martes, 28 de octubre de 2008

Los “petro-audios” y el nuevo gabinete

Artículo publicado en Perú21, martes 28 de octubre de 2008

http://e.peru21.pe/102/impresa/pdf/2008/10/28/217956.pdf

Esta semana quería ocuparme de algunos de los desafíos que tiene por delante el nuevo gabinete, pero no puedo resistirme a hacer antes un comentario sobre los últimos 'petroaudios’ y 'petromails’. Atención que gran parte de la agenda de debate nacional está siendo marcada por quienes grabaron esos audios e interceptaron esos correos electrónicos, y por quienes ahora los distribuyen a su antojo, semana a semana, analizando cuidadosamente la coyuntura, para así potenciar al máximo sus efectos. Creo importante señalar que estas personas constituyen una mafia con intereses oscuros; no son justicieros, no les preocupa combatir la corrupción, llegar a la verdad, sino hacer avanzar sus negocios e intereses económicos y políticos. Siendo así las cosas, me escandaliza la facilidad con la que algunos medios y algunos comentaristas se dejan llevar por el camino que marcan estas mafias.

Con esto no quiero negar en absoluto la necesidad de investigar a fondo y llegar a la verdad respecto a los temas que aparecen en esas comunicaciones, y sancionar ejemplarmente a los responsables de los delitos que se hubieran cometido. Sin embargo, me parece imprescindible tener una actitud crítica respecto a esa información, y no darla por verdadera de antemano, antes de escuchar los descargos de los personajes involucrados y confrontarla con otras fuentes. No debemos judicializar la política, mucho menos permitir que se ejerza de manera clandestina, sin dar cuentas a nadie.

Respecto al tema del nuevo Consejo de Ministros, la pregunta que me hago es: ¿Cómo está entendiendo Simon su gestión? ¿Pretende ser un mejor administrador de las crisis o tiene un programa de reformas que marquen el rumbo del Gobierno de aquí al 2011? Hasta el momento, solo hemos escuchado hablar de la solución de la huelga médica y otros conflictos, y evitar algunos recortes de gastos; pero, más allá de estas metas de cortísimo plazo, ¿qué se propone? Deberíamos escuchar más ideas, de todos lados, al respecto.

Parecería lógico que uno de los énfasis de la gestión de Simon fuera un decidido impulso al proceso de descentralización. ¿En qué quedaron los programas de transferencia de competencias y recursos? ¿Y el proceso de integración de las regiones? Otro tema importante debería ser el impulso a los ministerios sociales: la presencia de Ugarte en Salud, Vildoso en Mimdes y Leyton en Agricultura podría ser aprovechada; por el contrario, Chang en Educación parece, más bien, un lastre para ese propósito. De otro lado, ¿el impulso a la política social no debería ser parte de un paquete más grande de reforma del Estado? ¿No debería ser el combate a la corrupción parte de ese paquete también? Conterno es una experta en el tema, como lo era Zavala. ¿Habrá alguna diferencia?

VER TAMBIÉN:

Mientras Ministerio Público denuncia a implicados en ‘petroaudios’, nuevos indicios apuntan cada vez más al espionaje industrial.
La Historia Pendiente
http://www.caretas.com.pe/Main.asp?T=3082&idE=799&idS=260

Hay unos mil ‘‘chuponeadores" según expertos de FFAA y PNP
Los "petroaudios" son obra de una organización criminal. Para "pinchar" teléfonos fijos no es necesario un equipo sofisticado, aunque sí se precisa una organización y gran financiamiento.
Ángel Páez. Unidad de Investigación.
http://www.larepublica.com.pe/content/view/252274/483/

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Dice usted, en la primera parte de su artículo: (i) Que, detrás de la interceptación y difusión de los audios y de los e-mails se encuentra una “una mafia con intereses económicos o políticos”, por tanto, los periodistas (y en general los ciudadanos) al prestar atención a las revelaciones, estamos dejando que la “mafia” dicte la agenda del país; y (ii) Que, debe procederse a una previa comprobación de la información.

