lunes, 1 de marzo de 2010

Intelectuales y política

Sigue el debate sobre intelectuales y política. Ver algunas de las últimas contribuciones:

Politólogos y políticos
Sáb, 27/02/2010
Alberto Adrianzén

http://www.larepublica.pe/disidencias/27/02/2010/politologos-y-politicos

De Ideele 197:

Los intelectuales, la militancia y el nacionalismo
Alberto Adrianzén

http://www.revistaideele.com/node/643?page=0%2C1

Cuando el país duele demasiado
Pedro Francke/Tierra y Libertad

http://www.revistaideele.com/node/643?page=0%2C2

De la razón en política al uso político de la razón
Juan Sheput/Perú Posible

http://www.revistaideele.com/node/643?page=0%2C3

La transición inconclusa de Alberto Adrianzén
Jorge Morel/Politólogo

http://www.revistaideele.com/node/661

Por sus libros los conoceréis
Eduardo Dargent

http://www.caretas.com.pe/Main.asp?T=3082&id=12&idE=867&idSTo=82&idA=45095

http://martintanaka1.blogspot.com/2010/02/por-sus-libros-los-conocereis-de.html

viernes 26 de febrero de 2010
¿ADIOS A LA EPISTEMOLOGÍA? MÁS SOBRE IDEOLOGÍAS Y OBJETIVIDAD
Gonzalo Gamio

http://gonzalogamio.blogspot.com/2010/02/adios-la-epistemologia.html

Si el régimen político no es de izquierda, no es democrático (o el blues de los intocables)
Alberto Vergara

http://www.larepublica.pe/archive/all/domingo/20100228/10/node/252517/todos/1558

Solamente unos comentarios breves, porque no tengo mucho que añadir a cosas que ya he dicho antes. Pero no me puedo resisitir a comentar partes de los textos de Adrianzén. En Ideele el autor dice,

"Y si creo poco en la “objetividad” —más allá de que también crea que hay que tratar de practicarla—, menos creo en la imparcialidad cuando hablamos de política. Cómo ser imparcial, por ejemplo, frente al genocidio del pueblo judío en la Segunda Guerra Mundial o, ahora, frente a la masacre cotidiana del pueblo palestino o la guerra imperialista en Irak. Cómo ser imparcial (o neutral) frente a los sucesos de Bagua o ante el reciente e impúdico intento del Ejecutivo por cambiar la Ley sobre Desplazamientos Internos (ley 28223) para favorecer la construcción de cinco centrales hidroeléctricas, en el marco del Memorando de Entendimiento entre Perú y Brasil, principalmente en nuestra selva. La razonabilidad en la conducta política de los individuos poco tiene que ver con la “imparcialidad” y mucho, más bien, con un cierto compromiso que no puede ser sinónimo de fanatismo, dogmatismo o simple “sobonería”. Además, hay que reconocerlo, tener (o mantener) un compromiso no es fácil; más simple, definitivamente, es no actuar, más aun si se hace en aras de la imparcialidad y la objetividad. Me pregunto cuántos individuos, parafraseando al poeta español, recitan sin saberlo estos versos todos los días: 'Soy más duro que el mármol a las quejas del otro y más helado que la nieve al lamento de los otros'. Sospecho que muchos".

Adrianzén recurre a un argumento demagógico, impresionista, caracterizado por algunos como "ley de Godwin". Ver:

http://en.wikipedia.org/wiki/Godwin

Quién podría invocar imparcialidad "frente al genocidio del pueblo judío en la Segunda Guerra Mundial". La gran mayoría estaremos en contra de los nazis y a favor del pueblo judío y actuaríamos en consecuencia (lo mismo respecto a sus demás ejemplos). En lo que sí habría que intentar ser objetivo, riguroso, imparcial, sería, por ejemplo, en una investigación que busca explicar el surgimiento del nazismo, y que tiene ante sí diversas hipótesis en competencia. Son dos dimensiones totalmente diferentes. Frente a los problemas del mundo definitivamente tenemos que actuar, no ser indiferentes, incluyendo por supuesto a los científicos sociales. Pero atención que la vida militante debe ser diferenciada de la vida del científico social, cada una se rige por reglas diferentes.

