martes, 16 de septiembre de 2008

Bolivia, la democracia, la mayoría y las minorías

Artículo publicado en Perú21, martes 16 de setiembre de 2008

http://67.192.230.107/102/impresa/pdf/2008/09/16/216656.pdf

¿Qué está en juego en Bolivia? Básicamente, estamos ante la confrontación de dos proyectos de país, vueltos incompatibles por actores ideologizados, por lógicas de confrontación, desatadas por el intento de propinar “golpes estratégicos” al adversario. Se ha llegado a un impasse porque, en realidad, ninguno de los dos parece capaz de noquear al otro, pero sí de bloquearlo y hacerlo inviable. Sin embargo, ambos parecen creer que extremando sus posiciones convencerán al rival de que no le queda más que bajar la cabeza, cosa que no ocurrirá, u ocurrirá con costos elevadísimos. Esto se complica más porque uno de los bandos es mayoritario y está en el poder, y el otro es minoritario, pero cuenta con poder económico.

Los seguidores de Morales resaltan que, en el último referendo revocatorio, un 67% de los bolivianos votó por la continuidad de su propuesta política; sin embargo, los prefectos opositores también fueron respaldados en sus departamentos: el de Santa Cruz obtuvo el 66.6%, el de Tarija 64.5%, el de Beni 61.2%, el de Pando 56.3%. En Santa Cruz y en el Beni triunfó la opción de revocar el mandato del presidente Morales (59-41% y 56-44%, respectivamente). A mí me parece que acá están en discusión los derechos de la mayoría y de las minorías; creo que el presidente Morales tiene el derecho de avanzar en su proyecto, pero sin avasallar a sus opositores; y la minoría puede ser oposición, pero tiene la obligación de jugar dentro de los límites del sistema.

Pero veamos qué pasó en agosto pasado: de un lado, tenemos a un presidente que dice tranquilamente “cuando algún jurista me dice, Evo, te estás equivocando jurídicamente, eso que estás haciendo es ilegal, bueno, yo le meto por más que sea ilegal. Después digo a los abogados: Si es ilegal, legalicen ustedes, ¿para qué han estudiado? (...) por encima de lo jurídico está lo político”. De otro lado, tenemos al prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas que, refiriéndose al presidente, dijo “mal nacido, pero no vamos a seguir gastando pólvora en gallinazos, vamos a decirle a este excelentísimo asesino, presidente de los bolivianos, que usted es el responsable, ese el verdadero criminal que nos confronta”.

Pensando en nuestro país, acá también tenemos el debate sobre mayoría y minoría, por ejemplo, a propósito de grandes proyectos mineros en terrenos de comunidades campesinas, o cuando evaluamos los derechos de las comunidades amazónicas frente al “interés nacional” de promover proyectos de inversión. Ocurre que, aquí, la izquierda defiende los derechos de la minoría, pero en Bolivia defiende las prerrogativas de la mayoría; mientras que la derecha acá invoca el interés general de todos los peruanos, pero en Bolivia defiende los derechos de la minoría del oriente boliviano.

VER MAS:

Title: Bolivia's Long and Winding Road
Author: George Gray Molina
Date: July 1, 2008

The Inter-American Dialogue is delighted to publish this paper by one of Bolivia's leading social scientists, George Gray Molina, who has extensive policy experience and is currently an academic fellow at the Department of Politics and International Relations at the University of Oxford. He disentangles the exceedingly complex situation in Bolivia by identifying the interests and roles of the key actors involved. Gray sheds light on the sources of the political stalemate in advance of the August 10 recall referendum and outlines three scenarios for Bolivian politics in the period to follow.

http://www.thedialogue.org/page.cfm?pageID=32&pubID=1419

VER TAMBIÉN:

Las razones del fracaso y los conflictos sobre la Constitución del MAS. Historia de la Asamblea Constituyente en Bolivia
Autor: Franco Gamboa Rocabado
Año: 2008
Página: 185 pp.
Editorial : Signo Ensayo; La Paz
Descriptores: Historia de la Asamblea Constituyente en Bolivia / Nueva Constitución Política / Gobierno del MAS / Bolivia

http://www.gobernabilidadandina.org/detalle_pub.php?pub_id=0194

2 comentarios:

Nayus dijo...