1º). Veo varios problemas en su respetable opinión:

(i) Pide usted una verificación o cruce de información. Bueno eso es, precisamente, lo que están haciendo los periodistas más serios del país, dentro de las posibilidades que brindan las circunstancias, incluyendo los que trabajan en Perú 21. No entiendo la exigencia que hace ¿O es acaso una forma, sutil y disimulada, de darle la razón a Del Castillo en su iracunda perorata de ayer (en RPP) contra Alvarez Rodrich, director del diario en el que usted colabora?

(ii) ¿Usted está sugiriendo que, para no seguirle el juego a los interceptadores, los periodistas mantengan ocultos los gravísimos actos de corrupción contenidos en los audios y en los e-mails? ¿Sugiere que los medios de comunicación realicen una autocensura? ¿Sugiere que sólo lo conozcan unos cuantos funcionarios o autoridades encargadas de las investigaciones?¿Sugiere que para evitar caer en el juego de la mafia que intercepta audios, no importa que caigamos en el juego de otra mafia (la de Rómulo y sus amigos) que negocia ilícitamente con los recursos del país?

(iii) Llama la atención que sostenga como un hecho indubitable lo que no es sino una hipótesis entre varias (que “detrás de los audios se encuentra una mafia con oscuros intereses políticos o económicos”). Pero, peor aún es derivar de dicha hipótesis (un hecho no comprobado) una toma de posición clara y tajante: “no dejemos que le impongan la agenda al país” (Este razonamiento constituye un verdadero salto acrobático, sobre todo tratándose de un científico social como usted).

2º) Me imagino que, a estas alturas, ya se habrá convencido que el contenido de los audios no se ha “desinflado” como usted afirmó, a los pocos días de su difusión. Me pareció un poco ingenuo que le diera tanta importancia a los desmentidos expresados por los aludidos (directores y ejecutivos de las empresas petroleras, por ejemplo) que negaban la existencia de irregularidades en la asociación de Petroperú con Discovery o en la licitación de los lotes llevados a cabo por Perupetro (¿qué esperaba usted, que confirmaran las denuncias?). Durante las tres semanas transcurridas desde la explosión atómica del 5 de octubre, está quedando comprobado, por otras fuentes (contraloría, investigaciones periodísticas, testimonios, nuevos correos, etc, etc.) que las conversaciones de Romulo León y Alberto Quimper no eran “fanfarronadas” o que sólo probaban que dos sinvergüenzas habían estafado a la empresa Discovery vendiéndoles “influencias” que no tenían (como interesadamente señalaban Daniel Saba y varios “compañeros”), sino la “punta del iceberg” como otros acertadamente dijeron.

3º) Finalmente un dato: La satisfacción que varios ciudadanos sienten frente a las interceptaciones producidas (sin que les interese mayormente quien las hizo) se debe aparte de la revelación de los actos de corrupción, a una suerte de justicia poética.

Me explico: En el primer gobierno del APRA (que debió ser el último) no sólo se produjo una catástrofe económica producto de la implementación de pésimas políticas públicas y de la personalidad alterada y desbocada del propio García (lo más parecido a un Calígula que hayamos tenido en nuestra historia). También tuvieron lugar graves afectaciones a derechos constitucionales, entre ellos, precisamente, el de la “privacidad de las comunicaciones”, realizándose masivas interceptaciones telefónicas a opositores políticos desde el SIN, a cargo, en ese entonces de Edwin “Cucharita” Díaz. (Recuerdo a Olivera, pasada las elecciones de 1990, en un programa de televisión presentando una ruma de papeles que alguien del SIN le había filtrado, con transcripciones de las conversaciones de Belaúnde, Vargas Llosa, y otras personalidades públicas). No deja, repito, de tener cierta justicia poética que los apristas, quienes se comportaron indolente e impunemente con los derechos de muchos ciudadanos, reciban hoy de su propia medicina.

Martín dijo...

Comentarios:

en general, no me parece bien la manera en que los medios han cubierto todo este asunto, incluyendo a Perú21. Creo que se da cobertura de "explosión atómica" a una granada.

No propongo censura ni autocensura. Sí una actitud crítica con la información que se filtra (que incluye mucha información falsa), y una consideración de las consecuencias que tienen los titulares que se ponen. También una actitud prudente: esperar descargos, confrontar diferentes fuentes, no prejuzgar.

