domingo, 10 de julio de 2011

Villarán y Humala

Artículo publicado en La República, domingo 10 de julio de 2011

Acaba de salir la última encuesta del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Católica (IOP-PUCP), con datos recogidos en los últimos días de junio, y distintos a los presentados por IPSOS-APOYO, recogidos a mediados de ese mes. Por ejemplo, la aprobación a la gestión de Susana Villarán llega apenas al 21.3%, frente al 30% que registraba IPSOS-APOYO, y mantiene el perfil de su votación en octubre del año pasado: la aprobación llega apenas al 15% de los entrevistados en los sectores “A” y “B”, y sube hasta el 28% en los sectores “D” y “E”.

Las percepciones negativas más fuertes en la desaprobación a Villarán se concentran en las áreas de seguridad ciudadana, de transporte público y en el caso “Comunicore”. En contra de cierto sentido común, la evaluación es mejor en cuanto a la planificación y ejecución de obras, por lo que parecería que el problema de Villarán no es solamente que le falte “cemento” a su gestión, y que no se la vea “trabajando con casco” como ha resaltado un sector de la prensa. Esto sugiere que la solución a los problemas de imagen no estaría solamente en hacer más obras y en publicitarlas mejor a través de una mejor estrategia de comunicaciones. El problema podría frasearse como el desajuste entre lo que la autoridad se propone hacer y las capacidades efectivas para conseguirlo. Es que la solución a los problemas de seguridad ciudadana o del transporte excede por completo lo que puede hacerse desde el municipio. Al mismo tiempo, el caso Comunicore expresa el problema de chocar con poderosos intereses económicos y políticos sin contar con una estrategia para lidiar con la previsible oposición y reacciones contrarias que generaría.

Acá resulta pertinente recordar a Sun Tzu, cuando decía que “(las) victorias no son casualidades, sino que son debidas a haberse situado previamente en posición de poder ganar con seguridad, imponiéndose sobre los que ya han perdido de antemano (...) En consecuencia, un ejército victorioso gana primero y entabla la batalla después; un ejército derrotado lucha primero e intenta obtener la victoria después”. De ahora en adelante, corresponde a la alcaldesa manejar mejor las expectativas que levanta, y aclarar mejor lo que podrá y no podrá lograr en los tres años y medio de gestión que tiene por delante.

Haría bien Humala en aprender de las dificultades que enfrenta Villarán. El presidente electo cuenta por ahora con un importante respaldo ciudadano, sin embargo, las expectativas son altas, los retos complicados y los equipos de transferencia no han cumplido con el propósito para el cual fueron creados, permitir que el nuevo gobierno empiece a funcionar desde el 28 de julio, sin pagar costos excesivos de aprendizaje. Urge a mi juicio nombrar al Presidente del Consejo de Ministros y a los ministros clave, para que las cosas empiecen a andar, y minimizar el desorden que empieza a percibirse.

VER TAMBIÉN:

ENCUESTAS DE OPINIÓN
09 de julio del 2011
APROBACIÓN PRESIDENCIAL, MUNICIPAL, SOBRE OLLANTA HUMALA Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN
http://iop.pucp.edu.pe/index.php?option=com_content&view=detallesondeos&id=129

Junio 2011
La actitud moderada y conciliadora con la que Ollanta Humala ha recibido su elección ha sido muy bien recibida por la opinión pública. El 70% aprueba su desempeño como presidente electo y la mayoría piensa que el Perú estará mejor al culminar su mandato. Cabe destacar que esas actitudes se sustentan en la expectativa de que seguirá un rumbo más cercano al del expresidente Lula, de Brasil, que al del presidente Chávez, de Venezuela.
http://www.ipsos-apoyo.com.pe/content/sensaci%C3%B3n-de-optimismo

Columnistas 10-07-2011 Eduardo Dargent
Susana
http://diario16.pe/columnista/18/eduardo-dargent/932/susana

2 comentarios:

Master dijo...

En mi opinión, lo único que muestra estas ultimas encuestas es simplemente la desesperación de gran parte de la población por salir de una situación que les viene incomodando hace mucho. Creo que hay que ser un poco mas pacientes con la gestión de Villaran, si bien no hubiera votado por ella para alcaldesa (no voté por no tener mayoría de edad en ese entonces), creo que es injusto tildarla de que "no hace nada" en tan poco tiempo de gestión. LOS PROBLEMAS NO SE RESUELVEN EN UN DÍA.

Luis Enrique Alvizuri dijo...

Señor Tanaka:

1. Pero no se puede omitir un factor crucial que es la prensa; ella forma opinión, aunque no tenga el poder para elegir al presidente.

2. Es sumamente notoria la campaña en contra que toda esta prensa resentida está desatando solo como un anticipo de lo que le espera a Humala. Negar ello y atribuirle a la prensa ser solo "portavoz de la población" es sesgar la verdad.

3. Por otro lado esta misma prensa tiene también la espina clavada de haber consolidado la imagen de ser solo "empleada" de los dueños. Por lo tanto su "lavado de cara" va a consistir en reafirmar su rol fiscalizadro (como en el caso Alexis) para recuperar un poco el triste papel de no haberlo hecho durante todo el gobierno de Alan (para "proteger al sistema").

4. De todos modos siempre será preferible una prensa rabiosamente opositora a una cómplice pues, como éstas elecciones han demostrado, al final no sirven de nada ya que los hechos, aunque no salgan por televisión, sí son percibidos por la población.

Muchas gracias.