martes, 25 de agosto de 2009

Intelectuales - académicos e influencia pública


Después de la publicación de "La encuesta del poder" de Apoyo (Semana Económica, agosto 2009), encontré un intercambio de opiniones interesante sobre "los intelectuales - académicos con más poder en el Perú". A continuación las opiniones, después mi comentario:

DESDE EL TERCER PISO - GIMME THE POWER: A PROPOSITO DE LA ENCUESTA DE APOYO
Escrito por: Jose Alejandro Godoy 17 agosto 2009

- Intelectuales Académicos: Siguen los mismos 3 desde hace años: Mario Vargas Llosa, Hernando de Soto y Julio Cotler. La pregunta es: ¿Se viene un relevo generacional? ¿Cuál es la percepción sobre intelectuales que tienen presencia mediática y académica como Martin Tanaka o Carlos Iván Degregori?


http://www.desdeeltercerpiso.com/2009/08/poderes-y-poder-a-proposito-de-la-encuesta-de-apoyo/

Sobre el poder en el Perú
Roberto Bustamante - 18 Aug, 2009

1. Los intelectuales: Como señaló José Alejandro Godoy, llama la atención que los líderes de opinión hayan votado por Mario Vargas Llosa, Julio Cótler y Hernando de Soto como los intelectuales más influyentes. Los dos primeros corresponden a la generación de los 50s. Yo no estoy tan seguro que el asunto sea un recambio generacional. De los tres, Vargas Llosa y de Soto se mantienen en actividad. Solamente Vargas Llosa tiene una columna periódica, aunque no es exactamente un académico.

La semana pasada fue el encuentro bianual del Seminario Permanente de Investigaciones Agrarias (SEPIA) y a ojo de buen cubero, viendo las exposiciones, quienes han presentado textos de balance, el relevo generacional ha ocurrido hace mucho. La tesis de la “herencia colonial”, sostenida por Cótler ha sido criticada y ampliada por las distintas generaciones que le han seguido y ya no se le toma como una axioma para entender el Perú actual.

Que los actuales líderes de opinión convocados por Apoyo tengan como referentes a dos intelectuales de la generación del 50 y a Hernando de Soto, más bien debería preocuparnos. Tantas investigaciones y jóvenes columnistas en diarios y revistas, que vienen presentando ideas nuevas y refrescantes, producto muchas veces de estudios frescos y, estos no son tomados en cuenta


http://www.elmorsa.pe/2009/08/18/sobre-el-poder-en-el-peru/

Las torres...
Aldo Mariátegui 18 de agosto de 2009

- De todos los análisis de esta predecible encuesta de Apoyo, me parece que el blogger Godoy pone el dedo justo en la llaga -en un tema al que nadie presta atención- cuando menciona que en el anexo "Intelectuales Académicos" siguen exactamente congelados los mismos tres respetables personajes desde hace muchísimos años: Mario Vargas Llosa, Hernando de Soto y Julio Cotler... ¿Qué sucede que no hay una renovación intelectual peruana desde los 80? Han emergido mil cosas en lo que va del siglo XXI, como el despoblamiento de nuestra Sierra, el problema del agua, China, internet, el narcotráfico, el Perú posfujimorista (un cambio similar al leguiismo), el chavismo, la UE, nuestro nuevo perfil demográfico, el posible acercamiento a Brasil y Colombia, el fin del eje Lima-La Paz-Buenos Aires, la decadencia de nuestra educación escolar y universitaria pública, el tribalismo indígena, el impacto del fin del consumismo yanqui, el auge del inglés, el experimento de la regionalización, etc... y nadie reflexiona nada vigorosamente nuevo desde El otro sendero, Clases, Estado y Nación en el Perú, Desborde popular y crisis del Estado y Buscando un Inca, o las apreciaciones liberales de MVLl sobre temas actuales. Hay quienes siguen hablando de JCM, Haya y V.A. Belaunde o del gobierno velasquista o de las violaciones de los derechos humanos durante la guerra antisubversiva (tema de moda en las últimas películas peruanas. Ya estamos como los españoles, que no salen de la Guerra Civil en su filmografía). Barnechea, Arellano, Tanaka, PPK y Meléndez intentan mirar un poco más allá y acá de nuestros ombligos, pero sus esfuerzos son muy ligeros, epidérmicos y "articulistas".


http://www.correoperu.com.pe/correo/columnistas.php?txtEdi_id=4&txtSecci_parent=&txtSecci_id=84&txtNota_id=116423