Considero también que las respuestas de muchos de los involucrados en estos asuntos no siempre ha sido la mejor. Pero eso no los hace culpables.

Reitero que hay que investigar y llegar al fondo de todo. Pero con prudencia.

Detrás de los audios hay mafias. Primero, la grabación es una actividad ilegal; segundo, la información no se ha presentado completa, sino que se ha dosificado la entrega, seleccionando lo que conviene, ocultando lo que no, incluyendo información falsa. Es evidente para mí que hay un sector económico-político con intereses propios (que no son los del país) que marca la agenda, y me llama la atención el entusiasmo con el que la mayoría sigue a esa mafia.

Sigo creyendo hasta ahora que hay mucho escándalo, y poca sustancia. Decido pecar de ingenuo para compensar un poco, dado que hay tantos que pecan de apresurados. Hasta ahora, en concreto, hay dos personas con responsabilidades penales claras: Quimper y León. Sigo sin ver más. Hasta ahora no veo información convincente que demuestre que la licitación de lotes estuvo manipulada. Luego, se habla de hospitales, cemento, telecomunicaciones... pero no hay nada concreto. Conversaciones, planes de negocios, pero nada concreto. Se habla de hospitales que no se construyeron, de actividades que no se realizaron, etc. Hasta ahora... por supuesto, con más información esta evaluación puede cambiar, esperemos.

Finalmente, sobre la "justicia poética". Bueno, eso explica que la gente no se mueva tanto sobre la base de evidencia y los datos concretos, sino por prejuicios, prenociones. Es decir, la idea de que la corrupción existe, aunque no se haya probado.

Sigamos todo esto con atención y esperemos que se llegue al fondo de todo. Y no nos olvidemos del gabinete Simon, de Sicuani, del narcotráfico, la crisis internacional y sus efectos locales, temas más importantes que los detalles de la relación entre Luciana León y su padre. Saldos.

Anónimo dijo...

"Better half blind than have both eyes out.."


¿Y porqué esa obsesión suya de caerle a trompones al cartero..?

A fin de cuenta, poco importa si la correspondencia vino sin sello postal. Lo cierto y contundente es que usted ya sabe por donde le entra el agua al coco.

Además, no olvide que "Los mejores presentes no vienen envueltos en papel de regalo.."

Claro, por su puesto, formidable, extraordinario, macanudo, de pm..! usted está en lo cierto: Es una vulgar violación a las disposiciones de Ministerio de Transporte y Comunicación, eso de andar jugando al teléfono malogrado.

Usted, todo prístino, todo agudeza, 4x4, señala que la misiva llegó sin el reglamentoso sello postal... y allí fue cuando se jodió Zavalita..!

Tenía que haber venido por los conductos regulares….

Lo relevante, lo "sustancioso", es que la "granada", el "escándalo", la "ingenuidad", a pesar de los pesares, ha mostrado la profunda corrupción que se anida en la altas esferas de este gobierno; reincidente en estas cutras. Eso le importa a la ciudadanía.

Usted que es tan cosmopolita, quisquilloso con informes periodísticos de medios norteamericanos, no debiera perder de vista que fue a raíz de unas grabaciones ILEGALES hechas por la secretaria Linda Tripp a la estudiante voluntaria, Mónica Lewinsky, que entregó al fiscal Kenneth Starr, lo que finalmente terminó en una acusación penal contra el presidente de los EEUU por delito de perjurio.

El presidente de los EEUU, Bill Clinton, por un pelo casi termina en la cárcel por una grabación ILEGAL. En aquella oportunidad como el "Zippergate" venía de un país del Primer Mundo, seguramente sonreímos, levantamos los hombros y por dentro nos dijimos: "Estos gringos se pasan.."

Regresando al Perú, hasta Chincha para ser exacto. Usted nos pide que olvidemos un proverbio africano que aconseja: "No pruebes la profundidad de un río con ambos pies.."

Si los malditos 'petroaudios' fueran asunto “privado”, si se tratara de una canita al aire de algún alto funcionario con una damita de grandes cualidades, usted profesor Tanaka, téngalo en mente, hace rato cientos, tal vez miles de peruanos, no hubiésemos escatimado esfuerzos alguno para lanzarlo al premio Nóbel del Amor..!

