lunes, 21 de enero de 2008

"La honestidad brutal del fujimorismo"

.
Leyendo el blog de José Alejandro Godoy, veo su post "La honestidad brutal del fujimorismo":

http://desdeeltercerpiso.blogspot.com/2008/01/la-honestidad-brutal-del-fujimorismo.html

En él Godoy cita la columna editorial de Uri Ben Schmuel, director del diario La Razón, "El juicio de la historia", de ayer domingo:

http://www.larazon.com.pe/online/indice.asp?tfi=LRColDirector01&ta=2008&tm=01&td=20

Bueno, lo primero es que no sé si leyeron este post mío:

http://martintanaka.blogspot.com/2007/12/carta-de-mefistfeles-alberto-fujimori.html

Si lo hicieron, creo que las coincidencias son evidentes. El tema del plagio es totalmente secundario; lo que es alucinante es que el director de La Razón tiene el cinismo de hacer suyo el argumento... del diablo. La realidad supera a la fantasía. Como dice Godoy, el desparpajo del director de La Razón tiene la virtud de la transparencia.

"Este es un juicio político, un proceso en el que no solo Fujimori sino toda la Fuerza Armada se sienta en el estrado para ser interrogados por los compañeros de ruta de quienes derrotaron. Y no hay ninguna posibilidad que el tribunal lo absuelva; el aparato mediático caviar y sus ONG derechohumanistas harían trizas a los jueces. Y aún con una condena “menor”, no podrá participar en las elecciones de 2011 y para las de 2016 tendrá cerca de 78 años. De tal manera que en vez de hacer sumas y restas sobre meses o años más o menos en prisión, Fujimori debería decir lo que todos saben pero callan hipócritamente: para lograr la paz se tenía que pagar una cuota de sangre".

Bueno, hay que tener bien claro que esto no es cierto: la estrategia que permitió la derrota del terrorismo es la contraria: la de la alianza de las fuerzas del orden con la población, y la del trabajo de inteligencia; no la del arrasamiento de las comunidades, la de la tortura indiscriminada, de las violaciones y delitos sexuales, de oponer el terror al terror. Esta última política es la que le permitió crecer al senderismo. La tesis de la defensa de Fujimori, que la política oficial era la del "soldado y el policía amigo", es desbaratada por el director de La Razón. La realidad, a mi juicio, es que Fujimori asumió sin chistar planes militares que venían de 1988-1989, que combinaban cierta política de acercamiento a las comunidades, el uso de la inteligencia, y los aniquilamientos selectivos a cargo de escuadrones de la muerte.

Ahora bien, hay que leer también la sección "carnecitas" de ayer, para entender la estrategia de cuando menos un sector del fujimorismo en el contexto actual:



"Incluso es imperativo poner punto final a una serie de estulticias, como el “megajuicio” a Alberto Fujimori, el presente griego que nos enviara Chile para enfrentarnos en otro indicador fratricida. Esa farsa de la que medra la izquierda caviar chilenófila debe tener un final inmediato. Esa corte formada precisamente por letrados principalmente caviares y abogados ávidos de portadas lo único que está haciendo, incluso con la pintoresca presentación de Jorge del Castillo, es seguir carcomiendo la moral de las Fuerzas Armadas, siempre so pretexto de la defensa de los “derechos humanos” de terroristas.

(...) En todo caso, que lo sentencien y/o absuelvan lo más rápido posible porque la nueva realidad no debe permitir que el Perú distraiga fuerzas y recursos en este circo de algunas ONG. En este panóptico gigante en que los lombrosianos quieren convertir al Perú. Aunque lo mejor sería ¡audacia señores! que en el caso Fujimori, después de una sentencia inmediata, para bien o para mal, haya un acuerdo político para que el shogún se vaya de por vida al país de sus ancestros y no active nunca más en la política peruana

(...) Y las mismas circunstancias con el genocida Abimael Guzmán. También sacarlo de la cárcel de la base naval con el acuerdo expreso de que pase el resto de su anciana vida en Suecia (donde viven algunos de sus familiares) o al país europeo que él escoja con la camarada “Miriam”. Y si rompe el pacto, al paredón. Y es que el Perú no puede vivir eternamente con estos dos problemas o rémoras. Incluso gestos de esta naturaleza serían lo mejor para una reconciliación futura de la sociedad peruana y no el sesgado trabajo de la Comisión de la Verdad, que ha manipulado el caviaraje y felones de las Fuerzas Armadas con Luis Arias Grazziani.

(...) La calidad de las decisiones de Estado se conocen mejor en las situaciones difíciles. Habrán chillas de uno y otro lado, pero los intereses del Perú como Nación se habrán puesto por encima de intereses ideológicos de izquierdas y derechas. Sucede, por lo demás, que el Perú no puede seguir siendo manipulado por la dictadura mediática del caviaraje, ni menos por su agenda caprichosa, como sucede, por ejemplo, en el tema sensible de la lucha antidrogas.

