domingo, 23 de marzo de 2008

Mensaje de Maritza Espinoza

.
Recibí un mensaje de Maritza Espinoza, que sigue discusiones presentadas aquí:

http://martintanaka.blogspot.com/2008/03/tanaka-wasnt-right.html

De: Maritza Espinoza
Enviado el: vie 21/03/2008 10:29
Para: Tanaka Gondo Martin
Asunto: TANAKA WAS ALMOST RIGHT


Hola, Martín:

No es que opine que Bruce tenga toda la razón o que Tanaka is always wrong. El problema del racismo es tan complejo y tiene tantas interpretaciones como miradas. Yo sólo traté de meterle un poco de ligereza a un tema que, a menudo, se torna denso con tanta argumentación erudita. Pero no lo hice, como afirmas, a través de mi visión de élite -que no existe: soy hija de profesores rurales-, porque mis ejemplos se refieren a actores concretos y masivos: la televisión, el comercio, la gran prensa, los estereotipos reinantes de belleza, en fin.

Tanaka was right en parte (sí, los afectados se rebelan frente al racismo y eso es un avance) y Bruce también (el racismo está en el subconsciente, no en discurso), pero hay otra realidad que sólo se toca de soslayo: hay zonas del Perú donde el racismo no es una teoría, ni una opción, ni una actitud, sino una imposición brutal. Allá no llegan las miradas de quienes opinan(¿amos?) desde un escritorio.

Ese vaso del que hablas no está medio lleno ni medio vacío: sólo que la mitad es agua y la mitad aceite. El Perú como está planteado en términos de identidad contrapuesta no se va a integrar, porque hay siglos de fractura que no se pueden resanar tan pronto.

La esperanza va, creo modestamente, por un rumbo que tampoco se ha analizado mucho (salvo Arellano, con su rollo ese del crisol de la avenida La Marina) y tiene que ver con el proceso migratorio y su futuro: los hijos de los hijos de los migrantes de primera generación, que se mantuvieron en las zonas a las que sus parientes migraron, tienen ya acceso a un modo de vida y a una educación mejor, y se juntan con los hijos de los hijos de los habitantes de la Lima tradicional, sin la carga de resentimiento, exclusión y prejuicios de sus abuelos. ¿Dónde? En los ambientes universitarios, en los malls, en los tonos cumbiamberos, allí donde no llegan la mirada censora de sus mayores.

Bueno, no soy socióloga, así que mi análisis no tiene la riqueza ni la complejidad de otros. Sólo quería comentarte que trato de manejarme sin sesgos. No lo hice posteando en tu blog porque me aburre tanto trámite para inscribirse.

Un beso

Maritza

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Como bien escribes Martin en un post anterior, esas interogantes de la señora periodista Rodríguez son desde una perspectiva de la elite, mejor dicho, son de instituciones (clubes, colegios), relaciones, espacios culturales (revistas, centros esteticos) y de consumo de las elites (catalogos, TV) y básicamente para las élites. Sería interesante darle la vuelta a las preguntas de la señora periodista y saber que:
1) En los llamados "conos" tienen sus propios concursos de belleza y ahi no hay Meyers, Rivasplastas o Majus ¿recuerdan el Miss Cerro San Cosme?.
2) Para qué irse hasta Eisha si en Comas o Carabayllo hay inmesas casas con piscina incluida (¿si o no Dayvis Orozco?)
3) ¿Plus TV? nada que ver, la genta ve telenovelas o las grandes movidas de....
4) ¿Markhan o Roosevelt? Para que si tenemos en los conos a Trilce, B. Brecht, El Buen Pastor que son de lo mejor.
Y asi puedo continuar. Eso le pasa a la señora periodista Rodríguez por estar tan ¿despistada? Desinformada diria yo. ¿Y que ella no es de elite? ¿Acaso el periodismo no es de una elite profesional y no cualquiera llega a altos cargos en La República? Muy bien recuerdo a la señora Rodríguez que hace años tenía un programa tipo el actual Fuego Cruzado, y que en algunas ocasiones me quedaba viéndolo porque su enfoque era justamente lo que ella dice ahora carecer: intelectual. Y creo que por eso tuvo bajo raiting y lo sacaron al poco tiempo. Y también recuerdo su bonito gesto de ponerse los dos dedos de una mano en la barbillla para "asumir un posición seria" frente a lo que se discutía. Como dan vueltas las cosas ....

saludos

VPC

Anónimo dijo...

¿Cómo alguien puede calificar a Maritza Espinoza de despistada o desinformada, cuando la llama repetidamente como señora "Rodríguez"?.

¿Le puedo decir despistado o desinformada a Usted, señor VPC?

Ricardo Alvarado dijo...

Sobre la crítica de VPC, si seguimos su razonamiento, todo está bien mientras la "gente de los conos" se quede en su sitio, tenga sus propios concursos de belleza, sus propios colegios, su propia televisión y no baje de los cerros a ensuciar la tres veces coronada villa.

Mejor dicho: integración no, apartheid sí. Eso no es desinformación, es discriminación lisa y llana.

Anónimo dijo...

¿apartheid? ¿De quién hacia quién? La gente con más dinero se ha tenido que ir a recluir a más de 100km de distancia de Lima porque ya Pulpos, El Silencio, Embajadores tienen veraneantes que antes se quedaban en la Costa Verde. ¿Alguien se ha dado una vueltita por Larcomar o toda la franja de los malecones miraflorinos un sábado o un domingo? No son precisamente los residentes de los lujosos edificios con vista al mar los que ocupan en su gran mayoría estos parques. Todo el malecón es usado y disfrutado por gente que viene desde distritos muy lejanos con sus niños a pasar el día ¿Y qué me dicen de colegios como el Maristas-Champagnat, el San Agustín o la Recoleta? Estos colegios que hace 30 años eran colegios de los niños de familias ricas ahora educan a muchos hijos de inmigrantes de la sierra (conozco por ejemplo muchos hijos de ayacuchanos en el Champagnat). Por favor, ¡esa lista de preguntas de la señorita Espinoza no se sostiene por ningún sitio!

Anónimo dijo...

Creo que el comentario de VPC no va por el apartheid, sino porque la gente no "necesita" irse a esos espacios de la elite para divertirse, tener autoestima o reconocimiento. La gente también crea sus propios espacios, lo cual no niega que en algún momento esa misma gente quiera darse una vuelta por Larcomar o matricularse en colegios de clase media antiguamente "de niños bien" como bien señala un anónimo. En este sentido, la elite blanca tiende mas a la autosegregación que el resto y cuando alguien de este resto los "invade" salta la liebre.
Además nuestra Ciudad de los Reyes hace rato que dejó de ser "limeña blanca" (dénse una vuelta por el jirón de la Unión un fin de semana), pero igual, la gente de los conos sigue encontrando en su ámbito local proximo un mejor espacio de desenvolvimiento ¿eso es apartheid, segregación o similares? ¿Es una necesidad el que siempre exista la "integración" -que ojo es un termino tambien criticado pues implica una mezcla que diluye las diferencias en beneficio de quien tiene mayor poder- en las relaciones humanas?
Eso si, un bluff el de señora Rodriguez y no Espinoza. Pero yo también la recuerdo con esas poses intelectualoides en su fenecido programa.

Diego Marcelo

Anónimo dijo...

Perdón, por el lapsus. Creo que mi caso demuestra que no se pueden hacer tres cosas a la vez porque mezclas cosas. Aún así, me reafirmo en mis ejemplos. Y no hay nada de apartheid ni segregacionismo, como lo ha dicho Diego Marcelo y un anónimo.