Y por qué no, al Premio Nóbel de la Paz.

Pero por tratarse de asuntos PUBLICOS, las ilegales sustracciones de estos malvados "chuponeros", al beneficiar al país en su conjunto, se blanquean tanto, casi, como el rostro pálido que muestra estos días el doctor García.

Tenga en cuenta que el gran predicador del amor y la paz universal, Jesucristo, arrebatado con la pillería de los mercaderes, una mañana de agosto se le cruzaron los chicotes, se empigorotó, cogió un látigo y achoradazo, a mansalva y cabezazos, sacó a las ratas del templo sagrado del creador.

Nadie al día siguiente dijo: "Oiga ¿no es usted el que tanto predica el amor y la paz..?"

¿Por qué esa obsesión suya a querer hacer estrictamente "privado" algo que es del interés general, como es la suerte de nuestro erario nacional...?

Hace unas semanas atrás en esta misma tribuna pregunté si alguien había reparado, o si se había sentido insultado cuando Alan García, emulando al presidente comunista chino, Den Chao Ping, dijo que en nuestros objetivos económicos no importaba el color del gato, sino que cace ratones. Lo dijo y nadie se opuso entonces a que el fin no justifican los medios, y ya hemos visto la cantidad de ratones que nos han caido encima

Ahora se me viene a la mente esos fanáticos religiosos pegados a los reglamentos y preceptos de su Iglesia que por todos los medios se niegan a recibir ellos, o que se les brinde a sus hijos, la asistencia médica científica requerida, en obediencia a la "moral" que su dogma impide o que el folleto recomienda.

¿Escalofriante..?

"No me impongan la agenda..."

Dice usted:

"Es evidente para mí que hay un sector económico-político con intereses propios (que no son los del país) que marca la agenda, y me llama la atención el entusiasmo con el que la mayoría sigue a esa mafia.."

Si usted tiene una prueba contundente que demuestre la "segunda intención" pérfida de los recientes petroaudios, muéstrela. Si no la tiene, termina tomando su propio remedio:

¿Cuáles son sus pruebas..?

Cartago

Anónimo dijo...

Su respuesta a mis comentarios me suscitan nuevos comentarios:

1º) Usted dice que las interceptaciones son ilegales. ¡Obvio!. ¿Quién ha dicho lo contrario? El problema es otro: ¿qué hacemos con los audios que son productos de la interceptación? Desde un punto de vista legal existe, como sabemos, un debate sobre su pertinencia o no dentro de un proceso penal. Algunos juristas dicen que los jueces deben admitirlos, mientras otros opinan lo contrario. Este debate, importante para la actividad de los magistrados, no tiene el mismo grado de importancia para la labor del periodista. En este último caso basta con que el contenido sea públicamente relevante, para que su difusión se realice, no interesando su origen. En resumen: el origen ilícito de las grabaciones puede significar limitaciones para su uso por un juez, pero no por un periodista (salvo que el propio periodista haya realizado la interceptación telefónica para obtener la primicia, situación que no se presenta en este caso).

2º) Usted dice que los periodistas actúan sin tener en cuenta que la mafia envía la información de manera incompleta. ¿Qué quiere decir con esto? ¿Que los periodistas deben realizar su trabajo siempre y cuando la mafia, previamente, se haga presente y muestre todas las grabaciones? ¿Que sólo después de esta exhibición, pulcra y completa, los periodistas pueden difundir los audios y pronunciarse sobre los mismos?. ¡Caramba qué exigente! Le pide a la “realidad”, movible e imperfecta por naturaleza, que primero se acomode al concepto de corrección que usted tiene, para que recién los ciudadanos nos enteremos de las cosas y podamos opinar. (Posición rara en un sociólogo que, en lugar de tomar a la realidad tal cual se muestra, como punto de partida para la reflexión, pide, más bien, que la realidad se rectifique y se adapte a sus expectativas académicas. En aras de la coherencia, le sugiero, respetuosamente, abandonar la sociología y dedicarse a la filosofía o la literatura).

