martes, 17 de julio de 2007

Un rápido vistazo a la última semana

.
Artículo publicado en Perú21, martes 17 de julio de 2007

Sobre Fujimori. Casi todos creímos que la extradición salía, en los términos del informe de la fiscal Maldonado, incluyendo a Fujimori (por ello recurrió al plan B, el de la candidatura al Senado japonés). ¿Qué pasó con el juez Álvarez? Mi impresión es que, dada la trayectoria de Álvarez, descrita por Caretas, el fallo es simplemente coherente con sus antecedentes. Si a esto sumamos algunas presiones políticas y problemas con los cuadernillos, tenemos el resultado sin recurrir a explicaciones conspirativas. Con Fujimori regresando a Japón, los intereses de todos los grandes actores participantes resultan asegurados: Fujimori vuelve a la comodidad del Japón, Japón tiene a su connacional, Chile se libera de la papa caliente, y García elimina a Fujimori como competidor político. Para lo que viene, atención, lo peor que puede pasar es que la extradición se apruebe en la Corte Suprema, pero por delitos con condenas mínimas; esa posibilidad podría estar abierta.

Sobre las protestas. Algunas ideas para entender lo que pasa: primero, hay una predisposición a la protesta, hay mucha irritación. Además, en algunos lugares (Puno, Arequipa, Ayacucho, pero no solo allí) existe una cultura política muy dada a la confrontación y a la violencia. Segundo, hay iniciativas del Gobierno que pisan callos, pero sin que haya una estrategia que explique por qué se hace lo que se hace, cómo se compensará a quienes se puedan ver afectados, cómo se asegurará que los beneficios lleguen a todos. Tercero, lo que se ve es a un gobierno que actúa desafiantemente, con soberbia y prepotencia: esto ahonda la desconfianza y, además, hace que se movilice en la gente una suerte de orgullo regional, gremial, herido. Herido por García, el Apra, pero también por el centralismo limeño, por el sistema político, por los medios de comunicación nacionales, por los que tienen el poder y la influencia frente a los que no lo tienen. Cuarto, las movilizaciones nada tienen que ver con la acción de los partidos de izquierda: los débiles movimientos sociales no tienen conducción, y sectores de izquierda se la proveen precaria y coyunturalmente. Es más, los desmanes y la radicalidad de algunas protestas son consecuencia de la falta de conducción política.

El Gobierno enfrenta las protestas golpeando a las cabezas; una pequeña ilustración de ello son algunas de las arbitrarias detenciones de los últimos días. Al final, el Ejecutivo seguramente le torcerá el brazo a una dirigencia del SUTEP muy debilitada, y con ello desarmará la protesta. Pero ahondará sus problemas de legitimidad y el descontento aumentará. Ya las encuestas empiezan a registrarlo. El Gobierno ha abonado el terreno para un outsider con discurso antisistema.

4 comentarios:

ocraM dijo...

análisis impecable, como de costumbre, pero ¿realmente es posible sacar del análisis los intereses políticos de los dirigentes? quizás darles toda la importancia fue un error del Gobierno, pero ¿descontarlos del todo?

otro: una vez que revienta todo, la reacción del gobierno (o sea, de Alan) pretendió exacerbar a los manifestantes creyendo que a más radicalismo de los protestones, más rechazo de la opinión pública. la estrategia resultó equivocada (esto, si consideramos a García como un actor racional, algo que aún me permito dudar).

a lo que voy es: más allá del diagnóstico de fondo, ¿cuál debió ser la respuesta del gobierno una vez reventado el chupo? teniendo en cuenta la línea de gobierno que ha elegido ¿tenía otra salida más allá de la represión?

Martín dijo...

Marco:

no creo que haya que sacar del análisis los intereses políticos de los dirigentes. Pero, nuevamente, una cosa es lo que ellos quisieran y otra cómo son las cosas. La gente protesta porque se siente agraviada, y en tanto esos dirigentes les sirvan para ejercer presión, los usarán. Pero no los seguirán con plataformas politizadas.

Sobre Alan: creo que su respuesta fue muy "limeña", cuando de lo que se trataba era de sintonizar con las provincias. Creo que Alan ha estado demasiado soberbio. Eso de "picón, comechado, criticón" fue muy elocuente.

Finalmente: ¿cuál debió ser la respuesta del gobierno una vez reventado el chupo? Claro, llegados al punto en el que estamos, el gobierno se encajonó y no le quedó otra que la represión y la mano dura. Para cuando pase el vendaval, el gobierno tiene que evaluar y pensar bien si cree que este camino le permitirá sobrellevar los próximos cuatro años...

Alejandro Delmar dijo...

¿Cuál crees que sea el futuro de la estructura sindical?
A pesar de crecer desde hace más de cinco años a una tasa mayor al 10% anual,la lógica contestataria sigue siendo predominante.¿Los 10 años de flexibilizacion laboral han permitido radicalizar las bases, pero desestructurarlas aun más?.
Cual sera la actitud del gobierno ante las consideracines de libertad sindical, a pesar de la presunta solucion con la parte dirigencial del Sutep ( que ha generado una evidente fragmentación interior) como debe evitar el gobierno que diversos intereses calen en las alicaidas bases sindicales ( con el nombre de comite nacional de lucha) y se manifiesten en distintos gremios.
Hasta cuando le durara a Del Castillo el juegito de solo ser invitado al interior del pais " despues del reventon y la huelga"...

Alejandro Delmar dijo...

Martin,he encontrado esta info que de repente si conoces pero seria bueno transmitir en la naciente comunidad de politologos :) http://ipsaportal.unina.it/home.html ( International Political Science Association Portal) Con excelentes fuentes de base de datos,organizaciones de ciencia politica,universidades,estudiantes de ciencia politica, cursos a distancia.

http://ocw.mit.edu/OcwWeb/Political-Science/index.htm#undergrad

El MIT OpenCourseWare con todos los cursos relacionados al Ciencia Politica que contienen Syllabus,Lecturas,Tareas,Material de Estudio,Recursos relacionados,Grupos de discucion y la posibilidad de descargar toda la info.

creo que es info bacan
saludos.