De otro lado, en su artículo en La República dice lo siguiente: "(...) debemos dejar de lado dos cosas si queremos procesar un debate serio: por un lado, esta suerte de oficio de notario que busca dar cuenta de una “realidad”, y por el otro, este “objetivismo” de que las cosas son como son porque la realidad es supuestamente única y se construye al margen de las voluntades de los individuos. Si así fuera, por ejemplo, no tendría sentido en la sociología el famoso teorema de Thomas (1928) que nos dice: “Si las personas definen las situaciones como reales, estas son reales en sus consecuencias” ".

Estoy de acuerdo con que la realidad no existe al margen de la voluntad de los individuos, más todavía en el campo de la política, donde la acción precisamente cambia la realidad. Sin embargo, la referencia a Thomas me parece equivocada: ella conduce a pensar que las percepciones de las personas son también hechos objetivos, registrables, medibles, relativamente independientes del observador, y por lo tanto campo de observación científica y análisis empírico. Para eso están los estudios sobre cultura y opinión política, marcos de referencia cognitivos (framings), y otros. Thomas tiene razón, lo importante es ver cómo los actores definen las situaciones, porque actuarán según esas definiciones. Pensar por ejemplo en las personas en comunidades que están convencidas de que la minería contamina; al margen de lo que digan estudios de impacto ambiental, la gente apoyará o rechazará la minería sobre la base de sus percepciones, para lo cual es crucial estudiar cómo se forman y cambian las mismas. Ver por ejemplo:

CLARIFYING THE RELATIONSHIP BETWEEN FRAMING AND IDEOLOGY IN THE STUDY OF SOCIAL MOVEMENTS: A COMMENT ON OLIVER AND JOHNSTON*
David A. Snow - Robert D. Benford
http://www.ssc.wisc.edu/~oliver/PROTESTS/ArticleCopies/SNOW_BED.PDF

De otro lado, Adrianzén dice:
"(...) creo que el problema no es tanto la objetividad de los científicos sociales sino más bien otro: la permanente invasión de los científicos sociales (y politólogos) –que carecen de responsabilidades políticas– en el campo de la política. Dicho en otros términos: asumir un comportamiento (y un discurso) político con la vestimenta del científico social o del académico 'neutral' ”.

Muy impresionante: ahora resulta que para escribir sobre temas políticos es obligatorio militar en algún partido, apoyar explícitamente a algún candidato. ¿Y si no nos entusiasma ninguno, como a la gran mayoría de peruanos?

Leyendo a Adrianzén y a Francke me ha provocado escribir un post sobre mi brevísima y fracasada experiencia militante. Espero tener tiempo pronto para hacerlo...

ACTUALIZACIÓN, 2 de marzo.

Ver también:

La democracia que molesta
Mar, 02/03/2010
Nicolás Lynch
http://www.larepublica.pe/delito-de-opinion/02/03/2010/la-democracia-que-molesta

Venezuela, Colombia, Cuba y Chile
Mar. 02 mar '10
Carlos Basombrío
http://peru21.pe/impresa/noticia/venezuela-colombia-cuba-chile/2010-03-02/269250

martes 2 de marzo de 2010
EL DEBATE SOBRE LA OBJETIVIDAD Y EL ARGUMENTO DEL MUÑECO DE PAJA (REFLEXIONES SOBRE UN ARTÍCULO DE ALBERTO VERGARA)
Gonzalo Gamio
http://gonzalogamio.blogspot.com/2010/03/el-debate-sobre-la-objetividad-y-el.html


ACTUALIZACIÓN, 5 de marzo

Economía y ética (1)
Mildemonios 05 marzo 2010
http://mildemonios.lamula.pe/?p=1638

16 comentarios:

Oe dijo...

interesante los debates, y muy buen resumen en el texto de Alberto Vergara.

pd. una cosa mas, una sugerencia al partido de humala, a el mismo y a sus correligionarios; en vez de gastar esfuerzos en criticas a los gobiernos de turno y de apuntar a una candidatura presidencial que pueda serles esquiva, por que no mejor empiezan por candidatear a las alcaldias, y si lo lograran ser elegidos, ahi en el terreno demostrar su capacidad de gestion. lo otro, seria seguir gastando tinta es escribir lo deseable, que en ese caso es lo fuerte de los analistas politicos.

Gracias por el espacio.
Jose.

Jason dijo...