3º) Usted reitera (tres semanas después del terremoto del 5 de octubre) que la denuncia (el contenido de los audios) se ha desinflado, porque sólo prueba la comisión de delitos por parte de Alberto Químper y Rómulo León. Bastante sorprendente y poco objetiva esta afirmación. Sobre este punto creo que el problema se encuentra no en las grabaciones, sino en la expectativa desmedida y poco realista que usted tiene o tenía respecto del contenido de las mismas. Efectivamente: parece que usted esperaba que los audios constituyeran pruebas definitivas y detalladas sobre la licitación amañada de los lotes petroleros. Cosa absurda y excesiva, y que normalmente nunca sucede ni aquí ni en ninguna parte del mundo. Con esa “valla” tan alta los audios, naturalmente, tenían que decepcionarlo, debido a que no prueban (y difícilmente podrían hacerlo, dada su brevedad) cada detalle detrás de la decisión de Petroperú de asociarse con Discovery, ni tampoco cada aspecto de la licitación de los lotes (temas que deberán verificarse con detalle mediante otras fuentes de prueba). La fortaleza de una denuncia no reside (a diferencia de una sentencia judicial que condena a un sujeto) en pruebas concluyentes o determinantes. Basta que existan indicios o sospechas razonables. Y, este audio, para malestar de usted, aparte de algunas pruebas concluyentes (sobre la participación de Rómulo León, Alberto Químper y Ernesto Arias Schereiber, punto en el que coincido con usted), incluye muchos indicios, suficientes para entender como razonable que el periodismo haya difundido los audios, y, como justificable que una gran parte de los ciudadanos haya considerado este caso como un escándalo de enormes proporciones.

4º) Usted sugiere que el escándalo nos distrae de temas más importantes. Confieso que esta afirmación me sorprende sobremanera: (i) Primero: Es falso que el país se encuentre distraído en este escándalo ¿Acaso el tema de la crisis internacional está pasando desapercibido? No, por el contrario tiene un espacio importante en la prensa y en los noticieros, tanto de señal abierta como de cable, y es materia de debates continuos. Lo mismo podemos decir del desempeño del nuevo gabinete (y de los desatinos del premier). Igual respecto de las movilizaciones en las regiones, del bloqueo de las carreteras de los últimos días, del “Nuevo Moqueguazo”, e, incluso, de la prisión de la “Urraca”. (ii) Segundo: el negociado de los lotes petroleros no es un problema menos importante que los citados. Simplemente usted no calibra adecuadamente su importancia. Veamos: a) Hablamos de una licitación de 5 lotes petroleros de miles de hectáreas de superficie (y no de 5 lotes de terreno de cien metros cuadrados ubicados en alguna urbanización de Lima); b) Hablamos de un conocido sinvergüenza y ex ministro aprista (que se libró de la cárcel por prescripción) quien se pasea en los ministerios, entidades y empresas del estado como Pedro en su casa, y quien goza de llegada y amistad en los círculos del poder; c) Hablamos de funcionarios apristas o “apristones” que este gobierno designa en cargos directivos de importantes empresas estatales, sin considerar su calidad profesional y su solvencia moral; d) Hablamos de las consecuencias nefastas que ha traído para Petroperú el liberarla de los controles a las que se encontraba sometida hasta hace un par de años, exponiéndola a los negociados de siempre; e) Hablamos de la forma en que una licitación, con apariencia de legalidad, se encuentra “arreglada” de antemano; f) Hablamos de posibles sobornos a varios funcionarios públicos de alto nivel; g) Hablamos de un ex ministro, hasta hace poco en ejercicio, de quien, desde el inicio de este segundo gobierno aprista, se decía reiteradamente, que promovía ilegalmente intereses de empresas privadas; h) Hablamos de un escándalo que ha estallado en el seno de un gobierno a cargo de un partido político asociado a graves casos de corrupción en el pasado; i) Hablamos de un acto de corrupción de alto vuelo (normalmente muy difícil de detectar en un país como el nuestro). Después de esta lista (que bien podría continuar) ¿seguirá diciendo que este escándalo es menos importante que los problemas citados por usted? No confunda la magnitud y trascendencia de este caso con el de Lady Bardales.