Bueno, varias cosas. Si medimos el poder de intelectuales o académicos peruanos en términos de su prestigio, influencia, dentro y fuera del país, sospecho que pasarán años, si no décadas, antes de que aparezcan figuras como Vargas Llosa o De Soto. El primero puede ser el primer y único peruano en ganar el premio nobel (esperemos), el segundo es ampliamente reconocido en los círculos económicos internacionales. Dentro del mundo académico de ciencias sociales me parece que hay más posibilidades de que aparezcan figuras que ocupen de algún modo el lugar de Cotler, quien es un "patriarca", ampliamente reconocido en los estudios latinoamericanos. Un "par" de Cotler sería Aníbal Quijano (generacionalmente, también ampliamente reconocido), pero acaso sus posiciones políticas más radicales lo han hecho menos influyente. Debajo de ellos, generacionalmente, pero a la par en términos de reconocimiento y prestigio, ubicaría a Carlos Iván Degregori. Hay muchos especialistas en muchas áreas con mucho prestigio, pero no me parece que su influencia sea comparable a los mencionados. Todo esto dicho de manera muy subjetiva e impresionista.

Sin embargo, como dice Bustamante, en términos de influencia en cuanto a ideas y planteamientos específicos, la cosa tiene matices. Distinguiría aportes académico-intelectuales de impacto en la opinión pública. Probablemente una entrevista u opiniones que den Vargas Llosa, Cotler o De Soto tendrán gran impacto: son personajes muy conocidos, respetados y, por lo tanto, influyentes. Esto a pesar de que, muy probablemente, la gran mayoría de críticos literarios, sociólogos, antropólogos, economistas, politólogos y quienes hacen estudios culturales no se sientan influenciados por el pensamiento de ninguno de ellos y tengan otros referentes en mente.

¿Por qué entonces no aparecen "nuevas figuras"? ¿Por qué, como dice Bustamante, "los actuales líderes de opinión convocados por Apoyo" no toman en cuenta "tantas investigaciones y jóvenes columnistas en diarios y revistas, que vienen presentando ideas nuevas y refrescantes, producto muchas veces de estudios frescos "? Creo que la razón principal se insinúa en el comentario de Mariátegui. Los intelectuales - académicos que han tenido influencia en los últimos años (aparte de los tres mencionados, José Matos, Alberto Flores, según Mariátegui; yo añadiría Pablo Macera en los 80), se caracterizan por haber presentado "visiones de síntesis", visiones globales de la sociedad peruana, de sus principales problemas y desafíos, de sus posibles soluciones, con la apuesta por algún actor o modelo; y que transmiten desde algún espacio de actuación pública. Podría decirse que en esto consiste dejar de ser un "académico" para ser un "intelectual".

Existen muchos académicos que son autoridades indiscutidas en temas específicos, tanto dentro de sus comunidades como para la opinión pública (digamos, Fernando Tuesta sobre temas electorales o Enrique Vásquez sobre políticas de combate a la pobreza, por mencionar solo dos ejemplos), pero no puede decirse que sean "intelectuales influyentes" en el sentido de Vargas Llosa, Cotler o De Soto. Quien podría acercarse a ellos en el mediano plazo es Degregori, que podría decirse tiene perfilada una visión del país alimentada de sus varios trabajos sobre Sendero Luminoso, la violencia política y otros temas, y que tuvo una intervención decisiva, ilustración de su compromiso público, en el trabajo de la CVR y la redacción de su informe final. Pero para ser más influyente le haría falta un gran libro de síntesis que junte todo lo que ha escrito, le dé una visión orgánica y marque una pauta de acción política.

Solo algunas ideas preliminares para aportar al debate, ciertamente "ligeras y epidérmicas" (trato de ser más profundo en mis artículos académicos y libros).

VER TAMBIÉN:
El poder de los intelectuales - Ocram
http://utero.pe/2009/08/26/el-poder-de-los-intelectuales/

8 comentarios:

Frank Casas dijo...

Hola Dr Martín:

Pues este debate es más que interesante. En primer lugar porque hay dos formas de leer esta "encuesta de poder sobre los académicos influyentes". Sin duda Vargas Llosa (más que De Soto y Cotler) tiene una influencia mediática indiscutible. Por otro lado existe la percepción de que hay un cambio generacional refrescante de académicos, usted es uno de ellos. Opino que todas sus columnas en La República tiene un sesgo académico interesante, uno aprende, a pesar de que la escritura no sea -ni debe ser- tecnicista. Esto es algo que no leo en otros columnistas (que también tienen altos estudios).

Respeto las canas de los "antiguos pensadores", pero no comparto muchas de sus ideas, tal vez de estudiante de primeros ciclos los leía más.

Lo que si es un hecho es que en los medios están (en su mayoría) los más mediáticos (o posibles mediáticos). Un buen caso es el de Ocram, quien tiene más presencia que el mismo Gorriti.