Profesor Tanaka:

En cuanto a lo que dice Adrianzen:

"(...) creo que el problema no es tanto la objetividad de los científicos sociales sino más bien otro: la permanente invasión de los científicos sociales (y politólogos) –que carecen de responsabilidades políticas– en el campo de la política. Dicho en otros términos: asumir un comportamiento (y un discurso) político con la vestimenta del científico social o del académico 'neutral' ”.

Deriva de que él lo acusa de estar representando, en su discurso de crítica a los intelectuales que apoyan a Humala, una corriente conservadora del status quo, aparentando ser la humilde opinión de un científico social.

Creo, y si no recuerdo ya se lo dije, ninguno puede escapar de tener una ideología. Para finalizar este debate creo que seria sano ser sinceros y decir por lo menos que rasgos ideológicos tiene usted. Ya que el comentario de Adrianzen es bastante directo, ¿Como se justifican sus críticas a la posición tomada por dichos intelectuales? ¿Es solo una explicación de la realidad social o tiene inmersa una carga política, un discurso de rechazo a que estos apoyen al nacionalismo?

Si no esta contento con el sistema de partidos creo que nadie lo puede obligar a militar en uno, pero al menos creo que seria saludable que de sus razones "ideologicas" por las que no esta de acuerdo con la propuesta nacionalista o de cambio. Y así podemos aterrizar en un debate verdaderamente político e ideológico. Creo que usted ya dio un primer paso cuando aclara, en uno de sus comentarios, que no critica a los que suscribieron el manifiesto por apoyar a Humala, sino por que habiendo apoyado a Toledo y muchos habiendo participado de su gobierno, ahora lo critican.

Saludos,

Jason

Martín dijo...

Jason:

ya respondí a esos asuntos aquí:

http://martintanaka.blogspot.com/2010/02/objetividad-y-ciencias-sociales-3.html

http://martintanaka.blogspot.com/2010/01/la-transicion-inconclusa-y-humala.html

http://martintanaka.blogspot.com/2010/01/manifiesto-por-la-gran-transformacion_28.html

http://martintanaka.blogspot.com/2010/01/manifiesto-por-la-gran-transformacion.html

En resumen: todos tenemos sesgos, preferencias, ideologías, sin excepción; yo simpatizo vagamente con posiciones social-demócratas, pero no tengo militancia alguna (la social-democracia en el Perú no existe, como sabemos). Apoyar a Humala en sí mismo nada tiene de malo; menos militar en el Partido Nacionalista. El problema está en otorgar un cheque en blanco a un caudillo, por parte de personas cuya trayectoria no se condice que la posición que ahora tienen. Cambiar de opinión es normal, el problema es justificar esa opción cambiando el sentido de las cosas, como insinuar que Paniagua tenía posiciones cercanas a las de Humala, por ejemplo, como bien señala Vergara.

qantu dijo...

EL CENTRO DE INVESTIGACION QANTU DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL FEDERICO VILLARREAL, el hace extensivo su saludo y envia el link de nuestra publicacion y punto de vista sobre el problema de la "Objetividad", saludos.

http://ciqantu-unfv.blogspot.com/2010/03/proposito-del-debate-sobre-la.html

Anónimo dijo...

Cito frase de un articulo de Jorge Edwards, quien dice a proposito de la izquierda chilena: "....pero esta tendencia a creerse dueños del llamado progresismo a arroparse, contentos y felices en las banderas del pensamiento politicamente correcto, es un vicio ideologico, una tara del siglo xx que todavia entre nosotros no desaparece del todo.
Como podemos advertir la palabra "izquierda" se ha transformado en una palabra magica, una especie de escudo moral y mental....."
Perfectamente aplicable a nuestra izquierda

Anónimo dijo...

don martin podría, si su modestia lo permite, decirnos cuantas veces se equivoco ud en sus pronósticos y análisis, porque sin negar lo coherente e inteligente de muchas de sus apreciaciones también uno siente como muy absolutas y casi pontificas sus disquisiciones como que solo ud manejara o conociera la verdad "verdadera"

Martín dijo...

