, aún hoy en día, siguen sin el entrenamiento o la formación cuantitativa como para entender la economía más allá del agente maximizador de utilidad neoclásico (salvo algunos Politólogos que han empezado a aplicar técnicas estadísticas, pero lamentablemente no sin mucha resistencia de sus colegas amantes de los discursos de mangas anchas) .

La crítica a la economía neoclásica es tan vieja como largamente superada. Elster simplemente parece no estar al tanto del hecho (viejo también) de que la economía neoclásica NO es la ciencia de la economía, sino parte de un mainstream donde conjugan varias otras escuelas como la institucional y la conductista; pero donde todas tienen como común denominador el uso formal y riguroso de modelos matemáticos para su teorización y estadísticos para su contraste empírico.

Carlos del Carpio dijo...

II

Sin embargo, volviendo a la pregunta inicial; ¿qué hace un sociólogo intentando bajarse una disciplina como la economía, que aparte de no ser la suya, requiere de una preparación y una formación que a todas luces carece? Mi hipótesis (y no solo mía) es que algunos "científicos sociales" no-economistas ya no saben qué hacer o qué decir para desprestigiar a la economía y evitar el avance imperante de una disciplina que no dominan y para colmo de males, tiende a desnudar sus limitaciones y carencias metodológicas. Como sostuve líneas arriba, el procedimiento usual es agarrarsela con monigotes y muñecos de paja. El último de este tipo de monigotes resulta ser ahora el de la crisis financiera actual. Sin embargo, cabe preguntar: ¿es la crisis financiera actual acaso un fracaso de la teoría económica, o de la economía como ciencia? A secas: No. La crisis ha sido claramente el fracaso de la regulación del sistema financiero, particularmente el estadounidense, el cual hay que hacer explícito, se encuentra fuera del estándar de las mejores practicas internacionales para la gestión de riesgo y la regulación financiera (antes que falla de regulación, fue ausencia total de esta, al menos para la Banca de Inversión que fue el segmento donde se origino la crisis).

En ese sentido, la idea central de los párrafos iniciales de la charla de Elster de que la crisis económica y financiera refleja el fracaso de la economía como ciencia es tan, pero tan absurda, como decir que las crisis políticas de los países reflejan el fracaso de la ciencia política como disciplina científica. O que las crisis sociales reflejan el fracaso de la sociología como ciencia. Ojala los sociólogos tuvieran tanto éxito incursionando en temas de economía como los economistas lo tienen al incursionar en otros campos de las ciencias sociales. Quizá así no se desatarían tantos celos y no se dirían tantas sandeces sin sentido como en la charla de Elster. En mi opinión, mientras carezcan de formación más rigurosa y mientras no se tecnifiquen, incursiones como esta solo seguirán consistiendo en economía mal hecha. Como dice el dicho, Zapatero… a tus zapatos!

P.D. Una lectura que siempre recomiendo al leer sociólogos incursionando pauperrimamente en temas de economía:

http://gregmankiw.blogspot.com/2007/08/sociology-of-economics.html

Saludos,

Carlos del Carpio dijo...

Uno de esos politólogos a los cuales hacía referencia es Adam Przeworski:

http://politics.as.nyu.edu/docs/IO/2800/munck.pdf

Ver su entrevista comentada, aquí:

http://asesinatoenelmargen.blogspot.com/2009/02/entrevistando-cientificos-sociales-adam.html

Otro ejemplo de cientifico social no economista que le entra a metodología fina (y está cerquita de Notre Dame, en Indiana nomas) es el sociólogo Scott Long:

http://www.indiana.edu/~jslsoc/

Si las ciencias sociales avanzan hacia una unificación, no es la teórica; sino más bien metodológica. Curiosamente, alrededor de metodos cuantitativos más rigurosos y sofisticados.

Martín dijo...

Carlos:

estoy de acuerdo con que la idea central de los párrafos iniciales de la charla de Elster son desafortunados. Sin embargo, el tema de su charla no va por ahí, ni pretende, me parece, desacreditar a la economía como disciplina. Elster sí polemiza con ideas que tuvieron fuerza en la sociología y la ciencia política en los últimos años, que sería posible construir una gran teoría social unificada basada en los supuestos del actor racional, a la que los economistas están más habituados que los sociólogos.

Ahora bien, si bien Elster da cuenta de los límites de la teoría de la acción racional, parte de aceptar su validez en ciertos ámbitos, y Elster trabaja desde una pespectiva individualista en lo metodológico, con lo que él ha hecho mucho por crear puentes entre la sociología y la economía. No es un sociólogo anti-economistas, por el contrario, Elster es mirado con desconfianza por muchos sociólogos por utilizar conceptos y categorías provenientes de la micro economía.

Un indicio de esto es que Elster y Przeworski son de la misma mancha, provienen del grupo de marxistas analíticos, y su orientación teórica no es muy distinta. Ambos se han dedicado a trabajar temas como racionalidad, microfundamentos de fenómenos macro, Elster más desde el plano teórico y Przeworski más desde lo empírico. Pero son muy cercanos.

Saludos.

Martín dijo...

Carlos: otro comentario chico después de leer lo de Mankiw. Entiendo que cada disciplina defienda sus fueros frente a intentos injustificados de bajar la llanta por parte de otros, pero suave con responder de la misma manera y caer en el mismo error, de alucinarse superiores al resto. El mundo es muy complejo y cada disciplina aporta lo suyo; charlatanes hay en todas las disciplinas, y gente brillante de la cual aprender también. Saludos.

jose carlos dijo...

como economista, descubrir a elster fue muy importante en mi formacion, en clase de economia politica con pepe tavara el 95: normas sociales, meta-preferencias, etc, abrio mi panorama de analisis. con ese rollo me meti a su clase hace un par de anhos y lo descubri hablando de emociones y razon, desde aristoteles hasta los behavioral economists --que ya lo descubrieron y le prestan mucha atencion.
osea que elster, mi gran filosofo de las ciencias sociales, se defiende solo, pero recomiento "Emotions and Economic Theory" del journal of economic literature de 1998.
y sobre rigurosidad, no hay nada mas riguroso que la argumentacion logica, de la que muchos sofisticados modelos adolecen, ya que las inferencias son contingentes a los supuestos y el sistema de ecuaciones (curiosamente, la fascinacion de los cs.politicos q quieren parecer "rigurosos"). cuantitativo no es sinonimo de riguroso; simplemente existe mala y buena investigacion en toda disciplina y metodo, sea "cualitativo" o "cuantitativo".

Carlos del Carpio dijo...

Por supuesto, Martin. La cita a Mankiw no es para afirmar que una disciplina es superior a la otra (lo cual a todas luces sería un error), pero sí para recalcar la idea de que cualquier otro científico social necesita una formación superior en métodos cuantitativos para poder llegar al estado del arte de la economía como ciencia y entenderla, pero sobre todo para pararse ahí y decir "ok, hasta aquí llegó, esta estancada y no puede más, está en crisis”. Elster puede ser simpatizante de conceptos económicos pero en su discurso le hace flaco favor la disciplina. A mi entender, su intervención resulta desafortunada y sus criticas limitadas debido, justamente, a la carencia de esta formación. Ahora, Elster no es el primero en hacer este tipo incursiones “interdisciplinarias” desafortunadas. Lo he visto en otros también. ¿Por qué? ¿Qué necesidad hay de salir de su campo y meterse a querer bajarle la llanta a disciplinas ajenas?

Anónimo dijo...

¿Y Carlos del Carpio habrá leido casi toda la obra de Elster o solo se deja llevar por esta ponencia?