miércoles, 12 de marzo de 2008

Nos habíamos choleado tanto, de Jorge Bruce

Artículo publicado en Perú 21, martes 11 de marzo de 2008

Ha sido publicado recientemente Nos habíamos choleado tanto. Psicoanálisis y racismo (Lima, Universidad de San Martín de Porres, 2007), de Jorge Bruce. Se trata de un libro muy importante, continuador de una insigne tradición de estudios sociales desde el psicoanálisis. Este libro se convertirá en una referencia obligatoria para ocuparse del tema de lo cholo en el Perú.

El libro postula la permanencia y centralidad de la discriminación racial como forma de relación social en el país, a través del análisis del choleo; revisa críticamente las maneras según las cuales tanto las ciencias sociales como el psicoanálisis han abordado este asunto, y fundamenta sus argumentos tomando como referencia los estereotipos que utiliza la publicidad comercial, y algunos casos de su práctica profesional como terapeuta.

Reconociendo los muchos méritos del libro, quiero aquí plantear dos objeciones para seguir con un debate planteado por Bruce con este servidor.

La primera concierne, en general, a toda la literatura del psicoanálisis que incursiona en el análisis social: ella tiende a mirar la realidad desde la patología, desde la experiencia clínica. ¿Es esta la mejor entrada? Cuando menos, implica algunos sesgos, que me parece llevan a enfatizar en demasía la continuidad de las prácticas racistas, y dificultan valorar suficientemente los profundos cambios democratizadores ocurridos en las últimas décadas en el país.

La segunda objeción se refiere a otro sesgo, que ayuda a entender el primero. La sociología del conocimiento nos dice que todo saber está socialmente situado: es decir, miramos el mundo desde un punto, y este, necesariamente, implica algún sesgo. Creo que Bruce mira el mundo fundamentalmente desde ciertos espacios de clases altas, "blancas", desde la cúspide de la pirámide de la discriminación.

Para estos sectores, en efecto, "la gente" ya no "se ubica", no respeta, se ha "igualado". La ideología de mercado, la derrota de la izquierda, de Sendero Luminoso, el crecimiento económico, les da a estos sectores más confianza para darse "licencias" discriminadoras que no se daban antes. Visto el Perú desde aquí, efectivamente, la persistencia del racismo es lo más llamativo.

Pero, si asumimos el punto de vista de la inmensa mayoría de los peruanos, creo que podemos tener una mirada que entiende mejor lo que ha ocurrido en el país, y nos permite tener una mirada más optimista. ¿Y qué es lo que ha ocurrido? Que una minoría puede querer seguir discriminando, pero la gran mayoría no acepta más una posición subordinada, y en la práctica la cuestiona, la irrespeta, la niega, en la medida de sus posibilidades. De lo que se trata es de darle más herramientas a la gente para poder defenderse de aquellos que no aceptan que el país es otro.

AMPLIACIÓN:

Un ejemplo de aquello de "darle más herramientas a la gente para poder defenderse" es la ordenanza municipal contra la discriminacion, de la Municipalidad Provincial de Abancay. Ver:

http://reflexionesperuanas.blogspot.com/2008/03/reflexiones-peruanas-n-188-primera.html

10 comentarios:

Susana dijo...

Martin,
Totalmente de acuerdo en que el psicoanalisis mira el mundo desde la patología, aunque lo nieguen en todos los idiomas ese es su lente, y desde alli analizan la sociedad. Pasa lo mismo cuando ingresan a la educación. Creo que sus aportes, tan solo por ese hecho, deben tomarse con cuidado y ubicarse siempre en ese contexto.

chori dijo...

hola martin,
creo q patinas en tu cierre. cual es el "punto de vista de la mayoria de los peruanos"? comparto tu optimismo en q las cosas van para mejor, pero no estoy seguro q esos deseos y valores sean objetivamente compartidos por "todas las mayorias": incas si, indios no --sobre todo en los andes?; el choleo entre cholos, como el "chineo", el "negreo", el "chateo"... nos encanta marcar --inconcientemente?; los pelos cucaracha, los nombres en ingles mal escrito, el blanqueo compulsivo de los de abajo --el otro dia reclame al que imprimia mis fotos pasaporte que no se esforzara por sacarme mas "palido" de lo que soy; anhos atras era comun q te aclaren los ojos en las fotos carnet q me tomaba en brenha.
el racismo es un problema que las mayorias niegan, pero que salta en cualquier grupo focal o entrevista a profundidad. de ahi que entender la psicologia enriquece el analisis social. no me parecen enfoques sustitutos, sino complementarios, como muestra bien elster...