Cuidado su posicion es demasiado centrada, no vayan a aparecer por alli diciendo que como puede ser que no tome un bando a rajatabla jejeje

Dario Enriquez dijo...

El caso de Bolivia es una muestra que no es posible democratizar ni institucionalizar un pais si no se respeta a las minorias relativas.

Primero, porque la minoria de hoy puede ser las mayoria de manhana (salvo que me atornille en el poder y vicie las elecciones)

Esa frase infeliz que "la democracia es la dictadura de la mayoria" solo es posible sostener en la vision fascista de Chavez y Correa, ambos la han utilizado mas
de una vez.

Ademas, tambien cuenta el distribucion y concentracion geografica del apoyo o la oposicion. Me explico.

En Bolivia Evo cuenta con el apoyo del 65% de la poblacion; sin embargo, por cuestion de peso demografico, al mismo tiempo tiene abrumadora oposicion de la
poblacion en cuatro departamentos de Bolivia: Tarija, Pando, Beni y Santa Cruz. Pero como la densidad poblacional es mucho mayor en otros departamentos,
la magia de los numeros hace que el promedio nacional de Evo sea 65%, pero en esas cuatro provincias no supere el 40%

Hay ciertos estudios teoricos que tratan el tema del voto. En breve, muchos concluyen entre otras cosas que la preferencia es debil pero el rechazo es fuerte;
asi, cuando se cuenta los votos y se hace elecciones -estos mismos teoricos- mencionan que tanto o mas importante que la preferencia es el rechazo.

Pruebas al canto, el caso de Alan Garcia. Tanto en un sentido como en otro. El gano en el conteo general pero solo obtuvo mayoria en Lima y la costa nor-oeste
del Peru; por el peso demografico de estas zonas, que Ollanta haya "ganado" en la mayoria de regiones solo fue un dato anecdotico para el conteo final, lo que
importa finalmente es el acumulado nacional. Dialogar y entenderse con esas minorias relativas, que incluso son mayoria en sus regiones, debe ser prioridad
en la agenda de institucionalizacion y gobernabilidad del Peru.

Por otro lado, su eleccion fue producto del rechazo al candidato opositor. Sin embargo en poco tiempo, ha perdido el apoyo debil y precario, se encuentra camino
a su cifra del 20% de apoyo directo que recibio en la primera vuelta. Es decir, retorno a su "capital politico propio". Con el paso del tiempo, la gente va olvidando
su rechazo a Ollanta y las dificultades que siempre se presentan socaban el respaldo precario recibido por Garcia.

Aplicar la carta interamericana de la OEA es complicado. Morales esta siendo atacado por tres de los cuatro prefectos rebeldes, ellos tambien tienen respaldo
popular y tambien fueron ratificados en el ultimo referendum. Como aplicar la carta? Como negar "algo" de razon cuando estos prefectos reclaman una ponderacion
de su influencia en las decisiones, basandose en la produccion (lo que esos cuatro departamentos producen explica mas del 60% del PBI boliviano si mal no recuerdo),
mas aun si en otros paises la contribucion al PBI nacional es efectivamente un factor que se toma en cuenta para la distribucion de las rentas publicas ? Mas que en
otros casos, aqui hay una clara division, desde hace mucho tiempo existen dos paises y no uno. En Bolivia hay correlacion inversa entre la produccion y las cifras
demograficas. Caso unico en el mundo.

Y aunque las minorias tambien deben tener una actitud mas democratica, es la mayoria quien esta obligada a liderar el proceso de institucionalizacion

Salvo mejor opinion

Dario