5º) Usted dice: “Finalmente, sobre la "justicia poética". Bueno, eso explica que la gente no se mueva tanto sobre la base de evidencia y los datos concretos, sino por prejuicios, prenociones. Es decir, la idea de que la corrupción existe, aunque no se haya probado”. Evidentemente usted no ha entendido mi referencia a la “justicia poética”. No la incluí en mi comentario como un argumento legal que fundamenta la culpabilidad de los aludidos en los audios (sería absurdo hacerlo). La mención fue hecha para explicar el sentimiento de parte de la población que ve con satisfacción la revelación de las grabaciones y de los correos electrónicos, dejando en un segundo plano el origen ilícito de los mismos. En ese sentido dije que en el primer gobierno aprista se violaron derechos ciudadanos, entre otros el de la “privacidad de las comunicaciones”, realizándose interceptaciones telefónicas a personalidades públicas, especialmente de oposición, desde el SIN. Y, agregué, que resulta irónico (“poéticamente justo”) que hoy, los apristas sean víctimas precisamente de esa reprobable conducta. Le sugiero no distorsionar mis comentarios, y confrontar argumentos jurídicos con argumentos jurídicos. Y argumentos no jurídicos con argumentos no jurídicos. No mezcle o entrecruce los planos de discusión.

6º) Finalmente ¿usted firmó la carta de adhesión a Jorge Del Castillo?

Martín dijo...

Al último anónimo: le respondo brevemente, porque tengo muy poco que añadir a lo que ya he dicho. De otro lado, si lee mis posts anteriores encontrará respuestas a las preguntas que me hace.

Termino con un comentario, referido a su punto 4. Punto e, está por probarse; no me parece evidente. F, "posibles" no es lo mismo que "confirmados". G, "se decía"... no es lo mismo que "tenemos la certeza". La mayoría de los demás puntos son igual de especulativos. Por supuesto, puede que al final ud. tenga la razón. Yo no lo sé: solo digo que esperemos, y que seamos prundentes. Y que se siga investigando, con rigor, sin prejuzgar.

Le propongo que retomemos la evaluación de este tema dentro de seis meses, y veamos qué se confirmó y qué se descartó. Por ahora, todo es especular, suponer, sospechar; todavía no hay gran cosa en concreto. Saludos.

Anónimo dijo...

El caso genera muchas pasiones y cuesta ver las cosas con objetividad. Cuando las personas mas cercanas al Sr. Leon, incluyendo su propia hija, desean marcar enorme distancia significa que la cosa anda muy mal. La gente mas cercana siempre tiene mejor informacion y puede tomar acciones tempranas y en este caso, es evidente que sus familiares, amigos y compañeros corren porque saben que Leon porta un virus mortal.
Pero de otro lado, continuar con esquemas maquiavelicos puede generar beneficios a muy corto plazo solamente. No cabe duda que los videos de Montesinos, las interceptaciones telefonicas y el hackeo de correos dan pistas cruciales para identificar acciones ilegales y corruptas. Sin embargo, marcar la linea es tremendamente dificil. Para este caso en particular sirve, pero y para otros que puedan venir?, cuándo es aceptable la violación de la privacidad?. Y los chantajes que no se conocen?, y si el chuponeador cobra para guardar silencio?. El periodista informa y genera el escándalo, y probablemente no tiene porqué preocuparse del origen del dato. Pero el poder judicial tiene que cumplir estrictamente la ley, para eso existe un estado de derecho. Caso contrario deroguemos las leyes y fijemos jueces que a puro criterio decidan como el Rey Salomón. Lo ilegal es ilegal siempre, para bien o para mal. Asi es el estado de derecho. Magaly, que no es de mi agrado, está en cárcel por informar con una fuente falsa. Si los correos son falsos, pondrán en cárcel a A. Alvarez?. Por supuesto que no deben. Algo anda mal en nuestro colectivo, nos portamos como en la epoca de la Santa Inquisición o de la caza de brujas de Salem. No significa que esté de acuerdo con los actos de corrupción y menos que piense que los León sean santas palomitas, pero hagamos un esfuerzo por ser más institucionales (reglas y condiciones para su cumplimiento) y metamos a la cárcel a los corruptos, pero cumpliendo la ley. Y si la ley o el sistema no permiten hacer justicia, entonces cambiemos la ley y mejoremos el sistema. Eso nos hará estructuralmente superiores en el tiempo.
El Estado tiene todo el derecho de defenderse y de defender a la socidad, y la corrupción es un mal endémico que debe ser combatido ferozmente. Interceptar teléfonos, correos o conversaciones en aras de limpiar el pais de corruptos puede ser un método válido, pero si esa es una elección colectiva, entonces que sea legal, que se establezcan mecanismos de control. Eso tampoco significa que debe ser necesariamente público. Creativamente podriamos buscar equilibrios. Tal vez sólo debería ser válido violar la privacidad bajo previa autorización de determinadas personas a sola firma (presidente, vocal supremo, defensor del pueblo, contralor, congresista, fiscal supremo), que además dicha información no pueda ser empleada previamente sin comunicarla a la Corte Suprema, que deberá entregarse todo lo colectado, que sólo podrán hacerla determinadas instituciones o incluso empresas inscritas (seamos absolutamente liberales o incluso libertinos), pero que sea LEGAL y bajo un mínimo conocimiento de alguna autoridad.
En fin, el tema es tremendamente polemico pero lo que viene ocurriendo no va por buen camino. Es como matar terroristas de manera clandestina, ya sabemos como termina eso. Aprendamos de nuestros errores colectivos.