(...) Recuérdese, por ejemplo, que Aerocontinente fue una empresa peruana que cometió el “pecado” de hacer trastabillar a LAN Chile en su propio territorio. Su fundador, Fernando Zevallos Gonzales, en efecto, estuvo ligado al narcotráfico. Luego fue “colaborar eficaz” de la DEA en el Estado de La Florida, Estados Unidos. Es decir, empezó a “limpiar”, si quepa el término, su pasado. Cuando Aerocontinente rompe el mercado chileno, todo el mundo sabe que Zevallos ya estaba fuera del circuito de las drogas. Pero el lobby chileno le puso la puntería y ya sabemos lo que hizo en el Departamento de Estado. Lo pusieron en la lista Kingpin Act (ley de cabecillas) entre los más grandes narcos del mundo.

(...) Dentro y fuera de la DEA todos saben que tal decisión de la administración Bush padre fue obra del lobby chileno. ¿Pero quiénes apoyaron –sin querer queriendo- a los intereses de Chile y LAN en Perú? Su retaguardia fue el caviaraje en los medios criollos, sus “unidades de investigación”. Han pasado los años y ya sabemos para quiénes trabajaron y qué dirección tuvieron esos “reportajes”. Todo fue a favor de Chile, con el taparrabos o la envoltura de la “lucha antinarcóticos”.

http://www.larazon.com.pe/online/indice.asp?tfi=LRCarnecitas01&td=20&tm=01&ta=2008

Es decir: el antichilenismo se levanta para buscar una amnistía a Fujimori y a Abimael Guzmán, para justificar mano blanda con el narcotráfico, y atacar a los "caviares". Alucinante.

ACTUALIZACIÓN:

La cosa siguen en la editorial del día de hoy; ver:

http://www.larazon.com.pe/online/indice.asp?tfi=LRColDirector01&ta=2008&tm=01&td=21

Esto está cada vez más macondiano, y siniestro.

6 comentarios:

Susana dijo...

El tema del plagio no es irrelevante....

Jose Alejandro Godoy dijo...

Martin:

Gracias por el rebote. Por cierto, el editorial de La Razón de hoy repite los mismos argumentos, en forma más amplia.

Rodrigo Barrenechea dijo...

No pensé que existiera esta forma de pensamiento en "estado puro", por así decirlo, encarnado en una persona real. Es tan "destilado" en su cinismo que parece parodia... le ganó a Mefistófeles (aunque en definitiva hay plagio).

Federico Villarán dijo...

Es un plagio descarado, digno de Bryce y peor porque repite argumentos de un personaje que representa al mal

Jomra dijo...

Saludos

Increíble, simplemente increíble. Que se "apropie" de los argumentos de la genial carta de Mefistófeles, tan cínicos y radicalmente "honestos" (no por ello menos deplorables en el fondo) resulta increíble. Lo sé, me repito. Pero no salgo de mi asombro.

En fin, es curioso al menos ver el "origen" de algunos textos de ese editor que funge de abogado del diablo. Si no supiéramos "de qué va" La Razón, pensaríamos que se está burlando de los fujimoristas, pero todo lo contrario, aúpa lo que piensan realmente.

Y así nos va...

Hasta Luego ;)

Silvio Rendon dijo...

El plagio no es lo de menos. Está mal. Lo irónico es que se ha copiado argumentos esgrimidos con evidente sentido del humor. Lo que Martín escribe como sátira, Shmuel lo hace suyo en serio. Ridículo, aunque suele ocurrir, si no, no habría bromas de día de los inocentes... Es que la broma es creíble porque Fujimori no está quedando bien, aparentemente, negando los cargos, cuando hay una serie de testimonios y evidencias que vienen apareciendo en su contra. Sin embargo, a la larga, sea cual sea su estrategia de defensa, sigue siendo cierto que es el único expresidente que está respondiendo por sus órdenes. No fue el caso ni de Belaúnde ni de García.

Sobre la "alianza de las fuerzas del orden con la población" y "no la del arrasamiento de las comunidades, la de la tortura indiscriminada, de las violaciones y delitos sexuales, de oponer el terror al terror", este argumento se repite mucho, sin mucha evidencia que lo sustente. En una guerra de varios años y varios teatros de operaciones resulta una afirmación muy simplista, que tendría que desarrollarse más. Por ejemplo, la violencia y torturas indiscriminadas no se oponen a la "alianza de las fuerzas del orden con la población" (¿una alianza voluntaria, forzada? ¿cómo así?). Las torturas y la violencia sí pueden haber hecho mella en SL y el MRTA. Hicieron mella en los montoneros en la Argentina, en las guerrillas malayas, y en muchos escenarios. Toca pulirse en este argumento un poco más...