Anónimo: todos nos equivocamos, yo también, por eso hay que ser modestos, estar siempre abierto a la discusión y la crítica, y sobre todo aprender de los errores. No hay que tener miedo a equivocarse, pero siempre hay que sacar lecciones útiles de la experiencia.
¿Por qué es que uno se equivocó? ¿Qué es lo que uno no vió? ¿Qué elementos sobreestimó o subestimó? ¿Qué supuestos limitaron la comprensión de las cosas? ¿Era el error evitable de alguna manera?
Serían preguntas pertinentes.

Varias veces he señalado por ejemplo que me equivoqué cuando en 2000 pensé que Fujimori se estabilizaría en el poder. El origen de ese error fue no haber considerado suficientemente las contradicciones internas dentro del gobierno, que lo hicieron caer. Sobre el punto he escrito, ver:

“Perú. Elecciones – 2000 y los conflictos poselectorales”. En: Nueva Sociedad, n° 169, setiembre-octubre 2000. Caracas (p. 6-15).

y

“¿Crónica de una muerte anunciada? Determinismo, voluntarismo, actores y poderes estructurales en el Perú, 1980-2000” (p. 57 – 112). En: Jane Marcus y Martín Tanaka, Lecciones del final del fujimorismo. La legitimidad presidencial y la acción política. Lima, Instituto de Estudios Peruanos, 2001.

Anónimo dijo...

Hola Martìn

Al final mi texto en Caretas no saliò con ese tìtulo y creo que fue mejor. Un efecto colateral del debate es que algunos comentaristas hemos terminado criticando los argumentos de Alberto y Nicolàs en sus columnas como si se tratara de sus libros. Trabajos de 200 pàginas requieren màs atenciòn, aunque es cierto que en prensa no hay ese espacio. En el texto de Caretas quise simplemente poner un ejemplo.

Intento hacerles justicia y colaborar en contextualizar el debate sobre objetividad en un texto que escribì hace unas semanss (pre debate) y que publico en el siguiente número de Argumentos del IEP, creo que sale en 15 dìas. Espero que con ese comentario quede más claro por qué considero inadecuados sus argumentos, argumentos que Lynch ha reiterado ayer en su columna para plantear esto como un tema de izquierda progesisista versus "escribas de la derecha". O, a la Berlin, de "dos conceptos de democracia"

Mi problema no es que los autores sean humalistas: sus libros no son sobre Humala. Tampoco he dicho que Fujimori no fue un dictador, no sé que parte del concepto de "autoritarismo competitivo" està escrita la palabra "democracia". Tampoco pretendo "santificar" a Alan Garcìa. Crìticas de este tipo me parecen poco serias pues descalifican moralmente a quien critica un trabajo acadèmico.

Aspiro a no caer en el mismo error. Los critico simplemente porque sus trabajos me parecen muy problemáticos y uno de los principales problemas es su sesgo ideológico. No hay dos conceptos de democracia, sino una inadecuada comprensiòn de lo que es un concepto procedimental. Me dirán luego si mis razones son las de un "escriba de la derecha" o si en realidad los libros son, para un lector que conoce los debates acadèmicos sobre democracia, bien fundamentados o confusos y contradictorios. Creo que ese comentario sì podrìa llamarse "Por sus libros los conocereis".

Saludos,

Eduardo

Anónimo dijo...

Dicho sea de paso, puestos a escoger en el 200o creo que la apuesta era por la continuidad del Fujimorismo era muy plausible. La caìda mostrò quiebres profundos en el apoyo externo y en su coaliciòn interna. El video fue el detonante de varias de esas tensiones. Pero, ¿se imaginan un Fujimorismo con Bush y post 11 de septiembre? Como para un nùmero especial de contrafàcticos en la historia polìtica peruana...

Eduardo

Anónimo dijo...