Victor.

Anónimo dijo...

Martín,
tus afirmaciones también son especulaciones, como ya te lo hicieron notar.
A propósito, ¿por qué tanto conservadurismo de tu parte (aunque sólo en algunas cosas?

Anónimo dijo...

Estimado Martin, soy Luis Dyer, en otras oportunidades hemos intercambiado opiniones, y aunque pocas veces compartimos la misma vision, siempre respeto tu punto de vista.

En esta oportunidad te confieso que me extrana tu posicion con respecto a las "petro-grabaciones", por que pareceria traslucir mas la defensa de amistades con Del Castillo, que es quien es el personaje de fondo en estas cosas, por que Romulo Leon no es una figura politica, menos es Cesar Gutierrez (quien pareceria ser buena persona cogida de sorpresa en medio de un baileton).

Por que mas alla de que las grabaciones no son legales, a proposito la gran mayoria de las que han marcado historia realmente tampoco lo han sido, aqui lo que cuenta es el tema de fondo que parecerias estar dejando de ver.

Tu piensas que hay mas escandalo que pruebas, y uno se pregunta cuantas desgracias se podrian haber evitado en el pais y en el mundo, si grabaciones sobre "conversaciones preparatorias" podrian haber sido obtenidas a tiempo?

Algo aun mas importante que hasta la fecha no veo en ti ni en ninguno de tus colegas es el analisis del tema de fondo, y aqui te propongo algunos:

1. Por que es que un primer ministro del Peru, se reune en varias oportunidades con un "empresario Dominicano" y no en buenas companias?

2. Por que un primer ministro tiene que estar en intercambios de cartas de manera directa con un "empresario Dominicano", para que estan los ministros de los ramos respectivos o sus asesores?

3. Averiguo nuestro ahora ex-primer ministro del Peru antes de reunirse con el "empresario Dominicano" quien era aquel personaje en su pais?

4. Que podria haber aportado al pais este empresario Dominicano y que experiencia tenia de trabajos de licitaciones con otros paises?

Estos son temas de fondo y sabes por que estimado Martin? por que todo pareceria indicar que en Santo Domingo, ese individuo no solo tiene un pasado oscuro, si no que tampoco pareceria ser dueno de ninguna corporacion importante en un pais, cuya economia a proposito es bastante mas chica que la nuestra.

Y aqui la pregunta entonces se reitera, por que mientras los empresarios medianos del pais, tenian que hacer milagros para poderse reunir al menos con un asesor de Del Castillo, Canaan, un oscuro personaje extranjeor, no solo tenia acceso directo, si no que era visitado en su propia habitacion de hotel por nuestro Primer Ministro?

Con el aprecio y respeto de siempre