Susana dijo...

Chori: el problema es que el psicoanalisis NO es psicología.

chori dijo...

de acuerdo. y aclaro que freud me parece un gran deformador de la realidad, y que jane austen me parece un millon de veces mejor psicologa social, seguramente porque su analisis se basaba en entender el contexto de familia y sociedad.

Jose Carlos dijo...

Lo que yo creo es que Bruce nunca ha sido choleado asi que no va a tener un punto de vista muy bueno. El racismo es el mayor problema del Perú, ya que no nos aceptamos, esta bien que el psicoanalisis colabore con los estudios sociales, pero no es la disciplina principal para poder entender este problema. Pero cuasa más extrañeza que entre cholos se choleen, incluso que entre personas "mejor educadas" se mantenga el racismo.

Ricardo Alvarado dijo...

Me parece bastante absurda la premisa de José Carlos. Si nunca me han torturado ¿no puedo hablar sobre la tortura?

Además, el racismo no sólo se da en un sentido, pues los "blanquiñosos" también reciben insultos racistas (el estereotipo del "blanquito maricón" o del hincha de la U como "gallina" son claros ejemplos de ello).

Juan Javier dijo...

Soy antropologo y el tema me interesa mucho. No he leido nunca a Bruce, pero comparto las precauciones que proponer Susana. Lo que me extrana es lo que escribe Martin en la resena: "insigne tradición de estudios sociales desde el psicoanálisis"
Juan Javier Rivera

Juan Javier dijo...

Soy antropologo y el tema me interesa mucho. No he leido nunca a Bruce, pero comparto las precauciones que proponer Susana. Lo que me extrana es lo que escribe Martin en la resena: "insigne tradición de estudios sociales desde el psicoanálisis".
Les recomiendo una articulo al respecto en el caso peruano:
"El término raza como homonimia"
En esta direccion:
http://valentin.ortiz.neuf.fr/

Juan Javier Rivera

Javier Delgado dijo...

Considero que el racismo, la discriminación racial y los complejos raciales y sociales son el mayor problema de nuestro país.
Soy limeño, hijo de padres serranos. Fui educado entre Miraflores y Monterrico y siempre senti repugnancia por la forma como algunos (o muchos) de mis contemporaneos y amigos se expresaban de las empleadas o de la gente de tez (muy ligeramente) mas oscura que nosotros o de los habitantes de la sierra o de los conos (en formación en esos años).
Ahora tengo (con mas de 40 años) la oportunidad de viajar por la algunos pueblos de la serranía por negocios de exportación.
Mientras sigamos mirando a los pobladores andinos, su miseria, como parte natural del paisaje y no nos indigne y subleve su pobreza material y social, no estaremos venciendo el principal elmento discriminante, sentir que existe un estrato social que "merece" vivir así.
La abismal diferencia de oportunidades y la naturalidad con que nosotros la asumimos es lo que debemos superar.
Nuestra generación no va a superar estas taras por acción espontánea.
Como mi adolescente dice y admite: "todos somos racistas y acomplejados".
Un cambio en el modelo de educación podría lograrlo en el mediano a largo plazo.

El Viejo dijo...

El problema es complejo. No olvidemos que somos descendientes de mestizos que sintieron el desprecio del padre español, que tenemos inconsientemente patrones definidos sobre la "supremacia" de las caracteristicas caucasicas (belleza, idiomas, etc.) y hasta que no aceptemos que nuestra herencia andina debe ser respetada y aceptada seguiremos tratando de ocultarla a como de lugar. Se aplaude toda obra que intente acercarse al problema, y se espera que ayude a construir una inexistente identidad mestiza peruana.
Saludos
Rafael