Hola Senor Tanaka. Si la objetividad es una quimera, como es que dice que hace Ciencia Politica? La Ciencia Politica es subjetiva entonces? Por que se llama Ciencia Politica? No es como las naturales y exactas pero tampoco es como las novelas. Pero usted es politologo (uno bueno) y sigue diciendo que la objetividad es quimera, con lo que la Ciencia Politica se hace novelas. Lo que escribe usted es subjetivo, debo entonces suponer? Eso si usted dice que lo objetivo es quimera. Partiendo de eso, no veria como es que critica a Adrianzen y Lynch si ellos estan siendo subjetivos y porque la objetividad es una quimera no pueden ser otra cosa que subjetivos. Usted seria subjetivo tambien y entonces no tendria por que criticarlos. O los criticaria sin validez ("porque todo es subjetivo!!!")y por algo criticable tambien. Pero los critica. Si no los critica porque es usted mas objetivo que ellos o menos subjetivo que ellos (que es lo que creo que es el caso, aunque usted mismo esta impidiendo que se vea esa realidad) uno tiene que irse por el camino de que Martin Tanaka los critica por razones de la politica, por estar inmerso en la lucha politica, por ser parte interesada en ella. Eso es lo que Adrianzen y Lynch estan haciendo, politica, se metieron en la politica. Por eso tienen que "bajar" a la objetividad y la ciencia, porque ahora les conviene (es que cuando no estan en la politica les conviene la objetividad y hacen publicaciones criticando a los que no les gustan y no hablan de que estan siendo subjetivos, pretenden que sus criticas se atiendan porque son objetivas). Eso es todo. Todo esto sobre la objetividad y la subjetividad no va a ningun lado porque unos ahora son politicos y no van a debatir el tema mas que como politicos, asi que su posicion es inamovible ("la objetividad es una mentira") y otra parte se pone "politically correct" y, como usted, empieza a decir que la objetividad es una quimera, con lo que se deslegitima, tal vez sin darse cuenta, todo el trabajo que ha hecho Tanaka. Tan facil que seria decir lo que es. La objetividad no es una quimera pero en las ciencias sociales no existe al 100% simplemente porque no son matematicas. La quimera es el 100% de objetividad, no la objetividad. Uno de los que en este supuesto debate de altura estan negando la objetividad para justificarse como politico al servicio de un lider, hasta lo ha dicho, supongo que en la marea. Dijo que no es que la objetividad no existiera, que existia en grados y que habia que tratar de practicarla al maximo posible. Pues ahi esta. Eso es. Sin embargo usted, Tanaka, sigue yendo en contra de los del otro lado mientras tambien va en contra de la objetividad. Es paradojico y absurdo. Un error total de su parte. Peor cuando usted es un buen politologo y practica su ciencia con un buen grado de objetividad.
Me despido diciendo que todo este ir y venir de articulos me deja claro que con excepciones el nivel de quienes estan o han estado en la academia peruana deja mucho que desear. La verdad es que no se ve gran altura. Se ve en cambio una gama de fallas basicas hasta en definir objetividad. Ademas del veneno de la politica.
Es lindo decir que hay que actuar siempre en la politica y que el intelectual tiene que ser el que cambie el mundo y etc. Pero ya dejemos la flor. Es que no hemos aprendido nada sobre la politica y cuando los intelectuales pretenden cambiarla? No ven que ni la politica mejora porque haya intelectuales y que los intelectuales son arruinados por la politica? Nos quedamos igual por un lado y peor por el otro.
Cordiales Saludos.

Anónimo dijo...

Probablemente, yo sea una iletrada a su lado, pero cuando Ud. menciona: Quién podría invocar parcialidad en los sucesos del genocidio judío ... y después hace una distinción entre el científico social y el militante político, pienso:

1) Que más alla de citar hechos, reprochables a primera vista, la actitud que uno tiene en la cotidianidad de los días: es la que define nuestra política con la vida, con la sociedad y su gente. Y reprochar no significa sólo escribir un articulo que diga “que mal”, sino signica HACER, ACTUAR..

La militancia agrupa, a un conjunto de personas con similares percepciones dentro del qué pasó, qué hay y qué hacer.

Así que el que Ud, no sea militante de espacio partidario no hace que no sea político y su política se expresa no, solamente, en cada articulo que ud. decide hacer, sino en cada acción que ejerce.

Yo me pregunto: en una sociedad diferenciada cuál es el sector social con el que Ud. es más a fin, quizás nunca pueda ir a SJL, VMT, Pachacutec, o Huancabamba más que para hacer un trabajo de campo, para una investigación con el fin de públicar un libro.
Uno no "decide" hacer política, sino la situación concreta hace que se identifique con una práctica y una causa común.

¿QUÉ ES OBJETIVIDAD EN EL CIENTÍFICO SOCIAL?

Más allá de un buen hábito: ¿Relatar y analizar los hechos investigados de forma tal, que se termine tomando un café, un vino? y de vuelta a la casa a leer más.

