domingo, 21 de noviembre de 2010

Repensando la Guerra del Pacífico


Artículo publicado en La República, domingo 21 de noviembre de 2010

Ha sido publicado recientemente el volumen II de La Guerra del Pacífico. Aportes para repensar su historia, de José Chaupis et.al., comps. (Lima, Fondo Editorial UNMSM, 2010); libro de lectura imprescindible, al igual que el volumen primero, publicado en 2007.

Existe, a mi juicio, una visión convencional según la cual nuestra derrota habría sido consecuencia de nuestro “fracaso” como nación, y del hecho de que nuestro aliado, Bolivia, “nos abandonó” a pesar de que habríamos entrado a la guerra por honrar un compromiso asumido con ellos. Este volumen ayuda, entre otras cosas, a entender la lógica de la participación boliviana en la guerra (y de la nuestra), superando la visión falsa según la cual habríamos sido “abandonados” por nuestro aliado (ver los trabajos de Irurozqui, Bonilla y Chaupis).

De otro lado, el libro rescata la relativa consolidación del civilismo y del pierolismo como expresión de cierto embrionario ordenamiento político, que cuestiona la idea de un sistema político totalmente caótico y desarticulado (Armas); rescata el papel de ciertos liderazgos (como el de Piérola) y algunas de sus iniciativas (Chaupis), yendo en contra de la noción de que habríamos sufrido una suerte de abandono de nuestras elites. Por ejemplo, se suele hablar mucho del viaje del presidente Prado, pero se obvia que viajó con autorización del Congreso. En el mismo sentido, se debate con la noción de la inexistencia de una burguesía nacional identificada con el país, resaltando el papel de personajes como García Calderón, entre otros (Guerra). Perdimos la guerra, sí, pero no es un resultado tan sorprendente considerando nuestra inferioridad militar, a la que habría que sumar problemas de estrategia y conducción (Ortiz). Lo que retrospectivamente resulta cuestionable es la decisión de ir a la guerra en condiciones de inferioridad y el injustificable triunfalismo que se vivió en las etapas iniciales (Rengifo). Finalmente, Zapata hace un balance historiográfico sobre la producción reciente, destacando las contribuciones más importantes.

Imposible hacer justicia a todos los autores compilados y temas presentes en el libro en este breve espacio. El libro es bienvenido y debería contribuir a una reflexión más amplia sobre nuestra historia y las maneras en que la pensamos, en el marco de la conmemoración del bicentenario de nuestra independencia. ¿Hasta qué punto miramos nuestro pasado desde un ángulo derrotista que no se justifica a la luz de la producción historiográfica más reciente? ¿De qué manera esta producción nos permite entender mejor nuestro legado histórico y, sobre todo, nos permite afrontar mejor los desafíos que tenemos hacia el futuro? Este libro nos puede ayudar a dejar de entender y sentir la Guerra del Pacífico como un episodio traumático, y a asumirlo como un momento complejo, en el que salieron a relucir nuestras limitaciones, pero también nuestra vitalidad.

1 comentario:

APLACENCIA dijo...

Interesante su publicación lo invito al foro peruano de la GDP 1879:

http://soportesmp.com/forum/index.php