Como caso personal, estoy un poco decepcionado. Como periodista de profesión destaco a Gorriti y a Hildebrandt como lideres de opinión. Como comunicador, no destaco a nadie porque ningún colega ha escrito alguna vez un artículo estructurado desde la teoria de la comunicación. Muy pocos -o casi nadie- se interesa por la teoria de la comunicación. Y finalmente, como aspirante a comunicólogo, no tengo a quien admirar ya que la comunicología no existe en el Perú ¡Qué lágrima!

Hace rato que un diario necesita de un buen analista en comunicación, pero uno de verdad, uno que no diga los simplismos de "los medios son malos", "la sociedad del espectáculo", o que sólo hable de periodismo o de comunicación política, etc. Ese es mi reto.

Para terminar, me he dado cuenta que en este post, y en el blog del morsa y el de Godoy, no se ha hecho mención sobre los intelectuales de otras áreas académicas: "administración, tecnología, salud, etc", que me imagino debe haber una gran cantidad de "NN" que aportan bastante a nivel académico.

Pero bueno, como decía mi gran abuelito, "Están quienes deben estar".

Saludos

GUILLE da MAUS dijo...

Es cosa de exposición mediática. Nada más. Con seguridad la mayoría de los encuestados no podría citar obra alguna de Cotler o no sabría decir en que anda Hernando de Soto actualmente. El primero ha sido consagrado por los medios como el intelectual más lúcido y certero del momento (por sus analisis de la ultima contienda electoral), y el segundo fue el referente obligado de la época postaprocaliptica. Ningún otro personaje académico-intelectual ha tenido un protagonismo tal como para impactar en la opinión pública, muy a pesar de que pueden contar con mucho más capacidad o pertinencia que los mencionados.

29x55 dijo...

http://www.elmorsa.pe/2009/08/18/sobre-el-poder-en-el-peru/#comment-8615

Como mencionaba en el enlace copiado arriba, la dichosa encuesta de Apoyo, ademas de tener un sesgo intrínseco a la élite, tiene el problema adicional que no ser transparente.

Si se pudiera conocer la naturaleza de los informantes, se pudiera deducir porque las mismas tres personas no se renuevan.

Para simplificar supongamos que los informantes son todos los presidente de directorio de las empresas en CONFIEP, y todos los docentes ordinarios de la Católica.

Podemos asumir que la rotación de los informantes es baja, y por ello las respuestas tienen gran inercia, y si ademas los informantes son poco dúctiles a la presión mediática, sus respuestas seran persistentes en el tiempo.

Una alternativa de élite, sería aplicar el mismo cuestionario de Apoyo, a una muestra aleatoria de cachimbos universitarios, publicando los resultados por universidad, y los resultados agregados por diferentes estructuras de ponderación.

Tiux dijo...

Hola Martin,
Creo que es primera vez que comento en tu blog, pero ya te he leido antes.
Veamos, un contra-ejemplo: supongamos que yo (para evitar la supuesta tercera persona) no he leido nunca a Vargas Llosa, que jamas he escuchado de Cotler y no entendi nunca lo que decia De Soto cuando salia en TV frecuentemente hace no muchos años, entonces de que Intelectuales y Academicos estamos hablando aqui? a quienes influyen? obviamente no me influyen a mi, al menos no directamente.
Quizas por eso es que estos 3 siguen siendo los mismos que año tras año figuran en la citada encuesta.

José D. dijo...

No será acaso que existe un encerramiento de los académicos. Para exagerar un poco: se leen entre ellos. Cuánto de lo producido en las últimas dos décadas es conocido y debatido en la secundaria de las escuelas o siquiera en las propias universidades.
Por otro lado, creo que algo tiene que ver las tendencias en estudios de las ciencias sociales, algunos(Cotler) intentando tener una visión más totalizadora y "apostando por un modelo" tratando de resolver el problema causa - efecto con una visión predictiva, que es lo que lo muchos desean (medios, empresarios, etc). Sin embargo mi impresión es que los académicos de ahora no buscan tanto la predicción como la explicación de los fenómenos sociales, por lo que no convocan o llaman el interés de los grupos mencionados.

David dijo...

Según la definición del señor Tanaka; Einstein, Darwin o Newton no serían considerados intelectuales. Me parece qque habría que extender la definición.

Jorobado dijo...

Sobre intelectuales en el Perú:

http://jorobado.pe/2009/08/como-acabar-de-una-vez-por-todas-con-el-intelectual-en-el-peru/#more-16

Anónimo dijo...

Comparto una interesante apreciación de Phillipe Schmitter sobre el rol de los "intelectuales publicos" en USA, Europa y America Latina

http://www.facebook.com/home.php#/video/video.php?v=135435077752&ref=mf