EL SABER Y EL HACER
Es algo que pocos intelectuales han hecho y son los admirables, son los que nunca han perdido la humildad, la capacidad crítica y vínculo activo con el movimiento social.

Con todo respeto, más que a Ud. a todos lo intelectuales que derrepente se suben en una nube, del observatorio, a un ego de sabiduría, siempre es bueno hacerlos pisar tierra firme.


“La filosofía se ha encargado de contemplar el mundo de lo que se trata es de transformarlo”. Autor conocido para Ud.


(NO TENGO CUENTA GOOGLE)

Maritza Vargas

Anónimo dijo...

Pues si, casi de iletrada lo de Maritza Vargas. Todo lo suyo es abstracto, retorico, discursito bonito. Eso que dice Maritza es exactamente lo que los intelectuales de cafe dicen. Exactamente porque esas cosas como las de Maritza se dicen facilmente y tienen encanto pero no se cumplen en la realidad es que se necesita eso que Maritza desprecia, la ciencia, la objetividad. Para que eso se sepa y tener buenos criticos.
Ademas vaya que necesita otra definicion de politica.
Todos nuetros paises necesitan tambien dejar el antiintelectualismo asi como poner a los intelectuales en el lugar que les corresponde, el de criticos, no el de politicos.
Es lindo decir que hay que actuar siempre en la politica y que el intelectual tiene que ser el que cambie el mundo y etc. Pero ya dejemos la flor. Es que no hemos aprendido nada sobre la politica y cuando los intelectuales pretenden cambiarla? No ven que ni la politica mejora porque haya intelectuales y que los intelectuales son arruinados por la politica? Nos quedamos igual por un lado y peor por el otro.

Antonio dijo...

Anónimo, acá la única joda, molestia, fregadera, es que Tanaka se ponga con una actitud de Arnold Schwazenegger criticando a Adrianzén por su ideologizacion que hace que sus textos presenten partes poco rigurosas (como es lógico), y que Tanakeitor (el exterminador xD) no se mire las narices cuando en mucho de sus escritos hay breves partes que reflejan claramente su visión socialdemócrata de las cosas.

Critica lo que él adolece pero lo fresco está en que él no lo reconozca (lo ha reconocido recieeeeeén en sus últimos posts). Y mas fresco es aún que critique partes que no son parte del análisis del libro de Adrianzén sino partes de lo más personales e intrascendentes para la academia (si piensa que hugo chavez es autoritario o no???? acaso es parte del análisis? acaso Adrianzén está pensando como politólogo buscando la mejor categoría que defina a uno u otro gobierno? solo que Tanaka piensa que todo un libro es full análisis, nada de opinión.

Alejandro Delmar dijo...

Sobre objetividad y otros demonios : Relojes vs Nubes


Clouds, Clocks, and the Study of Politics -By Gabriel A. Almond and Stephen J. Genco- World Politics, Vol. 29, No. 4 (Jul., 1977), pp. 489-522

Karl R. Popper , "Of Clouds and Clocks : An Approach to the Problem of Rationality and the Freedom of Man". Objective Knowledge : An Evolutionary Approach (Oxford: Claredon Press 1972)

Julio César dijo...

Profesor Tanaka. Deseo felicitarlo por su esfuerzo sistemático de contribuir de manera cordial e inteligente al debate de ideas en el Perú. Lo del señor Adrianzén era esperable pero lo de Nicolás Lynch es malcriado y decepcionante. Por otro lado es una grata sorpresa leer gracias a usted a Juan Sheput del cual me sorprendo cada vez que lo escucho en radio pero al leerlo no esperaba que escribiera en una revista tan especial como Ideele, un artículo tan bueno que demuestra que los políticos pueden hacer del aporte intelectual un elemento que nos ayude a salir del subdesarrollo.Lástima nomás que esté en una organización (no es partido) como Perú Posible donde no creo que lo entiendan.
Saludos Martín y siga así.

Julio César (UNMSM)

Anónimo dijo...

He tratado de seguir este apasionante debate. Lo que me sorprende es la pirotecnia verbal de Lynch y Adiranzén para justificar su apuesta por Humala. Obvio que nuevamente quieren volver al poder, es tan rico que los Zorros nuevamente quieren estar arriba...